Divinos Palabros

Duelos & ‘Quebrantuits’

  1. Miguel de Cervantes Saavedra
  2. Gobierno de España
  3. William Shakespeare
  4. Don Quijote

@dariovillanueva, director de la RAE, sobre los fastos de celebración del IV Centenario de la muerte de Cervantes comparados con lo previsto respecto a Shakespeare: “Los ingleses pueden sacar los colores a todos los españoles”.

@javierrodriguez, alcalde de Alcalá de Henares, acerca de la improvisación con que se ha organizado este aniversario: “Ni Gobierno ni Comunidad nos dan dinero para festejar este centenario como se merece”.

Así estamos. En pleno guirigay. Reclama todo quisqui lo que considera justo: festejar el aniversario cervantino como se merece. La cuestión no es medir nuestra disposición, cual lanza en astillero descascarillada, con la de los hijos de la Gran Bretaña. Lleva meses el personal ejecutivo de este sarao quiquireando otro fracaso anunciado. Culpan de su frustración al desgobierno de este país en ruinas.

Las comparaciones son odiosas, pero necesarias: publica Cameron un artículo para anunciar a la aldea global que 2016 será un año dedicado, en cuerpo y alma, a la memoria de ‘El Bardo de Avon’. ¿Se imagina alguien a Rajoy haciendo algo similar por ‘El Manco de Lepanto’? Cuesta mucho, la verdad. En la tónica de estos tiempos, la estrategia del ‘Pontevedrés Non Grato’ consiste en mantenerse ajeno a todo aquello que huela a cultura. La BBC se implica, a muerte, en el aniversario shakesperiano; mientras tanto, los responsables de RTVE continúan perdidos en su Chiringuito del Tiempo. Basan su función pública en una disfunción eréctil sólo apta para prejubilados por un ERE malsano. Llevan algunos 400 años viviendo –por encima de sus posibilidades– del cuento. Va siendo hora ya de que se pasen a la novela. Ahí va mi recomendación: ‘Don Quijote de la Mancha’.

Aprenderán de ella que, aunque el segundo es el verdadero ganador de toda competición, puesto “que se lleva la mera justicia, y el tercero viene a ser segundo, y el primero, a esta cuenta, será el tercero” (Don Quijote, capítulo XVIII), Cervantes no necesita medirse la lanza con nada ni con nadie. Reducirlo a un P.V.P. con el 21% de IVA cuesta tanto como transcribir la obra, con un marcador fluorescente, en un grano de arroz pasado. A no ser que se trate de convertir esta conmemoración en otro dislate para su manida Marca España. O sea, en una justa caballeresca muy poco caballerosa.

@donmigueldecervantessaavedra, a través de la ouija viñetera de El Roto: “Me ha dicho mi editor que me deje de caballeros andantes y que escriba algo que tenga más pegada”.

Vale.