LA COCINA DE EL ESPAÑOL

La subida de Ciudadanos y la caída de Podemos dominan los sondeos tras la investidura fallida

El promedio de las encuestas indica que suben Ciudadanos e IU y se mantiene el PSOE. Caen PP y Podemos. 

Según el promedio de sondeos, el PP y Podemos han retrocedido mientras el PSOE se mantiene y avanzan Ciudadanos e IU.

Hace diez días Pedro Sánchez fracasó en su investidura. Logró 131 votos a favor —del PSOE, Ciudadanos y Coalición Canaria—, pero tuvo los otros 219 en contra. Desde entonces se han publicado seis sondeos con los que podemos analizar la reacción de los electores.

El primer gráfico muestra el promedio de encuestas antes y después de la votación de investidura.

La evolución

La evolución

Las encuestas han capturado pequeños movimientos: desde el 25 de febrero Ciudadanos ha subido tres décimas, IU dos, y el PSOE otras dos. Podemos ha caído medio punto. Los movimientos son compatibles con mi hipótesis tras la investidura: suben PSOE y Ciudadanos pese a su fracaso. No obstante, los movimientos son pequeños y quizás no significativos.

Más sólidas parecen las trayectorias desde el 20 de diciembre. El PP habría perdido un 1% del censo; y Podemos un 1,5%. El PSOE se mantiene plano, IU ha ganado un 1% y Ciudadanos un 2%. El siguiente gráfico muestra el promedio y las quince encuestas más recientes.

El promedio

El promedio

En el gráfico se observa que han aumentado las diferencias entre encuestadoras. Hay sondeos de marzo que dan a Podemos un 17% de votos y otros que le dan el 21,5%. Con Ciudadanos pasa igual: un sondeo lo coloca en el 14,1% y otro en el 19,5%.

Pero las tendencias generales se observan por igual en casi todas las encuestadoras. El PP cae según cinco de las seis encuestadoras que han hecho trabajo de campo este mes (la excepción es NC Report). Podemos cae según todas las casas excepto Invymark. En cambio, IU sube según cinco de seis empresas demoscópicas y Ciudadanos en las seis.

En el caso de Ciudadanos es pertinente cierta precaución. Tanto en las elecciones generales como en las elecciones de mayo, el partido obtuvo unos resultados peores que los que presagiaban los sondeos. Es posible que eso fuese casual —de hecho, ocurrió lo contrario en las elecciones andaluzas de marzo y en las catalanas de septiembre—. Pero esa desviación también puede ser sistemática. Puede ser, por ejemplo, que Ciudadanos tenga votantes "expresivos", personas que dicen que votarán por el partido en los sondeos pero que luego no consolidan ese voto. Este tipo de sesgos pueden darse y juzgarlos depende del lector.

De momento, lo que vemos en los sondeos es que PP y Podemos han retrocedido, mientras que el PSOE, Ciudadanos e IU avanzan o están planos. Si finalmente hay elecciones se producirán otros movimientos que ahora no vemos, pero sobre su dirección sólo podemos especular.