'Caso Púnica'

El PP se niega a pagar los trabajos ya realizados por la Púnica

Alejandro de Pedro ha hecho reclamación de cantidad a varios ayuntamientos por no pagar facturas pendientes.

El presidente del PP de Castellón, Javier Moliner.

El presidente del PP de Castellón, Javier Moliner. EFE

El Partido Popular ha aprovechado el 'caso Púnica' para dejar de pagar los trabajos realizados de reputación 'online' por Alejandro de Pedro, investigado por su pertenencia a la trama. El presunto 'conseguidor' ha realizado varias reclamaciones de cantidad de facturas que nunca llegó a cobrar al saltar el 'caso Púnica', que llevó a la cárcel al exsenador y exnúmero 3 de Esperanza Aguirre, Francisco Granados.

De Pedro sostiene que a pesar de estar investigado por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco tiene derecho a cobrar por el trabajo realizado. Sin embargo, tanto el PP de Castellón como el Ayuntamiento de Coslada se niegan a pagarle, aprovechando que su trabajo de reputación 'online' ha sido puesto en entredicho, al entender el juez que las facturas pudieron estar infladas.

Los investigadores sospechan que varios dirigentes políticos utilizaron el trabajo de De Pedro para lavar su imagen personal, pero que este fue pagado con fondos públicos. Sin embargo, el dueño de Eico Online Reputación Management sostiene que él ha hecho su trabajo y tiene que cobrar por ello.

En el sumario del 'caso Púnica' consta cómo De Pedro, a través de sus abogados, reclama al PP de Castellón una deuda de 4.840 euros por una factura de diciembre de 2014, dos meses después de que saltara la Púnica, que llevó a su detención así como con el ingreso en prisión de Granados y su socio, David Marjaliza.

En la misiva enviada al PP de la provincia valenciana, sostiene que se trata de un “crédito legítimo” por el trabajo realizado de posicionamiento, reputación y asesoramiento para campaña de los meses de septiembre y octubre. “De no recibir noticias suyas y siguiendo las instrucciones de nuestro cliente nos veremos obligados a ejercitar cuantas acciones sean pertinentes en derecho para el cobro de la deuda, intereses y gastos derivados de la gestión del cobro”, recoge el escrito fechado en marzo de 2015.

Según fuentes jurídicas consultadas por EL ESPAÑOL, a día de hoy, el PP no ha pagado ninguna cantidad y De Pedro ha presentado la pertinente reclamación de cantidad. Sin embargo, todas las pruebas que mostrarían que efectivamente sí realizó esos trabajos las tiene custodiadas la Guardia Civil, que guarda su ordenador, incautado durante el registro tras su detención.

A la espera de las copias de su trabajos

La defensa de De Pedro reclamó al juez Eloy Velasco que le permitiera tener acceso a esa documentación para poder reclamar las cantidades que le deben, no solo al PP de Castellón, sino al Ayuntamiento de Coslada, así como a otros clientes, que, a su juicio, aprovecharon el 'caso Púnica' para dejar de pagar los trabajos realizados.

Según estas fuentes, el juez autorizó el volcado de sus ordenadores pero sin embargo, De Pedro lleva siete meses esperando a que el Instituto Armado entregue los aparatos para poder hacer copia de todos sus documentos y poder demostrar ante un juez que él sí llevó a cabo los trabajos que no le quieren pagar.

Así, en los próximos días, De Pedro tiene la vista por la reclamación realizada al Ayuntamiento de Coslada. En esta localidad, el empresario había trabajado para intentar desvincular la imagen de los dirigentes del PP de ese municipio del caso de corrupción que afectó a quien fue jefe de la policía municipal Ginés Jiménez. De Pedro también realizó tareas para mejorar la reputación en la Red del candidato a alcalde del PP, Raúl López, que ganó las elecciones. Ahora, les reclama 1.600 euros que se niegan a pagarle.

En relación al trabajo realizado en el Ayuntamiento de Castellón de la Plana y que ahora reclama al PP de la misma provincia, la coordinación de Comunicación del Consistorio, Paloma Teresa Aguilar, explicó en su declaración como imputada ante la Guardia Civil que se contrató a una de las empresas de De Pedro, Madiva, para llevar a cabo los 'banners' publicitarios en tres campañas de publicidad del Ayuntamiento.

Reconoció durante su interrogatorio que ninguna de las dos facturas, de septiembre y octubre, fueron abonadas. “En cuanto se tuvo conocimiento a través de los medios de comunicación que la empresa Madiva se encontraba incursa en un procedimiento judicial, se paralizó de forma inmediata el trámite para abonar dichas facturas a través de un escrito del alcalde de Castellón”, explicó a los agentes.

Conoció al alcalde en el AVE

Por su parte, el alcalde de la localidad, Alfonso Bataller, también imputado, explicó que conoció a De Pedro en el AVE Valencia-Madrid. Durante el trayecto, éste le comentó que podría mejorar sus perfiles en diferentes redes sociales, pensando en la campaña política que se avecinaba y a las que concurriría como candidato.

Según explicó a la Guardia Civil, mantuvo contacto con él, al entender que era muy importante una buena posición en las redes sociales. De Pedro le preparó un proyecto piloto de lo que podría hacer en reputación 'online' pero no sabía que esta mismas persona ya había realizado para su ayuntamiento tres campañas de publicidad. Fue él quien dio la orden de no pagar nada una vez se conoció su implicación en el 'caso Púnica'.