Hablando sobre España

Jaime Peñafiel: "El rey Juan Carlos debería volver y dar un puñetazo en la mesa"

"Felipe VI es un buen muchacho, pero un pobre hombre" / "La reina Letizia ha igualado a la monarquía por abajo" / "A Bescansa y a su hijo habría que haberlos echado del Congreso" / "Portugal es un país mucho más digno que España".

Jaime Peñafiel paseaba por Zarzuela "como si fuera su casa".

Jaime Peñafiel paseaba por Zarzuela "como si fuera su casa".

  1. Jaime Peñafiel
  2. Jaime Alfonsín
  3. Juan Carlos I
  4. Felipe VI
  5. Monarquía
  6. Hablando sobre España

Es imposible imaginar el cuello de Jaime Peñafiel (Granada, 1932) sin un nudo windsor que lo abroche. En su armario tiene más de cien corbatas, aunque siempre se pone las mismas. “Claro, tengo mis favoritas”, bromea. Carga con más de cincuenta años de profesión a sus espaldas y sobrevive en la trinchera tras haber transitado por un sendero atípico y farragoso: viajó del periodismo de guerra a las páginas más rosas: “Soy un profesional y sigo las coordenadas de quien me contrata”.

Está de paso en Madrid. Se sienta en el sillón de su casa un par de horas. No tardará en volver a Talavera, donde disfruta de un verano que castiga más si cabe a los termómetros. Está indignado. “Qué puta esta España”, llegó a decir desolado en la barra de un bar después de votar el 26 de junio. Le enerva Felipe VI. No comprende cómo no da un puñetazo en la mesa. “Que se exceda, que borbonee un poco como habría hecho su padre”.

Letizia es como un fantasma que acecha en cada respuesta. A Peñafiel casi le da un patatús cuando la reina se llevó a su marido a pasear por Malasaña. Pantalones verdes, camisa clara y corbata rayada, se atreve a diseccionar España. El caza exclusivas aguanta el tipo. Sigue una dieta infalible: come una vez cada veinticuatro horas, monta a caballo a diario y hace el amor todos los días. Todo eso a sus 84 años.

¿Qué hace un tipo como usted en un sitio como éste? Madrid, más de 30 grados.

En realidad no estoy en Madrid. Es todavía peor. He venido esta tarde, pero paso el verano en Talavera de la Reina, donde tengo una finca. Allí hace cuarenta grados a la sombra. Soporto muy bien el calor, soy un hombre del sur.

¿Influye el calor en la política?

¡Por supuesto que influye! El calor deprime y también excita. Nunca ha habido una temperatura más alta ni una tensión más grande que la que hay ahora en España.

Peñafiel trabaja como periodista desde hace más de cincuenta años.

Peñafiel trabaja como periodista desde hace más de cincuenta años.

Llevamos sin Gobierno desde diciembre. ¿Quién tiene la culpa?

En Bélgica se tiraron sin él mucho más tiempo y funcionaban de maravilla. La culpa la tenemos los españoles. No sabemos elegir a la persona adecuada. Nos hemos equivocado. Nací en Granada, soy andaluz, madrileño de adopción y español. No me siento orgulloso de ninguna de las cuatro cosas. Me duele la situación, pero este país no tiene dignidad.

¿En algún momento de su vida se ha sentido orgulloso de ser español?

De manera puntual, pero no me gusta lo momentáneo. O lo eres o no lo eres. Hombre, claro que me sentí orgulloso en las olimpiadas de Barcelona, por ejemplo.

Felipe es un buen muchacho, pero un pobre hombre sin carácter

O con la llegada de la democracia.

Bueno, la mitad de mi vida profesional transcurrió en dictadura. Me sentí orgulloso de la monarquía parlamentaria, pero la gente me malinterpreta. No soy monárquico, no sabía ni lo que era una monarquía. Lo fui hasta que Juan Carlos abdicó. He sido juancarlista, pero no monárquico.

Lamentó mucho su marcha.

¡Debería volver! La situación lo requiere. Felipe es un buen muchacho, pero un pobre hombre. No tiene carácter, nada que ver con su padre.

¿Qué hubiera hecho el rey Juan Carlos en un momento como éste?

Hubiera reunido a todos estos individuos -por llamarlos de alguna manera- en una habitación y, al estilo de un cónclave papal, los hubiese encerrado hasta que se hubieran puesto de acuerdo. “De aquí no sale ni Dios hasta que haya Gobierno”.

Felipe VI debería borbonear, como hizo su padre

¿Un rey puede hacer eso?

La Constitución lo ampara porque otorga al jefe del Estado el carácter de árbitro del partido. No puedes pasar determinados límites, pero sí forzar a que de una puñetera vez lleguen a un acuerdo. El rey es el jefe del Estado, no lo olvidemos.

¿Y Felipe VI por qué no lo hace?

A mí me ha defraudado. La prensa española es cortesana y muy pelota. Por eso dicen que está mucho más preparado que su padre. Que yo sepa no ha pasado por grandes universidades. Ha estado en centros españoles, pero no ha estudiado en Oxford o Berkeley. Le faltan el carácter y la intuición política de Juan Carlos. Mira la Transición, no hubiera sido posible sin él, que se rodeó de gente adecuada. Aunque tuvo que borbonear, algo que debería hacer ahora su hijo.

Pero, ¿qué entiende usted por 'borbonear'?

Traspasar unos límites… El rey es el jefe del Estado. Felipe les escucha, les recibe, no hace nada y encima les deja que vayan en mangas de camisa. Pero, ¿esto qué es? Ya no pido ni corbata, pero sin chaqueta no se debería poder entrar en la Zarzuela. Que les den una en la puerta. No se puede tener al país en vilo. Estamos perdiendo el poco prestigio que teníamos. Y por culpa de estos políticos.

Peñafiel guarda un juego de porcelana en el salón de su casa.

Peñafiel guarda un juego de porcelana en el salón de su casa.

Ahora en el Congreso se ven rastas, camisetas con dibujos y vaqueros.

Afortunadamente, Patxi López ha sido transitorio. Nefasto. Cuando fue Bescansa con su niño, habría que haberlos echado. También a Iglesias y al otro cuando se besaron. El Congreso no es lugar para efusiones amorosas. Si yo hubiera sido López, tampoco hubiera permitido el tuteo.

¿El 'borboneo' es el puñetazo en la mesa?

¡Eso es! El cónclave papal. El “hasta que no haya Gobierno de aquí no sale nadie”. Pero a Felipe le falta mano izquierda, quizá porque haya nacido hijo de rey y no haya sufrido lo que sufrió su padre. Otra cosa importante: le falta un buen consejero, un general Sabino, que tuvo los cojones de obligar al rey a comparecer contra un golpe en el que estaba metido el propio Juan Carlos.

¿Está seguro de eso?

Fue un golpe de Estado bajo sospecha. Juan Carlos estaba por medio. Así lo creo. Tengo una gran decepción con la prensa española. Nos hemos olvidado del 6 de febrero de 1981. Aquel día Juan Carlos estuvo en Baqueira y cenó con Armada. Recibió la noticia de que había muerto la madre de la reina Sofía. Sabino llamó al rey y se lo dijo, pero el monarca no quiso contárselo a su mujer. Juan Carlos le explicó que estaba indispuesta y que fuera a Madrid. Se quedó solo con Armada aquella noche y la velada se estiró hasta las cuatro de la mañana. Algo sucedió. Hay tres hombres que pueden hablar con conocimiento de causa: Armada, Sabino y el rey. Dos muertos y Juan Carlos, que nunca dirá nada. ¿Por qué se queda el rey con Armada toda la noche y no acompaña a la reina a ver a su madre muerta?

Felipe está angustiado, pero no hace nada

Usted es juancarlista a pesar de creer que trazó el golpe del 23-F.

La situación era mucho peor. Había que parar aquello como fuera. ETA mataba un militar cada día. Juan Carlos dijo: “Esto no puede seguir así”. Cada uno lo interpretó como quiso. Luego supo reconducir la situación. Pero volvamos, ¿qué consejeros tiene Felipe? ¿Jaime Alfonsín? Una buena persona, pero que no le ha dicho nada en su vida. El actual rey es una buena persona y está angustiada, pero no hace nada.

¿No contempla de ningún modo un gesto de autoridad del rey?

No, no tiene carácter para eso.

¿La monarquía está en peligro?

Sí, claro. Muchas veces pienso que puede tener los años contados.

"Apostar por la República sería muy decente"

Ahora que no está Juan Carlos, ¿votaría a favor de una República?

La República es el sistema más democrático que hay, no es de derechas ni de izquierdas. Muchos se empeñan en asociar este sistema al que tuvimos en los treinta, pero no es así. Apostar por la República sería muy decente. No votaría por la monarquía con este rey. No sé… Aunque tampoco votaría contra ella. Juan Carlos probablemente no sea más inteligente que su hijo, pero tiene intuición. Sabría torear esto. Eso es todo.

¿Qué se dice en la nobleza española sobre el desgobierno de España?

Nada. No se dice nada.

¿Quién es el político preferido de la aristocracia?

Bono caía muy bien. De los de ahora no sé… Lo que sí te digo es que Letizia cae muy mal. Una vez le dije a la duquesa de Alba: “¿Cómo te has arrodillado ante la nieta de un taxista?” Me contestó: “Soy monárquica y ella representa lo que representa”. Son muy respetuosos con las instituciones, pero luego la critican.

Peñafiel ha cubierto más de cien bodas reales a lo largo de su carrera.

Peñafiel ha cubierto más de cien bodas reales a lo largo de su carrera.

Cuando le he preguntado quién tiene la culpa de que no haya Gobierno, he pensado que iba a decir Letizia Ortiz.

-Se ríe-. Cuando voy a una conferencia, todo el mundo quiere que hable de ella. No es la reina, sino consorte. Las jefaturas de Estado nunca son bicéfalas. La propia Sofía lo dijo muchas veces: no soy reina, sólo consorte. Nunca he llamado reina a Letizia. A veces hace de menos a su marido. El otro día lo vimos: se negó a ir a Palma a felicitar a la tía Pilar, una anciana de ochenta años. El ejemplo que da no es bueno. Una vez tuvimos un encontronazo, incluso me señaló con el dedo. Le dije que no lo hiciera. Fue muy desagradable.

A la reina Letizia la ha llamado “caprichosa”, “rebelde sin causa” y también la ha acusado de haber vulgarizado la monarquía. Motivos tiene para no profesarle cariño, ¿no?

¡Es que todo eso es verdad! Ha igualado la monarquía por abajo. Es la consorte y tiene que tener un comportamiento mucho más serio. ¿Qué es eso de llevar a Felipe a Malasaña? Me gusta mucho ese barrio, pero no es para que vaya el rey con unos pantalones rotos.

Hace unos veranos se cantaba aquello de “no es amor, es una obsesión”. ¿Ha llegado a estar obsesionado con la reina Letizia?

No, no –se ríe–. Aunque esta semana escribí mi columna sobre Letizia. Hay personas que hacen hablar a los muertos y la reina es una de ellas.

España es el país con mayor número de ladrones

¿Quién tiene que ser el presidente del Gobierno?

Rajoy, sin duda alguna. Caramba, es que ha ganado las elecciones. Entonces, ¿para qué votamos? Voté a Rajoy a pesar de todo, que es mucho. A pesar de la corrupción, que es repugnante. A pesar de no haber echado a gente de su partido a la que tenía que haber mandado a hacer puñetas.

Tras el repunte del Partido Popular el pasado 26 de junio, mucha gente entonó aquello de: “La corrupción sale gratis en este país”.

Es que sale gratis. Antes pensaba que era Italia, pero España es el país con mayor número de ladrones y corruptos. Portugal es mucho más digno. Cuando me angustio, le propongo a mi mujer que nos vayamos allí. España no tiene dignidad. Me da vergüenza.

¿Qué me dice de Rivera?

Me encanta. Un primo mío está en Ciudadanos. Rivera está crecido, pero no puede humillar a quien parece su padre. Esa imagen de padre e hijo la dieron tras la rueda de prensa. De todos modos, Rajoy está pagando ahora las consecuencias de haber despreciado a Rivera en campaña.

Sánchez ha prometido a su mujer que la hará primera dama

¿Y de su posible abstención?

Eso no me gusta. No se puede tener angustiados a los ciudadanos. O sí o no. Ese juego no tiene sentido. PP y Ciudadanos están en la misma línea, pero repito: Rajoy no tuvo visión y despreció a Rivera en campaña. Fue un error.

¿Pedro Sánchez virará del ‘no’ a la abstención cuando estemos a punto de caer por el precipicio de las terceras elecciones?

Creo que ha prometido a su mujer que la hará primera dama. Incluso no le importa ser expresidente, es lo que busca.

¿Realmente contempla que Sánchez logre llegar a La Moncloa?

De este país me espero cualquier cosa. Durará tres o cinco meses en caso de alcanzar la presidencia.

A Iglesias lo ha descrito en más de una ocasión como el bufón de la Corte.

Pablo Iglesias falta al respeto a todo el mundo, a veces solo con su presencia. Qué soberbia… Es una persona que me indigna.

Durante la pasada campaña, muchos políticos dijeron que la democracia y el sistema estaban en riesgo ante el auge del populismo. ¿Usted lo cree así?

La democracia no está en riesgo. Esto no tiene vuelta atrás. Da igual la ideología. España tiene democracia para el resto de su vida. Ya no hay involuciones. La situación es malísima y nadie habla de los militares.

Peñafiel rompió un ladrillo con la mano ante la presencia de Juan Carlos I.

Peñafiel rompió un ladrillo con la mano ante la presencia de Juan Carlos I.

Cayetana Álvarez de Toledo dice que en España es más fácil romper la Constitución que defenderla.

Sí, es verdad.

¿Qué cambiaría de la ella?

Habría que volver a redactarla entera. Hablo de términos generales, por aquello de actualizar muchos de ellos. En concreto, me gustaría modificar el apartado de la sucesión al trono. Es de un machismo… No sé cómo las feministas de este país no lo han exigido. Nuestra Constitución es la única en el mundo que discrimina a las mujeres. No va a ocurrir pero, ¿qué pasaría si Letizia tuviera ahora un hijo varón? Los padres de la Constitución eran unos machistas. Si fuera mujer, me sentiría agredida. Aunque, en realidad, ese punto lo impuso el rey.

¿Por qué?

La primogénita era Elena y el rey tenía ciertas reservas. Entonces, Juan Carlos pidió que fuera su hijo el sucesor y hubo que adaptarlo todo.

"Cataluña nunca se irá"

¿Le gustaría una recentralización?

Eso no tiene vuelta atrás. El Estado de las Autonomías fue un error y un agravio comparativo. Aunque ya mejor dejarlo…

Hablemos de nacionalismo. ¿España corre el riesgo de romperse?

Aquí nunca pasará nada. Este país lo traga todo. Somos unos tramposos. Cataluña y País Vasco no serán independientes nunca, pero siempre estarán puteando.

¿Se queda con la conllevancia que explicaba Ortega o con un estatuto como solución que decía Azaña?

A Aznar le echaron el pulso y se lo ganaron, pero no estuvo mal. Rajoy está intentando retomar las posturas de su predecesor y ser más dialogante. Cataluña no se irá. Los catalanes son mucho más inteligentes que eso.

En las tertulias se cruza con algunos integrantes de los 'Ayuntamientos del cambio'. ¿Qué le parece su gestión? Usted vive en Madrid, donde gobierna Manuela Carmena.

¡Es la peor alcaldesa que Madrid ha tenido nunca! Hubiera preferido a Carmona. No se lo perdono a Esperanza Aguirre, la principal culpable del Ayuntamiento que tenemos. Fue sobrada a las elecciones, pensando que iba a ganar de calle. Y mira lo que ha ocurrido. Para Carmena, provocadora y zafia, todos los excesos quedan amparados por la libertad de expresión. Es una vergüenza para Madrid.

Usted es taurino. Se ha agriado mucho el debate a raíz de la muerte de Víctor Barrio.

Me encantan los toros. Iba a la plaza con mi padre. Es algo intrínseco a este país. He conocido a muchos toreros, me llevaba muy bien con Dominguín. Fiesta nacional suena pomposo, pero es que es así.

Un último tema: crisis de refugiados. ¿Hay que cerrar las puertas de Europa?

No abrirlas del todo… Me da mucha pena. Las imágenes son tristísimas. Pero los que vienen no son refugiados sirios, son subsaharianos. Entornaría las puertas con mucho cuidado porque ya no cabemos. Antes que los negritos que vienen de África, que también me importan, me preocupa la gente de mi país.

¿Le han llamado racista por eso?

No. Yo no soy racista. Quiero a la gente de mi casa, luego de mi barrio, después de mi ciudad, y así sucesivamente... Me preocupan y me duelen. Esto no quita que lo que ocurra en otros países me pueda doler, pero empiezo por mi familia.

Peñafiel fue quien regaló a González su primer bonsai.

Peñafiel fue quien regaló a González su primer bonsai.