REUNIÓN A CUATRO

Sánchez acepta verse con Podemos e Iglesias se muestra optimista

El líder socialista acepta la propuesta de Alberto Garzón, que le pide una reunión a cuatro para avanzar en la investidura.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

  1. Pedro Sánchez
  2. PSOE
  3. Mariano Rajoy Brey
  4. Podemos
  5. Pablo Iglesias
  6. Investidura
  7. Pactos electorales
  8. Acuerdos políticos
  9. Partidos políticos
  10. Política

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quiere reunirse conjuntamente con Podemos, Izquierda Unida y Compromís para negociar su investidura. Así consta en la carta que el aspirante a presidente ha enviado a Alberto Garzón, el representante de IU que le propuso ese encuentro a cuatro bandas para acercar posiciones. Podemos y Compromís aceptaron la reunión. La última palabra la ha tomado Pedro Sánchez, que ha reconocido que quiere “seguir hablando con todos los que apuestan por el cambio”.

En la misiva, Sánchez pone de manifiesto la “coincidencia” con el líder de Izquierda Unida de lo necesario que es “mantener un proceso de diálogo” para identificar “políticas y propuestas compartidas” que permitan la “constitución de un Gobierno progresista y reformista, apoyado por distintas fuerzas políticas”.

El PSOE tiene como “objetivo fundamental” atender “con urgencia” la “difícil situación” en la que se encuentran millones de españoles y abrir “una nueva etapa” de cambio para modernizar el país y cohesionarlo en torno a un proyecto común. “Ése será, sin duda, la prioridad del Gobierno que yo presida”, añade Sánchez.

Además, el socialista recuerda que este sábado se cumplen dos meses desde el 20D y que él ha defendido desde entonces el “entendimiento” entre distintas fuerzas políticas que “permita un Gobierno alternativo al del PP para llevar adelante políticas progresistas. Con más énfasis lo vengo diciendo desde que el presidente en funciones, mariano Rajoy, renunció a presentar su candidatura”.

Pedro Sánchez se queja a Alberto Garzón de que, “mientras muchos estamos trabajando intensamente”, hay quien apuesta porque la situación “de interinidad se prolongue” con el consiguiente “perjuicio para la mayoría de los ciudadanos” o, incluso, prefieren la convocatoria de nuevas elecciones, “que llevarían hasta el mes de agosto la constitución de un nuevo Gobierno”. El socialista elude directamente a la conversación que Mariano Rajoy mantuvo este jueves con David Cameron. El presidente del Gobierno en funciones le aseguró que la probabilidad de que gobierne Sánchez es tan improbable que el escenario más viable es que haya nuevas elecciones el 26 de junio.

“Esta no es la actitud del PSOE. Queremos seguir hablando con todos los que apuestan por el cambio. Por eso te confirmo nuestra disposición a participar en la reunión de trabajo que propones con representantes de Podemos, IU y Compromís, de cara a pactar un programa para la investidura que proyecte en la legislatura la acción de un Gobierno progresista y reformista”.

Iglesias recoge el guante

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se ha mostrado optimista respecto a la reunión "a cuatro" que celebrarán PSOE, Podemos, Compromís e IU, y ha considerado "muy significativo" que los socialistas hayan aceptado ese encuentro que, según ha dicho, "revela la foto del nuevo Gobierno".

Iglesias, en rueda de prensa en el Congreso tras reunirse con la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, ha subrayado que ese encuentro "abre expectativas para gobernar juntos" y que en la agenda de la reunión debe incluirse tanto el qué y como el quién.

De esta forma, el secretario general de Podemos ha argumentado que de lo que hay que hablar en esa reunión promovida por el diputado de IU, Alberto Garzón, es de formar un Gobierno de coalición, y no de un pacto de investidura como propone Sánchez.

Como ejemplo a seguir Iglesias ha citado el caso de la Comunidad Valenciana, donde el PSOE gobierna en coalición con Compromís, y ha coincidido con Oltra en que el Gobierno del socialista Pedro Sánchez "será plural o no será".

Así, ha confirmado que Podemos no apoyará ni por activa ni por pasiva un Gobierno de Sánchez en minoría si eso es lo que plantea, porque sería un Ejecutivo inestable y débil que no favorecería a España.

Ha querido dejar claro, por tanto, que si el PSOE quiere gobernar en solitario con el apoyo de Ciudadanos, Podemos, IU y Compromís lo que está planteando es una "imposibilidad" y ha instado a los socialistas a aclarar sus objetivos porque "está bien ir a una mesa de negociación habiendo dicho a los españoles lo que pretendes".