Caso Nóos

El fiscal Horrach y la abogada de Manos Limpias se enzarzan a gritos en el recinto del juicio

El representante del Ministerio Público recriminó a Virginia López Negrete estar involucrada en el caso de extorsión a la Infanta Cristina.

La abogada de Manos Limpias y el fiscal Horrach.

La abogada de Manos Limpias y el fiscal Horrach. AFP / Getty Images

  1. Caso Nóos
  2. Pedro Horrach
  3. Manos Limpias
  4. Cristina de Borbón y Grecia

El fiscal Pedro Horrach y la abogada de Manos Limpias se enzarzaron el martes por la tarde a gritos durante un receso del 'caso Nóos'. El representante del Ministerio Público recriminó a Virginia López Negrete estar involucrada en el caso de extorsión a la infanta Cristina y, según testigos presenciales, le censuró que se desmarcara del escándalo cuando “estaba al tanto de todo”.

La disputa se produjo después de que López Negrete realizara varios comentarios durante la vista recalcando su inocencia en ese asunto. Horrach la escuchó en silencio hasta que, de pronto, saltó aprovechando el descanso y, en mitad del pasillo, le trasladó su convicción de que sí conocía la trama. Según las mismas fuentes, el fiscal le dijo que no la cría, que no la contase cuentos porque su sindicato se dedicaba a extorsionar.

López Negrete entonces le preguntó si le estaba llamando chantajista pero él, según estas fuentes, no le contestó. Lo que sí le dijo es le había tenido que aguantar durante cinco años. También le espetó que no se creía su "autoproclamada ingenuidad e inocencia" en el intento de chantaje al entorno de la infanta Cristina de Borbón, reclamando tres millones de euros a cambio de retirarle la acusación, y por lo que están actualmente en prisión el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, y el presidente de la asociación de consumidores Ausbanc, Luis Pineda.

El encontronazo subió de tono y López Negrete y Horrach tuvieron que ser separados. La abogada del sindicato negó tener implicación alguna en el asunto y exigió al fiscal Anticorrupción que le pidiera “disculpas públicas”, a lo que éste se negó.

Hasta el momento la discrepancia entre ambos sólo se había dirimido en el ámbito estrictamente jurídico. Mientras el fiscal Horrach, junto con la Abogacía del Estado, ha considerado desde el primer momento que la infanta Cristina es inocente y que no existe un solo indicio de delito que la incrimine, la letrada de Manos Limpias ha liderado la acusación contra ella como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales cometidos por su marido, Iñaki Urdangarin.

Fue el sindicato quien solicitó la imputación de Cristina de Borbón en contra del criterio de Anticorrupción y la Abogacía del Estado y hasta ahora los argumentos de López Negrete han sido respaldados por el juez instructor, José Castro, y la Audiencia de Palma, que acordó finalmente abrir juicio contra la hermana del rey por esos dos delitos fiscales.