Estambul

Disparan contra el periodista turco Can Dündar, condenado a 5 años por revelar secretos

El agresor disparó dos veces su arma contra él pero sólo hirió de forma leve a otro periodista y fue detenido de inmediato.

Disparan contra el periodista turco Can Dündar, condenado a 5 años por revelar secretos

Disparan contra el periodista turco Can Dündar, condenado a 5 años por revelar secretos

  1. Estambul
  2. Libertad de expresión
  3. Periodismo
  4. Armas
  5. Turquía
  6. Siria

Una persona ha disparado este viernes contra el prestigioso periodista turco Can Dündar, sin alcanzarle, durante una pausa en el juicio al que el reportero se enfrentaba en un tribunal de Estambul por revelación de secretos del Estado, y que finalmente ha concluido con la condena a Dündar de a 5 años y diez meses de cárcel.

El agresor disparó dos veces su arma contra Dündar pero sólo hirió de forma leve a otro periodista, de la cadena NTV, y fue detenido de inmediato, explicó el propio Dündar a Efe en conversación telefónica.

El suceso tuvo lugar delante del Palacio de Justicia de Estambul, durante un receso del juicio a Dündar, director del diario Cumhuriyet, y Erdem Gül, jefe de la redacción de Ankara del mismo medio y condenado también a cinco años de prisión. La Fiscalía pedía para ellos 25 y 10 años de cárcel, respectivamente.

Ambos periodistas están acusados de "revelación de secretos del Estado" por publicar en mayo de 2015, en el diario Cumhuriyet, imágenes de un supuesto envío de armas de Turquía a Siria, en enero de 2014. 

La noticia surgió cuando la gendarmería turca detuvo un camión que se dirigía a Siria y, según filtraciones a la prensa, descubrió armas en él. El camión, escoltado por los servicios secretos turcos, pudo seguir su camino por órdenes del Gobierno turco que aseguró que el vehículo transportaba "ayuda humanitaria".

No obstante, Erdogan llegó a decir el año pasado: "Y si había armas ¿qué? Era ayuda para los turcomanos", un grupo étnico en el norte de Siria que recibe respaldo de Ankara.

"Eres un traidor"

Tras el ataque frustrado, Can Dündar relató que "estábamos saliendo del tribunal para tomar un té. Iba con mi mujer, cuando un hombre se acercó y gritó: "Eres un traidor" y disparó contra mí. No me alcanzó. La bala dio a un colega".

"Primero mi mujer se abalanzó sobre el hombre armado, luego un diputado (que asistía al juicio) lo agarró por detrás. No lo conozco, pero sé quiénes lo incitaron. Aquellos que llevan tiempo señalándonos", explicó el periodista.

El agresor en el momento de su detención.

El agresor en el momento de su detención.

Dündar y Gül fueron detenidos en noviembre de 2015 y pasaron tres meses en prisión preventiva antes de que el Tribunal Supremo ordenara su puesta en libertad provisional, una decisión que fue duramente criticada por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, que se había personado en la causa.

El jefe de Estado declaró que ni aceptaba ni respetaba la decisión judicial, insistió en que los reporteros deberían "pagar un alto precio" y exigió a los tribunales inferiores que no acatasen la sentencia del Supremo.

"El Constitucional nos dio la razón: No hicimos otra cosa que periodismo, pero nos topamos con el presidente. Amenazó y chantajeó y hay quien le hizo caso", dijo Dündar.

Vulneración de la libertad de la prensa

Antes de conocerse la sentencia de más de 5 años de prisión, había cierta esperanza de conseguir una absolución, ya que la Fiscalía había omitido la acusación inicial de espionaje contra ambos periodistas. 

Numerosas autoridades europeas habían expresado su preocupación por este proceso judicial que consideran una vulneración de la libertad de la prensa. Su apertura en marzo provocó tensiones diplomáticas pues Erdogan acusó a varios cónsules europeos presentes entonces en la sesión de extralimitarse en sus funciones.

La defensa recurrirá la sentencia ante el Supremo y, mientras tanto, los dos periodistas no ingresarán en prisión, señala la cadena CNNTürk.

"Hoy hemos afrontado dos intentos de asesinato: Uno armado y otro judicial", dijo Dündar al conocerse la sentencia.

"Sabemos que el motivo de las balas de hoy son las amenazas que nos dirigen desde la cúpula del Estado. Esta condena no nos intimidará, ni debe intimidar el resto de la prensa", advirtió.