GUERRA CIVIL EN EL PSOE

Sánchez convoca la Comisión de Garantías tras el Comité Federal y Page pide que sea antes

La ejecutiva "en funciones" pide a sus militantes "serenidad" y que no se concentren este sábado en Ferraz. 

Pedro Sánchez se dirige al Grupo Parlamentario Socialista en una foto de archivo.

Pedro Sánchez se dirige al Grupo Parlamentario Socialista en una foto de archivo. Efe

  1. Pedro Sánchez
  2. PSOE
  3. Susana Díaz
  4. Emiliano García-Page

Las hostilidades tienen menor intensidad, pero la guerra civil del PSOE sigue viva. Este viernes, a 24 horas del Comité Federal que será decisivo para el futuro de la formación, los dos sectores enfrentados han mostrado su desacuerdo sobre el cónclave.

Por un lado, ha trascendido que la presidenta de la Comisión de Garantías, Isabel Celáa, afín a Pedro Sánchez, convocará una reunión de este órgano para después del Comité. Poco después, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, alineado en el sector crítico, ha reclamado que la Comisión se reúna antes del Comité. 

"Toda mi opinión, decisión y mi voluntad hacia mañana depende de que la Comisión de Garantías cumpla con el trabajo que le encomendamos democráticamente todos los militantes", ha afirmado García-Page esta mañana.  El presidente de Castilla-La Mancha, uno de los diecisiete miembros de la Ejecutiva del PSOE que ha dimitido para forzar la salida del secretario general. 

En esa pelea por el orden de ambas reuniones subyace, claro está, la gran batalla normativa que se está librando estos días. 

Múltiples voces del PSOE han hablado este viernes sobre estas horas difíciles para el PSOE. Por ejemplo, el líder del PSC, Miquel Iceta, también afín a Sánchez, ha asegurado que "se cree" la voluntad de Susana Díaz de querer coser al PSOE pero la ha pedido que aclare de una vez si opta a liderar el partido. Y también ha mandado un mensaje a los críticos exigiéndoles que definan si están dispuestos a facilitar un gobierno del PP o no. Esa batalla, la de abstención o no, es la clave política que utilizan Sánchez y los suyos para defender su postura.  

"Serenidad" y "calma"

Otra muestra de la tensión que se vive estos días en el PSOE es que la Ejecutiva, autodenominada "en funciones", ha pedido a sus militantes "un mensaje de serenidad" y les ha pedido "calma" para que no acudan a manifestarse a las puertas de Ferraz este sábado. 

Esta es la nota completa que ha publicado la Ejecutiva: 

"La CEF en funciones del PSOE quiere trasladar a los militantes y simpatizantes socialistas un mensaje de serenidad ante las difíciles circunstancias de excepcionalidad que vive el Partido.

Ahora más que nunca, es necesario que los socialistas seamos un referente de madurez y prudencia, cualidades que la militancia del PSOE ha mostrado de forma ejemplar en los últimos días. Por eso, apelando a la responsabilidad que siempre han demostrado, desde este Ejecutiva en funciones se quiere realizar una llamada a la calma a toda la militancia, para evitar cualquier tipo de concentración frente a nuestras sedes y locales, de forma que la serenidad presida, también ahora, nuestro comportamiento.

En este momento inédito, queremos trasladar a militantes y simpatizantes un mensaje de serenidad, tranquilidad y confianza, con la seguridad de que, entre todos, resolveremos democráticamente las diferencias que han desembocado en esta situación".