EL PSOE, PARTIDO EN DOS

El PSOE andaluz ya defiende la abstención para que gobierne Rajoy

Juan Cornejo recuerda a los defensores del "no" que el Comité Federal tiene que decidir la postura de la formación. 

Susana Díaz en el Palacio Real.

Susana Díaz en el Palacio Real. Agencia EFE

  1. PSOE
  2. Susana Díaz
  3. Mariano Rajoy Brey
  4. Pedro Sánchez
  5. PSOE Andalucía

Al PSOE andaluz ya no le provoca “urticaria” hablar de abstención. Ante la creciente presión de quienes se mantienen en el “no es no” a Mariano Rajoy y al PP, la dirección andaluza ha dado un paso al frente y, por “unanimidad”, se mantiene en otro no: el no a las terceras elecciones. Con esto inevitablemente se abre la puerta a la abstención, posibilidad que ya no descartan.

El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha sido más claro que nunca. “No descarto la abstención mayoritaria si es la fórmula para evitar las terceras elecciones”, ha dicho, rompiendo así el esquema que venía manteniendo desde el pasado mes de junio. Los socialistas andaluces no querían acarrear sobre sus espaldas el peso de defender la abstención para que esta decisión fuera conjunta al salir del comité federal. Se han resistido hasta hoy. El calendario apremia y hay que ir fijando posturas ante la nómina in crescendo de quienes se enrocan en el no a Rajoy. Desde el nuevo secretario general del PSC, Miquel Iceta, pasando por los diputados Patxi López o Margarita Robles, que ha calificado de concepto “rancio” la disciplina de voto, entre otros muchos.

Por si quedara alguna duda de este cambio de postura, Cornejo ha insistido en que no se puede estar bloqueando eternamente, ni tampoco se puede llevar a un país a unas terceras elecciones por no cumplir los partidos con su obligación ante la ciudadanía. “Lo que estamos diciendo es que no se bloquee la situación si no somos capaces de un plantear un gobierno alternativo”, ha subrayado. Creen que ha llegado el momento de cambiar de estrategia porque el PSOE no está ya para más experimentos de “caminos cortos y alternativas” que no sean “ir por derecho y de frente para dar explicaciones a los ciudadanos y la militancia”.

Ahora el siguiente paso es abordar el debate en el seno del comité federal no desde la “confrontación”, sino desde la perspectiva del “diálogo” y de “convencer” , el término que ha empleado Cornejo, recordando que “tan importante es gobernar como liderar la oposición y ser decisivos en todas las políticas”. Una bancada en la que al PSOE no le gustaría estar y por eso ha dejado también muy claro que “ningún socialista quiere que sea presidente Mariano Rajoy ni que el PP esté en el Gobierno”.

A quienes están manifestando su intención de mantener su voto negativo a Rajoy caiga quien caiga, Cornejo les ha mandado un recado. No vale desmarcarse de lo que se acuerde en el comité federal que, si no hay cambio en el guion, se celebrará entre domingo 23 de octubre. Salga lo que salga de ahí, sea un no o sea una abstención, todos tendrán que “acatar” el resultado. Les guste más o menos. A esto ha añadido, aunque insistiendo que es una postura personal, que antes de romper la disciplina de voto, “entregaría el acta”.

A su juicio, no vale el juego de aceptar “sólo si sale lo suyo” adelante. Con esto, dejan claro que no vale una abstención parcial, sino que esta debe ser de todo el grupo parlamentario. De no ser así, ha abierto la puerta de salida.

La división en el seno del PSOE es innegable y eso está sirviendo de acicate para quienes se están moviendo para exigir primarias y un congreso urgente. Parece que tendrán un recorrido muy corto iniciativas como las 70.000 firmas que tiene en su haber del alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez, o las resoluciones aprobadas en las asambleas locales de los municipios sevillanos de Dos Hermanas y Alcalá de Guadaira. El congreso, que como tal ya va precedido de un proceso de primarias, ya está convocado formalmente y tan sólo está a falta de que se fije fecha en el calendario, como ha explicado Cornejo. Por esta razón, parece que estas iniciativas decaerán. Es más, abogan por un congreso urgente cuando, precisamente, si por algo se descartó el congreso exprés de Pedro Sánchez era porque no tenía como objetivo abordar un “debate profundo” sobre el proyecto político del PSOE.

Los socialistas vascos, por el no a Rajoy

Los poderes territoriales del partido siguen posicionando de cara al decisivo comité federal. Los socialistas vascos apostarán por el 'No' a Rajoy, así lo han anunciado tras la comisión ejecutiva del PSE según informa Efe.

Los socialistas vascos siempre han mantenido esta postura y han apoyado al anterior secretario general, Pedro Sánchez, aunque tras el último Comité Federal, en el que dimitió, sus dirigentes han matizado que "serán leales" y acatarán la decisión que adopte la mayoría del partido, de manera que sus tres diputados respetarán la disciplina de voto.

En una nota, la dirección del PSE-EE ha señalado que "lo sucedido en las últimas semanas" no cambia su "confianza" en un PSOE "fuerte y unido", que actúe con "firmeza" en la defensa de los principios socialistas y construya una alternativa a las políticas de la derecha.