Investidura

Podemos rechaza sumarse al acuerdo PSOE-Ciudadanos con el 88% de los votos

El 91% vota “sí” a la segunda pregunta sobre un Gobierno de coalición de Podemos y PSOE. Antonio Hernando (PSOE) sentencia que el tiempo de ofertas ha terminado.

Pablo Echenique durante la rueda de prensa convocada hoy en Zaragoza

Pablo Echenique durante la rueda de prensa convocada hoy en Zaragoza Efe

  1. Investidura
  2. Pactos electorales
  3. Podemos
  4. Acuerdo PSOE-Ciudadanos

No ha habido sorpresas. Los inscritos en Podemos han respaldado la oposición de Pablo Iglesias y la dirección del partido a un Gobierno construido sobre el pacto entre el PSOE y Ciudadanos. Un 88,23% de los inscritos rechazaron un acuerdo en torno al pacto entre Pedro Sánchez y Albert Rivera.

“Se nos ha dicho que somos incompatibles con el pacto Ciudadanos-PSOE”, dijo el nuevo secretario de Organización, Pablo Echenique. Según él, “la vía programáticamente coherente y aritméticamente viable” es la que han marcado las bases de Podemos. “Esperamos que Pedro Sánchez opte por esa vía”, confió no sin confesar que es “escéptico”.

A diferencia de la consulta del PSOE, que permitió el voto en urna y sólo aceptó la participación de militantes al corriente de las cuotas, la consulta de Podemos fue sólo por internet y estaban convocados todos los inscritos por internet desde que el partido echó a andar. El “secreto del voto” impide a Podemos dar datos por provincias o comunidades autónomas, por lo que es imposible conocer si el voto ha sido homogéneo, a diferencia del PSOE, que dio resultados por provincias.

“Estamos dispuestos a volver a trasladar las 20 cesiones a PSOE y a dialogar con ellos", repitió Echenique, que reiteró la “mano tendida” a los socialistas para conformar un Gobierno de cambio.

Este resultado, que reafirma las posturas de Podemos expresadas en las últimas semanas, implica que hay ya muy pocas esperanzas de evitar la disolución de las cortes y la repetición de las elecciones.

El PSOE tendrá ahora que decidir si rompe con Ciudadanos e intenta un Gobierno con Podemos, en cuya aritmética sería clave el voto de partidos independentistas. Sin embargo, Sánchez ha advertido en numerosas ocasiones que a la fórmula de Podemos no le salen los números, por lo que él defiende un pacto a tres que reúna a las fuerzas del cambio. Sánchez ha iniciado además una gira con tono preelectoral para explicar las bondades de su acuerdo y la incomprensible postura de Iglesias, según él.

La consulta a las bases tenía dos preguntas. En la primera se preguntaba por un Gobierno “basado en el pacto de Rivera y Sánchez” y en la segunda por “la propuesta de Gobierno de cambio que defiende Podemos, En Comú y En Marea”.

La respuesta a la segunda pregunta, conocida como “vía 161” (por la suma de escaños de Podemos, En Comú Podem, En Marea, Compromís e Izquierda Unida) ha recibido el 91,79%% de los votos.

Según Echenique, se trata de una consulta “histórica” que muestra que cuando se hacen preguntas “claras” y “vinculantes”, la gente responde.

En la consulta participaron un 37% de los 393.000 inscritos en la formación, aunque Podemos destaca que se trata del 72% de los inscritos considerados activos.

Las preguntas formuladas eran las siguientes:

1.- "¿Quieres un gobierno basado en el pacto de Rivera y Sánchez?".

2.- "¿Estás de acuerdo con la propuesta de gobierno de cambio que defiende Podemos, En Comú y En Marea?".

La consulta fue convocada el pasado 8 de abril, sólo unas horas después de la primera reunión a tres entre PSOE, Podemos y Ciudadanos. Pablo Iglesias, que debía comparecer al término del esperado encuentro, canceló su rueda de prensa y anunció al día siguiente que daba las negociaciones por muertas y que iba a consultar a las bases de Podemos.

Además, Iglesias advirtió de que un voto contrario al que finalmente ha salido conllevaría la dimisión del Consejo de Coordinación, la dirección del partido.

Antonio Hernando: "El tiempo de las ofertas y las contraofertas ha terminado"

Poco después, desde la sede del PSOE, el portavoz del equipo negociador socialista, Antonio Hernando, lamentó la decisión de Podemos y, aunque no verbalizó que se trata del fin de las negociaciones, sí las dio por terminadas. “No renunciamos a que haya un Gobierno de cambio en España”, aseguró, pero corresponde a otros moverse. “El tiempo de las ofertas y las contraofertas ha terminado. Por ahí ya no podemos avanzar. Ahora la pelota está en el tejado de otros”, ha dicho en clara referencia a Podemos.

“Nos hubiese gustado que se hubiese hecho una consulta sobre acuerdos firmados a los que ya hubiese llegado Podemos”, ha reconocido, consultas “para acercar” y no “consultas para bloquear”, ha dicho.

Preguntado por la posibilidad de un pacto con el PP, Hernando lo ha descartado de plano. “El señor Rajoy no ha querido llamar nunca” y “razón tiene para no llamar” porque “sabe lo que se va a encontrar”: el no de los socialistas a una gran coalición, especialmente tras la dimisión del ministro de Industria, José Manuel Soria.