FINANCIACIÓN ILEGAL

López Madrid, el yerno de todos los charcos

La entrega de dinero al PP de Madrid es el último escándalo que salpica a este empresario tras las tarjetas black y un caso de acoso. Sus problemas han deteriorado su gran amistad con Felipe VI.

El consejero delegado de Grupo Villar Mir, Javier López Madrid.

El consejero delegado de Grupo Villar Mir, Javier López Madrid. Gtres

Hasta hace un par de años, Javier López Madrid, yerno de Juan Miguel Villar Mir y amigo íntimo de Felipe VI, era muy conocido en el mundo de los negocios pero un absoluto desconocido para el común de los españoles. Ese anonimato de que disfrutaba se ha esfumado y este hombre de aspecto enjuto, ojos saltones y maneras nerviosas que rayan en lo histriónico se ha convertido, para su desgracia, en un rostro habitual en los medios de comunicación. Una sucesión de escándalos han cambiado su vida para siempre. La presunta entrega de comisiones al PP de Madrid que desveló EL ESPAÑOL es el último y quizás el más grave de los casos, pero no es el único, porque está acusado y será juzgado por un delito de apropiación indebida que es consecuencia de su uso de una de las célebres tarjetas black de Caja Madrid.

Nacido en la capital de España en 1968, Javier López Madrid era el yerno modélico para Juan Miguel Villar Mir. Siempre ha nadado en la abundancia porque es hijo de Germán López y Pérez de Castrillón, un gallego de origen humilde que trajo en los años sesenta la empresa Volvo a España. En 1990, con apenas 22 años, se casó con Silvia, la hija del dueño del imperio Villar Mir, en una magna ceremonia celebrada en Cádiz. A raíz de su matrimonio, el hombre cuya vivienda registró la Guardia Civil este jueves es el primer ejecutivo (consejero delegado) de Grupo Villar Mir, la sociedad de la que cuelgan las participaciones de la familia en OHL o Ferroglobe, la filial cotizada en EEUU que surgió el pasado año como consecuencia de la fusión entre Ferroatlántica y Globe. Allí, el empresario ocupa la posición de vicepresidente, según datos de Bloomberg.

El 'consorte' crece en la empresa

Es evidente que la carrera empresarial de López Madrid ha estado ligada a su pertenencia ‘consorte’ a la familia Villar Mir. Dos años después de casarse con su esposa, el empresario se incorporó al consejo de Obrascón, compañía en quiebra que Villar Mir había comprado por una peseta en 1987 y que colocó en bolsa en 1991. A finales de los años 90, la constructora se fusionó con Huarte Laín, dando lugar al grupo OHL. En todos estos procesos, el yerno jugó un papel central al lado del suegro y testigo directo de múltiples negocios de una de las mayores fortunas españolas. Eran tiempos de vino y rosas para este hombre que podía presumir sin dificultad de sus vínculos personales con Rodrigo Rato, Miguel Blesa o Lalo Azcona, con quien comparte, por ejemplo, la propiedad de Tressis, una popular firma de inversión en Madrid y Pozuelo de Alarcón.

El empresario hoy caído en desgracia poco a poco fue adquiriendo un papel protagonista en los negocios del clan familiar, hasta el punto de disputar la sucesión al primogénito del clan, Juan Miguel Villar-Mir de Fuentes, vicepresidente primero de OHL y el futuro presidente de la empresa cuando su padre abandone la presidencia. Ya no tendrá que lidiar más con su cuñado, caído en desgracia por los casos comentados.

Su amistad perdida con Felipe VI

Además de su trayectoria empresarial, López Madrid ha visto cómo se ha truncado una de sus amistades más especiales y sin duda de la que más ha presumido en el particular universo del poder económico y financiero. Se trata de su íntima relación con Felipe VI. Ambos se conocieron precisamente en los noventa y amistaron durante un safari en Kenia. Desde aquel momento, López Madrid se convirtió en uno de los inseparables del entonces príncipe de Asturias.

Por ejemplo, Javier acompañó a Felipe en aquel sonado viaje a India y Nepal en 1999, cuando entre los viajeros también estaba la modelo noruega Eva Sannum. También unos años antes el consejero delegado del Grupo Villar Mir había escondido en su propia vivienda a Gigi Howard cuando esta mantenía una relación clandestina con el hoy rey de España. Asimismo, cuando Letizia Ortiz llegó a la vida del hijo de Juan Carlos I, López Madrid estuvo allí como buen amigo que nunca falla. De hecho, Silvia Villar Mir y la hoy reina pronto se hicieron amigas y hasta han practicado yoga juntas.

Los diversos escándalos han provocado que la Casa del Rey haya puesto distancia con el matrimonio López Madrid-Villar Mir. En principio, el alejamiento fue solo en público, para mantener las apariencias, pero diversas fuentes apuntan a que en privado tampoco queda nada de tantos y tantos momentos compartidos entre dos buenos amigos. Es el precio de estar en el trono.

Los casos que han cambiado su suerte

La citada implicación en el caso de las visas opacas supuso el primer gran zarpazo que ha recibido López Madrid en los últimos tiempos. Después, se vio envuelto en un turbio caso de un presunto acoso sexual. Él y Elisa Pinto, una conocida dermatóloga de Madrid, se intercambiaron denuncias en varios juzgados de la capital. Uno y el otro se acusaron mutuamente de haberse acosado. Incluso, ella aseguró ante las Fuerzas de Seguridad que había sido apuñalada en dos ocasiones por sus problemas con el empresario. Este caso sigue instruyéndose en los juzgados y las últimas informaciones publicadas al respecto apuntan a que la dermatóloga habría urdido un montaje contra el yerno de Villar Mir.

Para colmo, su presunta implicación en la Operación Púnica y el presunto pago de comisiones al PP no es el único escándalo sobre comisiones a políticos que rodea a los Villar Mir, OHL y López Madrid. El pasado año, todavía bajo investigación, estalló en México el caso de presuntos sobornos a funcionarios que afectó sobremanera a la reputación de OHL en el país y la salida de algunos de sus directivos, si bien no hay acusación formal al respecto, según la constructora.

Las autoridades de México y España se han coordinado en los últimos meses para seguir el rastro de la empresa española. La Procuraduría General de la República (PGR) de México ha revelado que la Fiscalía Anticorrupción en España le ha solicitado información sobre OHL por sus negocios en México. El detonante fueron las escuchas telefónicas en las que se ponen de relieve supuestos cohechos a funcionarios por parte de directivos de la constructora en México.

Este lunes EL ESPAÑOL desveló que López Madrid habría abonado importantes sumas de dinero al PP de Madrid. Así constaba en la agenda incautada a Francisco Granados. Esta información aceleró el trabajo de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que el jueves registró al mismo tiempo la sede del PP madrileño, en la primera planta de Génova 13, y el domicilio del yerno de Villar Mir. Fue el rejonazo definitivo para la imagen pública de un hombre que antes podía presumir de amistades y de poder pero ahora solo puede presumir de escándalos.