Financiación ilegal del PP

El yerno de Villar Mir financió la primera planta de Génova

López Madrid hizo entregas para la sede del PP de Madrid que se comunicaron a Lapuerta y Bárcenas.  

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, junto a Beltrán Gutiérrez en 2014.

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, junto a Beltrán Gutiérrez en 2014.

El yerno del constructor Juan Miguel Villar Mir financió con dinero negro las obras de reforma de la primera planta de la sede del PP en la madrileña calle Génova. Javier López Madrid realizó pagos en metálico a altos dirigentes de la formación madrileña que sirvieron para sufragar las obras de reforma de las oficinas en las que se ubica el PP de Madrid. Los agentes de la Guardia Civil registraron este jueves sus oficinas y su domicilio particular en busca de pruebas de la financiación ilegal del PP que preside Esperanza Aguirre.

A diferencia de lo que ocurrió con la reforma del resto de plantas del edificio, las obras que afectaban a la primera planta fueron financiadas y gestionadas directamente por los responsables del partido en la capital de España. Sin embargo y según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, un alto cargo del partido en Madrid comunicó a los responsables del PP nacional que la obra se financiaría con aportaciones del empresario Javier López Madrid, investigado ahora en la Operación Púnica. Según las mismas fuentes, el mensaje fue trasladado directamente a los entonces responsables de las finanzas de la formación a nivel nacional, Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas.

Registros en Génova

La primera planta de la sede del partido disponía de una contabilidad individualizada que era gestionada por el ex gerente del PP madrileño Beltrán Gutiérrez y que se nutría de donaciones en metálico realizadas por empresas como la constructora OHL. Ayer, los agentes de la Guardia Civil registraron también el despacho que Gutiérrez ocupaba en la primera planta de Génova 13 y realizaron una copia de su ordenador.

El resto de las obras del edificio, tal y como ya ha quedado acreditado judicialmente, también fueron financiadas con dinero negro. Concretamente con al menos 1,5 millones de euros que fueron abonados al arquitecto Gonzalo Urquijo. Estos fondos, sin embargo, sí que fueron gestionados por Lapuerta y Bárcenas y sirvieron para costear la reforma del resto de plantas.

La prueba que busca Castro

Los pagos del yerno de Villar constituyen el nexo de la constructora OHL con la sede central del PP que lleva meses buscando el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma. José Castro, que investiga el amaño del concurso del mayor hospital de Baleares a favor del empresario Villar Mir, ha requerido formalmente al partido que preside Mariano Rajoy para que informe de los proveedores de las obras.

Su intención pasa por determinar si el amaño del concurso de Son Espases fue la contraprestación del PP a Villar Mir por financiar a la formación política. En la documentación oficial que ha remitido el PP a Castro no figuran las entregas de López Madrid al tratarse de pagos en dinero negro que no se contabilizaban oficialmente.