Globetrotter

10 cosas que tenemos que agradecer a Pacha

  1. Opinión
  2. Abel Matutes Prats

Querido Ricardo: No nos conocemos. Pero escribo este artículo para darte las gracias. No con ánimo de peloteo sino con un espíritu honorable. No tengo ninguna de tus camisetas. No soy hippie, aunque Ibiza me conquistó hace años. Mi ratio medio de consumo en tus locales arruinaría tu empresa. Prefiero, como tú, a Los Bravos que a David Guetta, pero estoy convencido de que no hemos sido justos contigo y creo que 50 años de Pacha (sin acento, leche, sin acento) merecen un artículo de reconocimiento. Se cumplió la premonición de tu primera mujer cuando te anunció que “vivirías como un Pachá”, pero creo que tú, cada día, con tu camiseta blanca, demuestras que eso, con todo lo que has conseguido, no es lo más importante. España, y desde luego Ibiza, sería más pobre sin tu visión. Un brindis por usted señor Urgell, recordando todo lo que este país le debe.

1.-Ha profesionalizado el negocio de las discotecas. Empecemos por lo fácil, sus méritos empresariales. Que hable 'Don Dinero'. El grupo facturó el año pasado 75 millones de euros. Pacha genera empleo, y mucho. Las cifras tiran de espaldas. 2.200 empleados en cuatro continentes. Sus restaurantes cuentan con una media anual de 200.000 comensales. Los hoteles alojan a más de 18.000 huéspedes al año. Venden más de 120.000 productos de merchandising. El 68% de la facturación proviene de los clubes y de la restauración, el 22% de los hoteles (este porcentaje crece cada año), un 4% de la moda (pero es estratégico para el posicionamiento de marca) y un 3% de las franquicias. En 2016 esperan un aumento de la facturación entre el 8% y el 10%. Benditas cifras.

El plan estratégico hasta 2025 aspira a abrir 85 nuevos establecimientos en segmentos diversificados, resorts, restaurantes, clubes y hoteles (Pacha Collection). Y todo empezó con 10 enchufes, 2 neveras, 1 tocadiscos (entonces se llamaban así) y 15 empleados. Su primera caja fueron 34.400 pesetas. Si bien es cierto que darle continuidad al negocio en invierno es uno de los retos.

Rafael Harillo, CEO de la compañía, niega que se haya abierto un proceso de venta aunque deja abierta la posibilidad de aceptar una oferta irrechazable.

Ricardo Urgell

Ricardo Urgell

2.-Su rivalidad con Palladium. La feroz competencia con el conglomerado empresarial del ex ministro Abel Matutes, ahora con el buen hacer de Abel Matutes Prats al frente, ha convertido Ibiza en un centro de ocio internacional con servicios al mismo nivel, o mejores, que los de Miami o Las Vegas. La fuerte competencia entre Urgell y Matutes es uno de los polos de energía de la isla cada temporada. ¿Se llevan muy mal, mal, bien o muy bien? No he conseguido averiguarlo de una fuente solvente.

3.-La visión familiar del negocio. Ricardo Urgell es un hombre muy familiar. Es nuestro Giorgio Armani, pero de la hostelería. Se parece muchísimo a Armani, con su pelo plateado, su camiseta blanca de algodón y su bronceado eterno, aunque más joven. Urgell es muy atractivo. “Fui el primero que estropeo Ibiza, la desvirgué”, el titular es suyo. Una frase dura pero elocuente, que en su contexto explica que Ricardo vio todo el potencial de negocio de la isla. Y no solo lo intuyó sino que fue valiente y lo supo jugar.

Su hermano Piti Urgell, que también es socio desde que el 22 de julio de 1967 abrieron Pacha Sitges, inventó la Flower Power Party, la enseña de la casa, imitada por la competencia con fiestas de los 80, pero aún intacta. Sus hijos también trabajan en la compañía. El papel de su hija al frente del exitoso Lío merece un rotundo aplauso.

4.- Bendijo a los DJs como artistas. Aunque Ricardo deteste la música electrónica, sabe distinguir muy bien entre sus gustos personales y el negocio. Ricardo paga millonadas a los mejores pinchadiscos del mundo aunque puede que su apuesta en Pacha por este tipo de música haya hinchado los cachés. Algunos rozan por tres horas los 150.000 euros, Urgell se cabrea al contarlo pero lo paga (más de 12 millones de euros al año en salarios de DJs) porque sabe que así el negocio crece.

5.-Es fiel a su gente. Ricardo se mantiene al frente del 'negoci'. A veces muy cerca y a veces en la distancia. Hace dos veranos me cruce con él. Es difícil no reconocer su barco, con la bandera de las cerezas ondeando en la popa (tiene otro barco que Pacha alquila). En plena temporada navegaba por Menorca. Unos prismáticos Leica Trinovid me permitieron distinguir su bronceada figura. Como compañeros de travesía, pocas personas, apenas tres o cuatro, entre ellas Pocholo. ¿Pocholo Martinez Bordiú (53)? Sí señor, Ricardo es muy amigo de sus amigos y Pocholo, que ya no bebe alcohol, trabaja para él en la comunicación de la compañía. Y es que Ricardo es un hombre cercano, que quiere a sus amigos, y al que la vanidad de su oficio no le ha perdido, y si no lo ha hecho ahora ya no lo perderá.

6.-Ha cambiado el panorama editorial de la isla. Por si le faltase algo, Urgell edita una de las mejores revistas de España, la revista de Pacha. Y no solo eso, es que su revista, y la publicidad que incluye, ha cambiado el panorama editorial de la isla y ha obligado a los competidores a publicar. Un paseo por Ibiza basta para encontrarse la revista de Ushuaia –grupo Palladium-, la de Blue Marlin y Cappuccino... por nombrar solo tres. El libro 40 años de Pacha, a la venta en su tienda del aeropuerto o en la extraordinaria librería de Vara del Rey, es un buen referente del trabajo realizado hasta ahora.

7.-Pacha se ha reinventado.  Si alguien lo duda que reserve una noche en Lío. Restauración de primera, las mejores vistas del Dalt Vila y el sentido del espectáculo de Joan Gracia, miembro de Tricicle han hecho de Lío el lugar de moda de la isla. Una garganta profunda me ha contado esta semana, sobre un día cualquiera: “Tenemos 400 reservas esta noche, pero es que tenemos 300 reservas en lista de espera”. ¿Crisis en la hostelería española?

La familia Sumarrosa, propietaria del Ibiza Gran Hotel, el cinco estrellas de referencia de la ciudad, apostó por asociarse con los hermanos Adriá y el dueño del Cirque de Soleil, restauración y espectáculo internacional en Heart. Merece la pena ir, la oferta es espectacular, pero es que Urgell dio primero.

8.-Le quieren hasta sus competidores. Se ha ganado el respeto de todo el sector. Hosteleros como Pepe Roselló, el fundador de la ya desaparecida Space, aún más veterano que Ricardo o la nueva generación como el mallorquín Juan Picornell, alma mater de Cappuccino Gran Café se quitan el sombrero ante lo conseguido por el catalán. Y eso no es fácil.

9.-Ricardo aún vive en las pitiusas, en Formentera para ser exactos, en una de las casas más bonitas de la isla, tal y como la enseña, lanzándose a su piscina de cabeza, en el documental realizado por Miguel Bardem. El documental merece la pena verlo porque descubre la faceta más humana de Ricardo, su amigos, y vida personal junto a María.

10.-Y un reproche (personal). El cierre de Pacha Madrid, que se inauguró el 23 de abril de 1980, privó a la ciudad de lo que fue uno de sus centros más importantes de actividad. El Teatro Barceló nunca fue lo mismo sin Pacha. Desde aquí una petición, Ricardo, con esa gran marca, con ese legado, con esa facturación, con ese poder, con tus ganas de cambiar las cosas... Vuelve a Madrid. La ciudad te necesita y Manuela Carmena seguro que la Flower Power no la vería mal.