CASO NÓOS

Matas acusa a Urdangarin de "engañarle"sobre Nóos

El ex presidente balear pacta con el fiscal y arguye que el ex duque de Palma simuló que presidía una ONG.

El expresidente del Govern  de Baleares, Jaume Matas.

El expresidente del Govern de Baleares, Jaume Matas. Europa Press

El ex presidente balear Jaume Matas acusa a Iñaki Urdangarin de haberle “engañado”, reconoce haber cometido irregularidades en la adjudicación de los contratos al Instituto Nóos y pide "perdón" por los delitos que haya podido cometer.

El histórico líder del PP ha alcanzado ya un acuerdo verbal con la Fiscalía Anticorrupción para confesar los hechos que se le atribuyen en este caso y responsabiliza al ex duque de Palma de haberle hecho creer que gestionaba una ONG y que el dinero público lo destinaría íntegramente a sus proyectos.

Según los términos de la confesión de Matas, a cuyo contenido ha tenido acceso EL ESPAÑOL, el marido de la Infanta Cristina siempre le dijo que Nóos era una “entidad sin ánimo de lucro” y le ocultó en todo momento que su intención era desviarse a sus bolsillos el dinero público que le adjudicaría el Ejecutivo de las Islas por los ciclos de conferencias que organizaba anualmente.

Sin concurso por ser yerno del Rey

Matas admite, en esta línea, que no convocó un concurso público por ser Urdangarin el yerno del Rey y que en todo momento se fió de la palabra del marido de la Infanta Cristina, que le planteó su proyecto como una iniciativa altruista y desinteresada.

Asimismo, el ex presidente balear reconoce haber asistido al Palacio de Marivent para reunirse con el ex duque de Palma y confirma el testimonio de quien fuera su director general de Deportes, José Luis Pepote Ballester. En este sentido, admite que el primer contacto con Urdangarin tuvo como escenario un partido de pádel que se disputó en el complejo veraniego de la Casa Real.

Matas asume además su responsabilidad en los contratos públicos que recibieron las empresas de Urdangarin relacionados con el equipo ciclista Banesto-Illes Balears y que ya ha quedado acreditado que fueron amañados. En uno de ellos, tal y como reveló El Mundo, Urdangarin llegó a enviar al Gobierno balear desde el fax del Instituto Nóos las tres ofertas que exigía la ley para dar apariencia de legalidad al expediente administrativo.

La llamada de Don Juan Carlos

De manera paralela, y tal y como desveló este periódico, Matas ha explicado a su entorno más próximo durante los últimos meses que recibió una llamada de Don Juan Carlos para que “tratase bien” a su yerno. Y que fue precisamente esta petición telefónica la que le llevó a dar el visto bueno a la contratación del ex duque de Palma y a no discutir las condiciones económicas que éste fijó (1,2 millones de euros por unos ciclos de conferencias de apenas 48 horas de duración que fueron bautizados como Illes Balears Fórum). Matas ya ha trasladado este extremo a la Fiscalía Anticorrupción y estudia revelarlo en su declaración ante el tribunal.

Matas ya ha consignado su palacete de Palma ante la Sala que juzga el caso Urdangarin a efectos de reparar los posibles daños ocasionados por su gestión y está dispuesto a poner a disposición de la Justicia otros inmuebles de su familia, como su apartamento de veraneo en el municipio mallorquín de la Colonia de Sant Jordi, para cerrar un pacto global en el resto de causas que tiene abiertas.

Entre ellas, la investigación por el amaño de la adjudicación del mayor hospital de Baleares, Son Espases. En este proceso Matas ha revelado a sus más próximos, tal y como también adelantó este periódico, que recibió la orden por parte de la dirección nacional del PP para favorecer a la constructora OHL y trucar la licitación. El ex presidente balear personaliza, además, en el ex tesorero Álvaro Lapuerta, la responsabilidad última del amaño ya que fue, siempre según el testimonio de Matas, quien le trasladó el interés del partido por torcer el concurso a favor del empresario Juan Miguel Villar Mir.