Investidura

Sánchez, a Podemos: "Tendrán que elegir entre el cambio y el Gobierno corrupto del PP"

El candidato a la investidura y el presidente del Gobierno en funciones coinciden en Bruselas pero se ignoran mutuamente. 

Pedro Sánchez este jueves a las puertas del Parlamento europeo.

Pedro Sánchez este jueves a las puertas del Parlamento europeo.

  1. Mariano Rajoy Brey
  2. Pedro Sánchez
  3. Debate de Investidura
  4. Gobierno de España

El desencuentro entre el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el candidato a la investidura, Pedro Sánchez, se ha trasladado este jueves a Bruselas. Los dos líderes políticos han participado en las reuniones previas a la cumbre sobre el ‘Brexit’ de sus respectivos partidos, los populares y los socialistas europeos. Pero parecían haber intercambiado ya los papeles de gobierno y oposición.

Mientras que Rajoy sólo tenía un encuentro adicional con los eurodiputados españoles del PP -al que a última hora se ha añadido una entrevista con el presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker-, Sánchez se ha entrevistado con el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, y el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, ambos socialistas.

Avisos a Iglesias

El líder del PSOE se ha declarado “razonablemente optimista” sobre sus posibilidades de “articular una mayoría parlamentaria suficiente como para ir a la investidura con garantías de poder formar el gobierno”. Pero no ha dudado en lanzar varios avisos a Podemos por su negativa a sentarse a negociar.

“Con todas aquellas formaciones políticas con las que nos hemos sentado a dialogar estamos muy cerca del acuerdo”, ha dicho Sánchez citando a Ciudadanos, Compromís, Izquierda Unida, PNV y Coalición Canaria. “La única fuerza política que todavía no se ha sentado a dialogar con nosotros, que es el partido de Pablo Iglesias, tiene la puerta abierta”, ha insistido el candidato a la investidura, que ha eludido en todo momento entrar en una guerra de declaraciones con el líder de Podemos.

Haya o no acuerdo con Iglesias, Sánchez cree que “el dos de marzo (fecha de la investidura) todas las fuerzas políticas van a tener que decidir si apuestan por el cambio o por la continuidad de un Gobierno agotado y asediado por la corrupción como es el PP y el presidente del Gobierno en funciones, el señor Rajoy”. Otro mensaje para Podemos: todas las formaciones políticas deben ahora dejar de lado sus “intereses partidistas” y apostar por el “bien común”.

En cuanto a su reunión con Moscovici, el candidato a la investidura le ha pedido “negociar una senda diferente de cumplimiento de los objetivos” de déficit que permita dos condiciones: afianzar la recuperación económica y garantizar la cohesión social. El PSOE quiere una nueva prórroga de un año, de 2016 a 2017, para reducir el déficit por debajo del 3% que marca el Pacto de Estabilidad. Sánchez también quiere que la Unión Europea refuerce su plan de inversiones y ponga en marcha “políticas expansivas” que consoliden la recuperación.

Rajoy no cederá a las presiones para que se abstenga

Por su parte, Rajoy ha querido dejar bien claro que no cederá a ninguna presión de los poderes económicos o mediáticos para que su partido se abstenga en la investidura de Sánchez y permita un Gobierno en minoría de PSOE y Ciudadanos. “Si me dejara presionar por poderes económicos o mediáticos no merecería ser el presidente del Gobierno de España”, ha asegurado. Y ha esgrimido que en 2012 resistió todos los apremios para que pidiera el rescate completo de la economía española. “Ya he acreditado en algunas ocasiones a lo largo de la vida, que es lo que da además mayor tranquilidad, serenidad de espíritu y equilibrio, que procuro atender sólo al interés general”, ha señalado.

El PP no hace caso de las presiones porque es ya “mayor de edad” y se debe a sus más de 7 millones de votantes. Una abstención del PP el próximo dos de marzo es “un escenario imposible” porque “los electores del Partido Popular no lo entenderían ni nadie lo entiende”. Rajoy tiene previsto intervenir personalmente en el debate de investidura para “explicarle al señor Sánchez cuáles son las razones por las que no tiene nuestra confianza”.

El presidente en funciones sigue teniendo su agenda vacía. Aunque se ha mostrado dispuesto a reunirse en cualquier momento con los líderes de Ciudadanos e incluso de Podemos, ha admitido que “no hay nada cerrado en el presente momento”. Rajoy tampoco ha querido pronunciarse sobre si un Gobierno del PSOE con Ciudadanos sería mejor que un pacto de los socialistas con Podemos. “Un acuerdo PSOE-Ciudadanos me parece muy bien pero con eso es imposible gobernar, es lisa y llanamente imposible”, ha alegado.

Rajoy ha vuelto a repetir que “lo europeísta, lo sensato, lo razonable y lo más conveniente” sería un Gobierno de coalición entre el PP, el PSOE y Ciudadanos presidido por él. Es la misma opinión por la que a su juicio apuestan las instituciones de la UE y el resto de socios comunitarios. “Eso es lo que piensan todos por aquí”, ha resaltado. Una gran coalición similar gobierna en Alemania y Austria y saca adelante las normas comunitarias en la Eurocámara. “Es el modelo que hay en 15 de los países de la UE”, sostiene Rajoy.