Podemos

Podemos contraataca con un plano del hemiciclo que coloca a Iglesias en primera fila

La propuesta, entregada al presidente del Congreso, sitúa al partido más pegado a los líderes del PSOE

Plano del hemiciclo propuesto por Podemos.

Plano del hemiciclo propuesto por Podemos.

Del “gallinero” a la primera fila, en la zona noble del hemiciclo, a seis puestos de Pedro Sánchez. Así es la nueva propuesta de distribución de escaños que Podemos ha entregado este miércoles a Patxi López, el presidente del Congreso de los Diputados.

Este martes, la Mesa del Congreso, donde el PP y Ciudadanos tienen mayoría absoluta (cinco de nuevo puestos), aprobó una distribución de los grupos que relegaba a Podemos a la cuarta fila y a las más altas de la cámara, lejos de la tribuna de oradores y con menos posibilidades de salir en las imágenes de televisión.

La propuesta contó con la oposición verbal de López, que finalmente se abstuvo esgrimiendo su cargo institucional. La otra socialista en la Mesa, el órgano que decide las cuestiones organizativas, votó con el PP y Ciudadanos. Se trata de Micaela Navarro, diputada por Jaén, que consideró que no había otra alternativa. En conversación con EL ESPAÑOL, Navarro se mostró dispuesta a estudiar nuevas propuestas.

Menos de 24 horas después, Podemos ha distribuido un plano alternativo para demostrar que ‘sí se puede’ lograr un equilibrio entre grupos que coloque al suyo en las primeras filas.

El nuevo plano reserva tres puestos en primera fila, presumiblemente para Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y probablemente Xavier Domènech, portavoz adjunto para En comú Podem, la confluencia catalana.

En realidad, la propuesta de Podemos acerca a otro grupo al centro de la cámara. Con su propuesta, estarían en primera fila el PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos, ERC y el PNV. En el plano aprobado este martes, sólo figuraban PP, PSOE, Ciudadanos y el PNV. Aunque los nacionalistas vascos sólo tienen seis escaños (menos que ERC o Democràcia i Llibertat), se mantendrían en ambas propuestas en su sitio tradicional durante varias legislaturas. El único grupo que retrocedería una fila sería el Grupo Mixto, que comenzaría en la tercera y no en la cuarta fila.

La propuesta, ya en manos de López, deberá ser estudiada de nuevo por la Mesa del Congreso, pero dependerá de que el PP y Ciudadanos no decidan rechazarla.