A pesar de la huelga, no hubo colapso este viernes en el Aeropuerto de El Prat

A pesar de la huelga, no hubo colapso este viernes en el Aeropuerto de El Prat DLF

Reportajes El conflicto en el aeropuerto de Barcelona

Calma en El Prat antes de la posible tempestad de la huelga indefinida del lunes

La espera de los pasajeros en el control de equipajes es de poco menos de un cuarto de hora. No hay retrasos ni colapsos. El domingo se reunirá el Comité de Eulen para decidir si aceptan la propuesta de la Generalitat.

David López Frías

- ¿Pero esto no estaba colapsado, decían en las noticias?

- No señor. Esto está como siempre.

Es uno de los diálogos que se han escuchado este viernes por la tarde entre pasajeros que iban a tomar un avión en el Aeropuerto de El Prat (Barcelona) y personal de Eulen, la empresa encargada del control de equipaje y cuyos trabajadores se han declarado en huelga. 

Lo cierto es que este viernes, a pesar de la polvareda levantada por el fracaso de las negociaciones entre el Comité de Huelga de Eulen y Generalitat, y por las declaraciones del ministro de Fomento, la calma chicha ha reinado en el principal aeropuerto catalán. El tiempo medio de espera es de unos 13 minutos, ligeramente superior a los 10 minutos habituales.

"Eso es porque lo servicios mínimos son del 90% y los usuarios ni lo notan. Pero eso no lo dicen los medios", ha protestad una de las trabajadoras de Eulen en plena "huelga parcial". ¿Qué significa lo de huelga parcial? Que los parones se llevan a cabo en franjas horarias determinadas: de 11:30 a 12:30 o de 15:30 a 16:30. Justo de esa última franja es la siguiente fotografía; no había colas y el aeropuerto lucía como cualquier otro día de verano.

La T1 del Aeropuerto de El Prat presentaba este viernes un aspecto de normalidad

La T1 del Aeropuerto de El Prat presentaba este viernes un aspecto de normalidad DLF

Un cuarto de hora de espera

"Nosotros nos hemos venido 4 horas antes por si acaso, pero ha sido una tontería porque los mostradores de facturación no han abierto hasta que han faltado 3 horas para el vuelo. Y luego aqui en el control de equipajes pues... un cuarto de hora hemos estado", cuenta Joan, un barcelonés que viaja a Menorca con su familia. 

Fuentes del Aeropuerto de El Prat declaran que "hemos constatado, desde las 11 de la mañana, que la situación era de absoluta normalidad". Entonces, ¿por qué el Aeropuerto de Barcelona se ha convertido este viernes en una de las noticias que abría los informativos? Tal vez porque las conversaciones de la Generalitat y el Ministerio de Fomento con el Comité de Huelga de Eulen se hallan en un punto muerto. La última negociación no fue fructífera, por lo que estos últimos mantienen su amenaza de huelga indefinida a partir del lunes. Ese será el día clave.

Los dos posibles escenarios

Desde el aeropuerto confian en que la situación se desbloquee durante el fin de semana. La Generalitat ha exigido al comité de empresa de Eulen que vote la propuesta que se les hizo el viernes. Dicho comité, por su parte, ha anunciado que dicha votación tendrá lugar el domingo. Si los trabajadores aceptan la propuesta del Govern, la huelga habrá terminado.

¿Y si no la aceptan? Entonces la huelga se endurecerá y tendrá carácter indefinido. Ni siquiera se sabe si habrá servicios mínimos, con el colapso que eso provocaría en uno de los aeropuertos con más tráfico de Europa. Eso respecto a los trabajadores de Eulen. Respecto a la situación general, El Prat podría parecerse ese día a una base militar, porque la Guardia Civil pasaría a reforzar su presencia en el aeropuerto. A ellos se les podrían unir los Mossos d'Esquadra, ya que el Govern ha ofrecido incrementar este despliegue con agentes de la policía autonómica.

El aspecto de la T2 del aeropuerto de Barcelona este viernes por la tarde. Tampoco registró colas ni incidentes

El aspecto de la T2 del aeropuerto de Barcelona este viernes por la tarde. Tampoco registró colas ni incidentes DLF

Ese era otro de los atractivos informativos de El Prat este viernes: ver si la Guardia Civil tomaba el aeropuerto. Pero no hicieron acto de presencia, a pesar de que durante todo el día había circulado esa posibilidad de que la benemérita se hiciese cargo de la situación. Algunos trabajadores de Eulen se quejan de que "nosotros seguimos trabajando igual, pero ahora encima con la presión del a Guardia Civil, que nos vigila más". Otros creen que todo este conflicto se está instrumentalizando políticamente: "Nosotros estamos pidiendo un sueldo digno, pero ahora ya vamos por la Guardia Civil tomando el aeropuerto", se sorprendía otro trabajador.

Mientras tanto, los frentes siguen abiertos. El domingo será el día clave para conocer la resolución definitiva (o no) de este conflicto que, al menos ayer, afectó a los usuarios en menor medida de lo que parecía.