madrid

Primera gran dimisión en C's: Eva Borox deja su escaño por sus vínculos con Marjaliza

La diputada naranja en la Asamblea de Madrid entrega su acta salpicada por la operación Púnica durante su etapa en el PSOE en el ayuntamiento de Valdemoro.

La hasta hoy diputada de Ciudadanos Eva Borox.

La hasta hoy diputada de Ciudadanos Eva Borox.

Eva Borox ha presentado este jueves su dimisión como diputada autonómica de Madrid. La 'número tres' de Ciudadanos en la Comunidad deja su escaño tras verse salpicada por la trama Púnica. "Mi dimisión responde a una decisión de carácter personal y no quiero interferir ni perjudicar el buen funcionamiento del partido", ha dicho Borox.

La política, que por ahora no está imputada en ningún proceso judicial, no ha admitido preguntas de los medios y deja su acta para no dañar la imagen del partido. "Por encima de cualquier difamación está mi trabajo, y no puedo consentir que mi nombre o el de mi partido se vean perjudicados", ha asegurado.

El pasado julio EL ESPAÑOL reveló las conexiones entre Borox y David Marjaliza, presunto cabecilla de la trama Púnica. Y esta semana salían a la luz varias fotografías que comprometían a la parlamentaria regional en las que aparecía junto al empresario. En ellas se veía a la número tres del partido de Albert Rivera en Madrid junto a Marjaliza en una actitud amistosa y relajada en su época como concejal del PSOE en Valdemoro. Las imágenes, publicadas por laSexta, daban cuenta de vacaciones en Murcia, Denia, Zahara de los Atunes, Andorra, etc. Borox ha tachado las fotos de "persecución mediática" y ha asegurado que "sólo el tiempo demostrará" su inocencia.

A raíz de estas publicaciones, este lunes Ciudadanos difundía un comunicado a los medios para negar los vínculos de Eva Borox con Marjaliza y justificar que le conocía por tratarse “de un señor al que conocía por residir en la misma localidad, tener amigos en común y existir una relación entre nuestras familias”. El presunto socio de Francisco Granados, según declaró al juez Eloy Velasco, también le habría regalado a la política regional y a su marido -teniente de alcalde de Valdemoro- viajes a Mallorca, Cádiz, Almería entre los años 1998 y 2003. 

La hasta hoy diputada naranja señalaba no haber recibido dinero en metálico ni viajes por parte de Marjaliza. Las imágenes, no obstante, reflejan una relación estrecha y la ponían contra la espada y la pared.

Aguado alaba a Eva Borox

Justo después de conocerse la dimisión de Borox, el líder de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, le ha agradecido su postura: "Su decisión le honra. Ha dado un paso a un lado a pesar de no estar imputada cuando hay muchos políticos que, incluso condenados, se aferran a su cargo".

Aguado ha despedido a Borox dándole las gracias por su trabajo y explicando que la Ejecutiva no ha tenido nada que ver con su marcha: "En ningún momento la hemos presionado. Ha dado una gran lección a muchos". Esta mañana insistía en que los problemas a los que se enfrentaba Borox pertenecen a una etapa anterior a su entrada en el partido naranja y recordaba que, en cualquier caso, no estaba imputada. 

Además, Aguado ha informado de que el escaño vacante lo ocupará Ana Rodríguez Durán, licenciada en ciencias ambientales por la Universidad de Alcalá de Henares en 2003 y que, a día de hoy, trabaja en el sector privado.

Marjaliza la involucra en Púnica

La situación política de Borox se empezó a complicar a raíz de las informaciones que publicó este diario a finales del mes de julio del año pasado. David Marjaliza, cerebro de la trama, aseguró ante el juez que entregó a la ex edil socialista de Valdemoro 30.000 euros como parte de una estrategia clientelista para tenerla a favor de Francisco Granados, entonces alcalde del municipio.

El empresario también implicó al marido de Borox, Raúl del Olmo. Sobre él Marjaliza dijo que le compró un décimo de la Lotería propiedad de Olmo y que había resultado premiado con 100.000 euros. El cabecilla de la red Púnica afirmó que le dio por él 120.000 euros que quería 'blanquear'.

Entonces Borox compareció y, visiblemente emocionada, negó las acusaciones y manifestó sentirse “destrozada”. “Es una asquerosa y repugnante mentira”, dijo al tiempo que anunciaba que actuaría judicialmente contra Marjaliza por sus insinuaciones. Insistió en que no conocía personalmente a Marjaliza y que nunca se había reunido con él. También dejó claro que renunciaría de forma inmediata a su acta si fuese imputada.

Con su dimisión, en caso de ser imputada, perdería su fuero ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y sería investigada por los órganos de justicia ordinarios.

Militante del PSOE, CDL y CDS

En su carrera política, Eva Borox ha militado en distintos partidos. Fue edil del PSOE en Valdemoro y en 2005 se ocupó de la portavocía del partido en dicha localidad. En esa época, un grupo de afiliados denunció que la agrupación socialista estaba siendo controlada por Francisco Granados. Tras una criba del censo de militantes, se comprobó que habían existido irregularidades y que los nuevos afiliados del PSOE en el municipio provenían del Partido Popular. En 2007, el PSM que por entonces lideraba Rafael Simancas decidió suspender de militancia a todos los miembros. Eva Borox fue expulsada del partido y la agrupación se disolvió.

Después, Borox siguió en política de la mano de CDS y fue cabeza de lista de dicho partido en las municipales de 2011. No logró representación y, antes de aterrizar en Ciudadanos, pasó a otro partido, el Centro Democrático y Liberal (CDL), donde llegó a ser presidenta. Después se integró en la formación naranja, a la que prestó los concejales de CDL.