DE 2007 HASTA MAYO DE 2011

Madrid pagó a Gómez de la Serna 3.000 euros mensuales por “asistencia letrada”

Estuvo cuatro años en nómina de la Fundación Arpegio, dependiente de la Comunidad de Madrid.

El diputado Gómez de la Serna, durante la sesión constitutiva del Congreso.

El diputado Gómez de la Serna, durante la sesión constitutiva del Congreso.

El diputado Pedro Gómez de la Serna, investigado por un caso de cobro de comisiones a cambio de contratos para obras, estuvo en nómina de la Comunidad de Madrid durante cuatro años por “asistencia letrada”. La Fundación Arpegio, institución dependiente del Ejecutivo autonómico que entonces lideraba Esperanza Aguirre, le fichó en 2007. El contrato, de “3.000 euros mensuales más IVA”, estuvo vigente hasta mayo de 2011, el mismo mes que se celebraron las elecciones municipales y autonómicas que Aguirre volvió a ganar con mayoría absoluta.

Gómez de la Serna no dio el salto de la política nacional hasta semanas después de dejar de prestar sus servicios a la Comunidad de Madrid. Sin embargo, conocía la administración a la perfección desde que fue director general del gabinete del ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, con José María Aznar como presidente del Gobierno. Con la llegada del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero y el PP sentado en la oposición, el diputado electo por Segovia desde 2011 decidió dedicarse a la empresa privada.

Ni rastro en su ficha

Fue socio del despacho de abogados Gómez de la Serna-Salazar Simpson y Asociados con Francisco Salazar Simpson y Gustavo de Arístegui. Los tres se conocían precisamente de trabajar codo con codo en Interior, donde el exembajador de India estuvo ocho años, como De la Serna, dos años más que Salazar Simpson. Aquellos fueron sus años más gloriosos. Hace justo un mes, el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata admitió una querella de la Fiscalía Anticorrupción contra ellos por un presunto delito de corrupción en las transacciones económicas internacionales, cohecho, blanqueo de capitales y organización criminal. La Fiscalía sospecha que cobraron comisiones a cambio de mediar para que empresas españolas consiguieran contratos en el extranjero.

En la ficha de Gómez de la Serna como diputado no hay ni rastro de los cuatro años que ejerció como asesor para la Fundación Arpegio, de la que facturó en total más de 150.000 euros. Se presenta como licenciado en Derecho, abogado en ejercicio y empresario. De su trabajo con la Administración Pública, el diputado por Segovia se limita a indicar que fue director general de Interior; presidente de la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios; director general de Administración Periférica del Estado; director del Gabinete del vicepresidente del Gobierno y subsecretario. Sobre sus trabajos de asesoría para la Comunidad de Madrid, ni una sola mención.

Investigada por la UCO

La Fundación Arpegio que dio trabajo durante una legislatura a Gómez de la Serna está siendo investigada por la Unidad Central Operativa (UCO) por firmar contratos con la Operación Púnica. La institución, que depende de la empresa pública Arpegio, ofreció proyectos a Waiter Music, la compañía que organizaba conciertos en municipios vinculados con esta trama. También se investiga cuánto dinero se destinó de la compañía pública a DICO y Aranan Gestión Patrimonio Inmobiliario, dos empresas vinculadas a David Marjaliza, íntimo amigo de Francisco Granados, el cerebro de la trama de corrupción que ha sacudido la Comunidad de Madrid y que aún sigue en prisión.