El escenario político tras el 20D

Rajoy se niega a estrechar la mano a Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno en funciones ha mantenido una reunión de apenas media hora con el líder socialista.

Rajoy y Sánchez este viernes en su reunión en el Congreso

Rajoy y Sánchez este viernes en su reunión en el Congreso Efe

Media hora de reunión en un terreno neutral del Congreso sin apenas menciones a la formación de un nuevo Gobierno. Pedro Sánchez y Mariano Rajoy han escenificado este viernes sus distancias. El breve encuentro ha arrancado con una imagen inédita e insólita: Mariano Rajoy le ha negado el saludo al líder socialista al inicio de la reunión.  

El presidente ha restado importancia al gesto y se ha limitado a admitir que no le ha dado la mano. Ante la pregunta de un periodista, Rajoy ha salido del paso indicando que tampoco se la ha dado a los profesionales de la comunicación a la entrada y que eso no significa que no pueda "dársela a la salida".  

"Nos hemos dado un apretón de manos en privado"

El PSOE no ha tardado en comentar, a través de su cuenta de Twitter, la fría reacción de Rajoy al arranque de la reunión. 

Sin embargo, el propio Pedro Sánchez ha asegurado que el 'no saludo' de Rajoy es una anécdota. "Probablemente el señor Rajoy no ha visto la mano, nos hemos dado un apretón en privado", ha excusado el líder socialista. 

Tras el frío encuentro, ambos líderes han desgranado en sendas ruedas de prensa los principales temas tratados en la reunión: integridad territorial, lucha contra el terrorismo y reforma constitucional. El líder socialista ha asegurado que el PSOE "siempre tenderá la mano" al diálogo con el PP en estos asuntos. 

Pedro Sánchez también ha instado al PP a que abandone la "campaña del miedo" y que no se traslade que "si el PP sale del gobierno empezarán los problemas". El candidato a la investidura ha indicado que, "al contrario, se acabarán muchos problemas".

Ambos líderes han reconocido que no han tratado la corrupción en su encuentro. "No he querido ahondar sobre la situación del PP, lo deben afrontar ellos", ha explicado Sánchez, que no ha perdido la oportunidad para pedir la "renovación del liderazgo en el PP".  

Por su parte, el presidente del Gobierno en funciones, ha dedicado gran parte de su rueda de prensa a hablar sobre la postura común de España en el próximo Consejo Europeo: "No puedo ir con un mandato cerrado", ha admitido. 

Sobre la formación de Gobierno, el presidente sólo ha reiterado que el PP fue el partido más votado en las elecciones generales. "Se trata de constituir un gobierno que pueda ser gobierno", ha manifestado para recordar que no ha descartado presentar su investidura. 

Rajoy también se ha mantenido firme tras su decisión de negar al Rey el encargo de formar Gobierno: "No me arrepiento, no he engañado a la gente porque no tenía los apoyos necesarios".