Terrorismo

Cameron cerrará las escuelas islámicas radicales

El 'premier' británico ha afirmado que erradicará el extremismo islamista en Reino Unido y cerrará 'madrasas' que inculquen el odio

Cameron ante el congreso anual de su formación.

Cameron ante el congreso anual de su formación. REUTERS/Phil Noble Manchester

En su intervención en el congreso anual del Partido Conservador este miércoles, el primer ministro británico, David Cameron, ha dedicado una buena parte de su discurso a la seguridad nacional, el extremismo religioso y el terrorismo. “Tenemos que hacer frente -y realmente hacer frente- al extremismo”, ha afirmado.

Esto le ha llevado a atacar con fiereza al nuevo líder laborista, Jeremy Corbyn, ya que en una entrevista dijo que el asesinato del terrorista Osama Bin Laden era “otra tragedia, [porque] la solución tiene que ser la ley, no la guerra”. En referencia a estas declaraciones, Cameron ha calificado la ideología de Corbyn de “simpatizante con el terrorismo” y basada en el “odio hacia Gran Bretaña”.

Cameron ha anunciado que erradicará la "cultura de la intolerancia" en su país. Investigará escuelas islámicas en el Reino Unido y las cerrará si las pesquisas muestran que a los alumnos se les enseña "a no ser tolerantes". Cameron ha asegurado que en algunas escuelas dicen a sus alumnos que no deben mezclarse con gente de otras religiones o les cuentan "teorías conspiratorias" sobre los judíos. “Tenemos que pararlo al principio, que esta semilla del odio se plante en las mentes de las personas, y no digamos ya dejarla crecer”, ha afirmado. "Si una escuela enseña a sus alumnos intensamente, independientemente de su religión, haremos un registro, como con cualquier otra escuela para que sea inspeccionada (...) Y que no te quepa duda: si estás enseñando intolerancia, te cerraremos".    

El premier también ha hablado acerca de la crisis en Siria y los refugiados que llegan a Europa a causa del conflicto. Cameron ha mostrado su simpatía con los refugiados para ha dicho que si el Reino Unido los aceptase a todos, el país se vería desbordado. Ha afirmado que Reino Unido es de los Estados que más ayuda envían y ha instado a otros países a hacer lo mismo. Pero ha aclarado que el problema no cesará hasta que se acabe con el Estado Islámico y que la solución no pasa por el gobernante sirio, Bashar Al Asad. “Asad se tiene que ir”, ha asegurado.

Asimismo, Cameron ha defendido facilitar la compra de vivienda frente al alquiler para combatir la falta de residencias asequibles en Reino Unido. El líder conservador ha aprovechado también para presentar a su partido como el de la clase trabajadora y se ha anotado victorias progresistas como la legalización del matrimonio gay.

El primer ministro británico ha clausurado así el congreso anual de su formación en la localidad norteña de Manchester. Era la primera vez que Cameron se dirigía al congreso de su formación como primer ministro con un Gobierno conservador en mayoría.

Su discurso se ha producido poco después de que el nuevo líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, rostro principal de la oposición, hablara a sus simpatizantes en su primer congreso del partido como dirigente laborista.