Polémica

Rivera y Monedero, a juicio en septiembre por el presunto consumo de droga del líder de C's

Rivera reclama 30.000 euros al exdirigente de Podemos por dañar su honor al insinuar, tocándose la nariz, que consume cocaína

EL gesto que provocó la denuncia de Albert Rivera.

EL gesto que provocó la denuncia de Albert Rivera.

  1. Juan Carlos Monedero
  2. Albert Rivera
  3. Denuncias
  4. Hospitalet de Llobregat

El Juzgado de Primera Instancia de Hospitalet de Llobregat (Barcelona) ha fijado para el 26 de septiembre la celebración de la vista oral por la demanda por vulneración del honor que presentó Albert Rivera contra Juan Carlos Monedero, al considerar que éste había insinuado con un gesto -tocándose la nariz- que consume cocaína, según han informado a Europa Press fuentes del partido naranja y de la defensa de Monedero.

Rivera, que presentó a finales del año pasado su denuncia contra Monedero alegando intromisión ilegítima en el derecho al honor, estará presente en la vista oral, han confirmado las fuentes consultadas.

El presidente de Ciudadanos reclama a Monedero el pago de una indemnización de 30.000 euros; cuantía que, en el caso de ganar la disputa, el líder del partido naranja se comprometió a donar a asociaciones que defiendan la libertad y la democracia en Venezuela.

POLÉMICO GESTO

Rivera emprendió estas medidas judiciales al considerar que Monedero había "utilizado mentiras y calumnias para dañar su honor" por haber insinuado con un gesto durante un coloquio organizado por la revista satírica Mongolia que consume cocaína.

Tras este anuncio, Monedero negó las acusaciones y aseguró que las insinuaciones sobre el consumo de cocaína "nunca" salieron de su boca. En su defensa salió también el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que achacó a una "broma" el gesto de Monedero.

"No creo que Rivera tenga ningún problema con las drogas ni pienso que haya tenido ningún problema con la cocaína jamás", señaló Iglesias, que pidió, no obstante, "tomarse esas cosas con más deportividad" porque, a su juicio, todos los dirigentes políticos han sufrido este tipo de bromas "a veces más agradables, a veces menos agradables".

Aún así, esta polémica saltó a la precampaña electoral de los comicios de diciembre y fue uno de los temas utilizados en los debates entre candidatos. De hecho, en uno de los debates a tres que tuvo lugar entre Rivera, Iglesias y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, éste último respondió a las acusaciones del líder de Podemos sobre puertas giratorias sacando a colación este asunto.