Gestión de Manuela Carmena

La Policía Municipal de Madrid se queda sin balas

Se han paralizado las prácticas de tiro para el mes de diciembre por falta de munición después de que el concurso público para su adquisición se haya quedado desierto.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a varios policías municipales.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a varios policías municipales. EFE

  1. Policía municipal
  2. Manuela Carmena
  3. Javier Barbero
  4. Ayuntamiento de Madrid
  5. Armas

La Policía Municipal de Madrid no tiene munición. Desde el pasado mes de octubre, las balas disponibles para sus agentes escasean hasta tal punto que han tenido que reducir las prácticas de tiro obligatorias hasta llegar a su absoluta restricción. Desde la jefatura de la Policía, que depende de la Concejalía de Seguridad, dirigida por Javier Barbero, se ha dado la orden de suspender todas visitas a la galería de tiro en el mes de diciembre.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL de fuentes municipales, la razón es que se ha agotado la munición. La Policía Municipal, dependiente del Ayuntamiento de Manuela Carmena no tiene balas. Desde que comenzó el problema en octubre, las prácticas de tiro se redujeron de 18 a 12 disparos por cada agente, que debe acudir a realizarlas como control obligatorio.

Los policías madrileños tienen que presentarse en la galería de tiro tres veces al año. Sin embargo, este último trimestre las visitas se están complicando. Para empezar, se les ha reducido el número de tiros, además de que se ha reducido el número de agentes que pueden acudir a la galería, como modo para controlar las pocas balas que quedan. Esta situación, nunca antes vivida según fuentes policiales, se ha agravado en el mes de diciembre hasta tal punto que directamente se han cancelado las prácticas.

Concurso desierto

La causa es que ha quedado desierto el concurso público ofertado en junio de este año para la adquisición de munición de arma reglamentaria y por tanto el Ayuntamiento no ha cubierto las 442.000 balas ofertadas. Según estas fuentes, el consistorio está cubriendo el expediente con compras menores de munición, de unos 40.000 cartuchos, que cubre aproximadamente para unos 40 días.

La Policía acaba de recibir en estos días otro pequeño lote, que será guardado para el próximo año para no volver a quedarse sin existencias. Además del problema de la falta de existencias, al no haberse cubierto el concurso público, las balas que se van comprando a cuenta gotas se hacen a través de una armería a precio comercial y, por tanto, más caro que si saliese a concurso.

Según el portavoz del sindicato mayoritario, Colectivo Profesional de Policía Municipal, Julián Leal, es un “despropósito” que no haya munición suficiente para que los agentes cubran sus prácticas de tiro obligatorias, ya de por sí insuficientes. “Estamos profundamente preocupados por esta deriva. Esperamos que la falta de munición no sea intencionada ni por dejación de las funciones de los responsables”. A su juicio, es “intolerable” que por una falta de previsión se esté dejando sin prácticas a los policías.

Por su parte, la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) pide que "se solucione con urgencia ya que las prácticas de tiro son necesarias para el buen desarrollo de nuestro trabajo y manejo del arma reglamentaria".

El expediente de contratación, dependiente de la Coordinación General de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento, salió con un presupuesto total de 106.964 euros para la adquisición de 442.000 balas 9 milímetros Parabellum, lo que supone un precio por bala de 0,24 euros. Según consta en el pliego de condición, “el contrato se adjudicará por procedimiento abierto y se llevará a cabo atendiendo a un único criterio de valoración –precio-”. Entre los requisitos aparece la entrega del total de la munición en un plazo máximo de 30 días desde la formalización del contrato, y no se cobra hasta la entrega del suministro.

Expediente de contratación 2016 para la adquisición de munición de la Policía Municipal.

Expediente de contratación 2016 para la adquisición de munición de la Policía Municipal.

Buscan munición barata

Sin embargo, el concurso se ha quedado desierto porque el Ayuntamiento de Madrid no ha tenido ni un sólo ofertante al procedimiento de contratación. Para entender las causas de que ninguna armería ni empresa dedicada a la fabricación de munición haya decidido presentarse puede ser las diferencias con el contrario anterior.

En el concurso anterior, formalizado en diciembre de 2014, en la época de Ana Botella como alcaldesa -y que se concedió a la empresa Peres Sport S.L.- el presupuesto era superior, concretamente por un valor total de 132.470 euros, por un cargamento inferior, 390.998 cartuchos de 9 milímetros Parabellum, lo que supone un precio por unidad superior al ofrecido en el último concurso (0,34 euros por bala).

Expediente de contratación 2014 para suministro de munición de Policía Municipal.

Expediente de contratación 2014 para suministro de munición de Policía Municipal.

Además, el plazo de ejecución era superior, concretamente de 49 días, y en su caso el pago también es único previa entrega de la munición. En este concurso, había más criterios de valoración para elegir la oferta más beneficiosa. El primer criterio, también era el precio, pero también se tuvo en cuenta el comportamiento de la munición en los controles (mecanización del arma, estanqueidad al agua, resistencia a la rotura) como segundo criterio.