Matanza en Orlando

Obama: no hay pruebas claras de que la masacre de Orlando fuera organizada por el EI

El presidente comparece de nuevo tras reunirse con su equipo de seguridad y subraya que Omar Mateen se radicalizó a través de Internet. 

Barack Obama, este lunes durante una reunión en el Despacho Oval con el director del FBI

Barack Obama, este lunes durante una reunión en el Despacho Oval con el director del FBI Reuters

  1. Matanza en Orlando
  2. Barack Obama
  3. Estados Unidos
  4. Omar Mateen
  5. Armas

No hay pruebas definitivas de que la masacre en el club gay de Orlando que ha dejado 49 muertos este domingo fuera dirigida desde el exterior. Así lo ha asegurado este lunes Barack Obama, que un día después de la mayor matanza en Estados Unidos desde el 11-S, descarta de esta manera que el tiroteo estuviera organizado por el Estado Islámico. 

En una nueva declaración tras reunirse con su equipo de Seguridad, el presidente estadounidense ha subrayado que no hay pruebas de que lo ocurrido formara parte de un plan terrorista a mayor escala. 

Omar Mateen, el autor de la masacre, había jurado lealtad al Estado Islámico y esta organización terrorista ha reivindicado en dos ocasiones la autoría. Este mismo lunes lo ha vuelto a hacer en la emisora de radio Al Bayan, donde han reconocido al "hermano Omar Mateen" como un "soldado del califato" y que califica el atentado como"una incursión de seguridad con la que logró irrumpir en una concentración de cruzados en el club nocturno de homosexuales de Orlando". 

"Terrorismo doméstico"

Obama aseguró que las investigaciones, en las que se considera el ataque como "un acto de terrorismo", aún no han determinado cuáles fueron los móviles del presunto autor de la matanza, pero dijo que según los datos recabados se trata de un caso de "terrorismo doméstico".

"El tirador estaba inspirado por información muy extremista a través de internet", aseguró el gobernante, que comparó la situación con lo ocurrido en la localidad de San Bernardino, en California, a finales del pasado año, cuando una pareja también influenciada por el integrismo islámico acabó con la vida de 14 personas e hirió a otras 22.

Acceso fácil a armas poderosas

"Aunque luchemos contra el Estado Islámico (EI) y otras organizaciones extremistas en el extranjero, e interrumpamos complots (terroristas), uno de los mayores retos que vamos a tener es esta propaganda que llega a individuos que terminan motivados para entrar en acción", consideró. En este sentido, Obama mostró su preocupación por el problema añadido de que estas personas radicalizadas tengan "un acceso fácil" a "armas muy poderosas", como las empleadas por el autor de la matanza.

"Pensamos que es terrorismo e ignoramos el problema que tenemos con las armas. Tenemos que ir tras las organizaciones terroristas y extremistas, pero también tenemos que asegurarnos de que a esta gente no le resulta fácil obtener este tipo de armas", aseveró.

El gobernante indicó en este sentido que Mateen, de 29 años, obtuvo las armas de manera legal, ya que no tenía ningún tipo de historial delictivo.

"Lo fácil que sea o no obtener este tipo de armas, marcará la diferencia en este tipo de casos. No importa la motivación", reiteró Obama.

Conforme pasan las horas se van conociendo más detalles de la operación policial de este domingo. La Policía tomó la decisión de comenzar el rescate de los rehenes en el club Pulse al constatar que era "inminente" que se produjeran mayores pérdidas de vida si no intervenían. Los negociadores de la policía estuvieron en contacto con Mateen, que habló de bombas y aseguró llevar un chaleco de explosivos.

El jefe de Policía de Orland, John Mina, ha explicado que Mateen se refugió en el baño del local, donde mantuvo secuestradas a varias víctimas.