INVESTIGACIÓN

El juez acusa a Pujol Jr. de blanquear 585.000 euros con una donación a su hija

Descubre que le entregó el dinero en plena investigación para que le comprara un piso en Barcelona y evitar un embargo judicial.

Jordi Pujol Ferrusola

Jordi Pujol Ferrusola

El juez José de la Mata acusa a Jordi Pujol Ferrusola de blanquear 585.000 euros mediante una donación ficticia a su propia hija. El titular del Juzgado de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional investiga, entre otras, esta "operación económica previamente diseñada" que califica abiertamente de "ocultación".

EL ESPAÑOL ha tenido acceso a un reciente auto del magistrado en el que ordena "el inmediato bloqueo y embargo preventivo de los saldos de las cuentas bancarias, depósitos, valores, títulos, acciones u otros activos financieros existentes" a favor del primogénito del clan Pujol y de su propia hija.

Según el juez De la Mata, la operación referida fue documentada mediante la "escritura pública 1.483 de fecha 18 de julio de 2014 otorgada por el notario D. José Sexto Presas". "En la misma intervienen, Jordi Pujol Ferrusola y Nuria Pujol Gironés, haciendo el primero una donación que su hija acepta como beneficiaria". "Estos fondos", agrega el juez, "son entregados mediante una transferencia ordenada desde la posición financiera del BBVA numerada 0182 4679 11 0200024899, titulada por Jordi Pujol Ferrusola".

La venta ficticia

Curiosamente, "tras haber escriturado la donación, la sociedad dominada por Jordi Pujol Ferrusola, Iniciatives, Marketing i Inversions, S.A., vende a Nuria Pujol Gironés la finca sita en la calle Ganduxer, 5, Escalera A, Sexta planta de la Ciudad Condal".

Acto seguido, "ambas partes acuerdan un precio de 495.000 euros que son satisfechos en ese acto por la parte compradora mediante la entrega de un cheque bancario nominativo con cargo en la cuenta del BBVA titulada por Nuria Pujol Gironés y que coincide con la que recibió los fondos procedentes de la donación precedente".

Arguye el juez que "resulta contradictorio que Jordi Pujol Ferrusola haga una donación a su hija Nuria por importe de 585.000 euros para, acto seguido, venderle un inmueble por un precio de 495.000 euros que son satisfechos mediante la entrega de un cheque bancario cuyo último beneficiario sería Jordi Pujol como propietario de la mercantil".

"Este movimiento de fondos, con carácter gratuito, se nos plantea en exceso complejo, si lo que pretendía el investigado realmente era donar el inmueble a su hija". Es más, "la diferencia entre el importe de la donación y el precio de adquisición del inmueble, estaría destinada al pago de las cargas impositivas y otros gastos derivados de la operación".

Por todo ello, el juez De la Mata considera que "esta sucesión de acontecimientos documentados en escrituras con números de protocolo consecutivos del mismo notario, nos permite inferir que nos encontramos ante una operación económica previamente diseñada, que pudiera responder al interés del investigado en evitar que el inmueble le pueda ser atribuido, en lo que entenderíamos como una maniobra de ocultación".