la Fiscalía denuncia intereses espurios

El tribunal aplaza la decisión de si expulsa a Manos Limpias de Nóos

La Abogacía del Estado alega que la investigación al sindicato “les está dando la razón” de la falta de legitimidad para acusar.

La abogada de Manos Limpias Virginia Lopez Negrete en la Escuela Balear de la Administración Pública

La abogada de Manos Limpias Virginia Lopez Negrete en la Escuela Balear de la Administración Pública Efe

La presidenta del tribunal que enjuicia el 'caso Nóos', Samantha Romero, ha sido muy dura con las partes que han solicitado la expulsión de Manos Limpias como acusación popular tras conocerse que habrían intentado extorsionar al entorno de la infanta Cristina de Borbón para cobrar 3 millones de euros a cambio de retirar la acusación. “Se trata de una investigación embrionaria en base a un auto que habla de indicios y que este tribunal no ha sido informado”, ha espetado la magistrada.

Romero ha dejado claro que la Sala ya resolvió sobre la legitimación de Manos Limpias y permitió que estuviera personada como acusación popular, y recuerda que tanto las defensas como las acusaciones están pidiendo su expulsión sin tener en cuenta la presunción de inocencia.

Aun así, la Sala no ha rechazado de plano la petición formulada por la defensa de Diego Torres, a la que se ha adherido la defensa de Urdangarin. No así, se ha opuesto la defensa de la infanta Cristina de Borbón al encontrarse la investigación abierta a Manos Limpias en “fase embrionaria”, aunque se reserva la opción de tenerlo en cuenta en la fase de valoración de la prueba. Fueron lo abogados de la hermana del rey Felipe VI quienes acudieron a la Policía denunciando los chantajes del secretario general del sindicato, Miguel Bernad, y del presidente de Ausbanc, Luis Pineda, ambos en prisión incondicional.

La presidenta del tribunal se ha encarado con la abogada del Estado, Dolores Ripoll, quien ha afirmado que la investigación abierta en la Audiencia Nacional está avalando su tesis. “Los hechos están dando la razón a lo que esta parte dijo el pasado 11 de enero, que demuestra que los intereses de Hacienda solo puede defenderla esta abogacía”, dijo la abogada antes de que la cortara su intervención Romero, con el tono de voz subido. “La Abogacía no formuló protesta entonces sobre Manos Limpias, así que no le dejó a acabar. Las únicas alegaciones que le permito hacer están estrechamente delimitadas a las que ha hecho la defensa”, ha expresado.

“La investigación no le da la razón en nada”

Es más, la magistrada ha espetado: “A los juristas hay que exigirles rigor. Parece que lo importante es lo que ocurre fuera de esta sala. Hasta donde el tribunal tiene conocimiento, no tenemos una sentencia firme de condena frente a nadie. La presunción de inocencia debe ser aplicada a todos los ciudadanos”, ha añadido, claramente contrariada.

Ante los cortes de la magistrada, Ripoll ha aclarado: “Precisamente eso es lo que quería decir, pero no me ha dejado acabar. Digo que el procedimiento tiene que continuar con la acusación popular. La investigación viene a dar la razón a lo que la Abogacía dijo, pero ahora no hay ningún hecho declarado probado”. Romero, tuvo que tener la última palabra: “Discrepo que le dé la razón en nada”.

Por su parte, el fiscal Pedro Horrach solicitó a la Sala que requiriera al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz todas las actuaciones para valorar si es pertinente expulsar a Manos Limpias del juicio. “Ante la posibilidad de que no se defiendan intereses generales sino intereses espurios y a los efectos de poder valorar la petición de las defensas, se interesa que por parte del tribunal se solicite al Juzgado testimonio de los particulares en relación con este procedimiento así como testimonios de particulares relativos al funcionamiento interno y financiación del sindicato”. Además, el fiscal recordó que hace un mes la Audiencia Provincial de Barcelona negó la legitimación a Manos Limpias en un proceso. “Este tribunal ya resolvió la legitimación del sindicato”, defendió la presidenta del tribunal.

Por su parte, la abogada del sindicato, Virginia López-Negrete ha defendido la legitimación de la acusación y ha recordado que Manos Limpias “no está investigado ni imputado ni nada que se le parezca”. “La única persona que está imputada es una persona física. Mi cliente ni está imputado ni hay ninguna medida cautelar de nada”, ha añadido. Así, ha explicado que la única opción es la suspensión de la propia persona jurídica. “El sindicato Manos Limpias está activo y tiene todos los órganos funcionando. Nos oponemos total y absolutamente”, ha espetado la abogada.