Nazismo

¿Qué hacemos con la casa natal de Adolf Hitler: un súper, un museo antinazis?

El consejo de ministros austriaco ha decidido expropiar la casa de Braunau a su dueña para evitar la mitificación del líder nazi.

La casa natal de Hitler está en la localidad austriaca de Braunau, en la frontera con Baviera.

La casa natal de Hitler está en la localidad austriaca de Braunau, en la frontera con Baviera. CC

  1. Nazismo
  2. Adolf Hitler
  3. Austria
  4. Braunau

El ministro del Interior austriaco, Wolfgang Sobotka, defendía derribar la casa aún en pie donde nació Adolf Hitler. "Para mí sería la solución más limpia", había dicho en junio. Pero no ha encontrado apoyos para ello en el consejo de ministros que ha debatido este martes qué hacer con el edificio de la localidad de Braunau, en la frontera con Alemania, y finalmente el Estado austriaco expropiará el edificio a su actual dueña, Gerlinde P.

El objetivo del Ejecutivo es darle un uso público que acoja un proyecto "con un valor pedagógico" que no pueda ser un lugar de culto para neonazis, explican los medios austriacos.

Muy al contrario se ha pronunciado Gerhard Baumgartner, el director del Archivo de Documentación de la Resistencia Austriaca (DÖW, por sus siglas en alemán). Él propone transformar la casa en algo completamente apolítico, como por ejemplo un supermercado o un parque de bomberos. Ha subrayado que es necesario evitar que la casa pueda ser un lugar de peregrinaje para seguidores del líder del Tercer Reich.

Hay una comisión política dedicada desde 2015 a pensar el destino que darle a este lugar para "desmitificarlo". El pasado que entraña la casa natal de Hitler debe ser compensado con un "contrapunto que valore la vida" y darle un uso "social-educativo", mantiene la comisión, según el diario austriaco Kurier. Pero todavía no hay nada decidido. Este grupo tendrá que presentar sus propuestas una vez que se haga efectiva la expropiación de la casa. No será hasta septiembre, tras las vacaciones parlamentarias, cuando se refleje en una ley la decisión del consejo de ministros.

Por cierto, que hay una historiadora de Braunau que mantiene que en realidad el edificio que continúa en pie en la localidad y al que se atribuye el lugar de nacimiento de Hitler no es tal, indica el periódico Wiener Zeitung, sino que en realidad nació en una casa que estaba detrás de la actual y que ya se destruyó en 1945.