LA AGENDA DE GRANADOS

El yerno de Villar Mir pagó comisiones al PP de Madrid

La UCO investiga un manuscrito que señala también al gerente autonómico.

El consejero delegado de OHL Javier López Madrid.

El consejero delegado de OHL Javier López Madrid.

Javier López Madrid, yerno del empresario Juan Miguel Villar Mir y miembro del consejo de administración de OHL, habría abonado importantes cantidades de dinero al Partido Popular. Así lo revela al menos la agenda de Francisco Granados, el documento manuscrito requisado al ex vicepresidente de la Comunidad de Madrid durante los registros de la Operación Púnica y que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil investiga desde el pasado mes de noviembre. Según ha confirmado EL ESPAÑOL, el manuscrito refleja una serie de pagos junto a las letras “JLM”, iniciales que los agentes atribuyen de forma indiciaria al yerno de Villar Mir y consejero delegado de OHL.

Fue el empresario David Marjaliza, testaferro de Granados y que ahora colabora con la Justicia, quien puso a los agentes en alerta sobre la existencia del documento. El pasado 13 de noviembre y tras analizar la documentación localizada en los distintos registros, el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco le mostró por primera vez la agenda al hombre de confianza de Granados. Marjaliza reconoció allí la letra de su jefe e identificó varias de las abreviaturas, anotaciones como “me”, en inglés, que corresponderían al dinero detraído por el propio Granados o las de “JLM”, señalado como el empresario Javier López Madrid.

300.000 euros

No es la primera vez que los responsables de OHL aparecen relacionados con presuntos pagos al Partido Popular. El pasado domingo este diario reveló la disposición de Matas a pactar con la Fiscalía. En su relato, el ex presidente balear valora confesar que recogió en Génova las instrucciones para amañar un contrato millonario a favor de Villar Mir. Según su versión, Matas recibió la llamada del entonces tesorero, Álvaro Lapuerta, para que acudiera a la sede central del partido. En Madrid, Matas ha confesado a su entorno que recibió un escrito detallado con las instrucciones que debía seguir la Mesa de Contratación del Gobierno balear. El objetivo era otorgar el mayor concurso público de la zona –el hospital de Son Espases, con 778 millones de euros de presupuesto inicial y que ahora investiga la Justicia- a la constructora OHL.

En julio de 2013, el nombre de Villar Mir se cruzó de nuevo con la presunta contabilidad B del PP. Y lo hizo por boca de Luis Bárcenas. El ex tesorero del PP declaró en la Audiencia Nacional que el presidente de OHL le mostró su voluntad de donar 300.000 euros al partido meses antes de las elecciones generales de 2011. Según Bárcenas, Villar Mir tenía especial interés en que Mariano Rajoy conociera su pago. Ante el juez, Bárcenas aseguró desconocer si se materializó la entrega, ya que derivó al empresario al actual presidente en funciones del Consejo de Estado, José Manuel Romay Becaría, que le sustituyó al frente de las finanzas del partido.

Tampoco es la primera vez que el nombre de Javier López Madrid aparece relacionado con trama Púnica. En el inicio de la investigación, los agentes de la Guardia Civil analizaron el uso que David Marjaliza y otros imputados hacían del yate que Javier López Madrid tenía amarrado en Marbella, un barco escriturado a nombre de su madre y controlado por la sociedad LM Gestión. Además, los agentes investigan el uso que tanto Marjaliza como López Madrid le dieron a dos sociedades, dos empresas en las ambos empresarios fueron socios durante un tiempo: Alora Gestión y Arena Innovación y Promoción.

Apuntes para Beltrán Gutiérrez

En su declaración del 13 de noviembre ante el juez Eloy Velasco, David Marjaliza ayudó a interpretar las anotaciones reflejadas en la agenda manuscrita de Granados. El empresario aseguró ante el juez que las iniciales “B.G” corresponderían a Beltrán Gutiérrez, ex gerente del PP de Madrid y cuyo nombre apareció ya en las investigaciones del caso Gürtel en relación con facturas por servicios prestados al PP de Madrid por una empresa de Francisco Correa, Special Events, que habrían sido pagados por la fundación Fundescam. Gutiérrez, muy próximo a Esperanza Aguirre, fue también uno de los consejeros de Bankia que disfrutó de 'tarjetas black'.

La agenda de Francisco Granados haría referencia también a Ignacio (Nacho) Palacios, detenido por la UCO el 18 de noviembre, cinco días después de la comparecencia de Marjaliza ante el juez. Los investigadores creen que Palacios era el 'cobrador' de Granados, la persona que acudía a las oficinas del constructor para recoger la parte de las comisiones que correspondían al político del PP por la recalificación de terrenos y adjudicación de parcelas para edificar viviendas protegidas, entre otros pagos supuestamente ilícitos que habrían ido a parar a manos del ex dirigente del PP de Madrid y ex consejero de Esperanza Aguirre.