Crisis refugiados

España es ejemplar en protección de fronteras para el PPE

Aplacar la crisis humanitaria pasa por diferenciar entre refugiados y migrantes económicos, según un documento del partido. 

El secretario general del PPE, Antonio López- Istúriz, en el Congreso.

El secretario general del PPE, Antonio López- Istúriz, en el Congreso.

La “Resolución de emergencia 1ª” sobre refugiados y migrantes que ha aprobado el PPE en su congreso de Madrid considera crucial trazar la línea diferenciadora entre esas dos ideologías y dedica sus apartados más extensos a la protección de fronteras y al sistema de asilo en Europa. Estos son los principales puntos del documento:

1. Diferenciar refugiados de migrantes económicos

Ya la primera frase del documento va dedicada a ello. El PPE pide una política común para gestionar el “flujo” de estas personas. “Tenemos la obligación de ayudar a aquellos que no tiene protección, pero también tenemos que rápidamente a aquellos que no reúnen los requisitos para la protección internacional”.

Acnur habla de refugiados y migrantes en sus informaciones sobre la actual crisis humanitaria. Al mismo tiempo, ha constatado esta semana que ya han llegado más de 643.000 personas en lo que va de año, más de medio millón de ellas a través de Grecia. En un comunicado al respecto, la Agencia de la ONU para el Refugiado (Acnur) deja claro que hay una “gran mayoría de refugiados sirios, iraquíes y afganos” frente a “movimientos secundarios irregulares”.

La Agencia explica en su web la diferencia entre las personas con derecho a asilo y las que no lo tienen, según la Convención de Ginebra de 1951: “un migrante por motivos económicos suele abandonar su país de manera voluntaria, para buscar una vida mejor. Si decide regresar a su país de origen, seguirá gozando de la protección de su gobierno. Un refugiado abandona su país por la amenaza de persecución y no puede regresar y gozar de seguridad mientras exista tal amenaza”.

2. España como ejemplo de “buenas prácticas”

El documento, preparado por la presidencia del PPE, cita el ejemplo español en dos ocasiones. La primera, en el apartado de “protección y vigilancia” de las fronteras externas de la Unión Europea. En él asegura que es necesario aumentar los controles tanto en el mar como en tierra para evitar “pasos ilegales”. Para ello, “el modelo del Mediterráneo Occidental entre España y Marruecos debería usarse como un ejemplo positivo”, establece la resolución.

La segunda vez, surge al abordar el “desarrollo de la recepción y protección de capacidades de los países de origen y tránsito”, que incluye al Norte de África y Turquía. “De nuevo, el modelo del Mediterráneo Occidental concerniente a la migración y al desarrollo entre España y sus socios africanos debería usarse como un ejemplo de buenos prácticas”.

El Partido Popular Europeo pide una “clara hoja de ruta y de tiempos” para poner en práctica “rápidamente” los acuerdos sobre la crisis en la que los Veintiocho acordaron, además de otros asuntos, reubicar a 160.000 refugiados entre los Estados miembros.

3. Nuevo sistema de asilo

El secretario general del PPE, el español Antonio López-Isturiz, saca pecho en conversación con EL ESPAÑOL y destaca que el documento promueve acuerdos de colaboración con países de origen y de tránsito. La formación propone un “nuevo sistema europeo de asilo bajo el cual se pueda pedir asilo y se pueda examinar en las fronteras exteriores de la UE o preferiblemente fuera de la UE”. La idea, que lleva tiempo rondando entre los países europeos y los de origen, es que los posibles refugiados y migrantes tramiten su petición antes de exponerse a un peligroso y arduo periplo, de forma que la gestión de su posible llegada sea más efectiva. Por supuesto también serviría para “devolver rápidamente a los solicitantes de asilo que no tengan opción a una decisión positiva”, dice el documento.

Incluiría centros de información en terceros países, el desarrollo de “zonas seguras” en esos países o los de origen y ayuda humanitaria “tan cerca como sea posible a los países de origen”. Además, el PPE pide habilitar cuanto antes en países vecinos infraestructuras donde poder identificar y registrar a los solicitantes de asilo. “El registro debería realizarse antes de su entrada a Schengen”, recalca.

Subraya que el tiempo para gestionar una petición de asilo debería reducirse “significativamente” y recuperar la figura de la “protección temporal” de una directiva europea de 2001 que ya se aplicó en la época del conflicto de los Balcanes “con éxito” en Austria, asegura López-Isturiz.

4. Ofrecer opciones legales a los migrantes

El mercado laboral debe estar “claramente definido” por los Estados miembros para poder establecer las necesidades de cada para crear “mejores posibilidades de migración legal”, propone la resolución.

Por otra parte, el Partido Popular Europeo habla de crear campañas de información en los países de origen sobre las “opciones de entrada legal” y los “riesgos de la inmigración ilegal”, incluido el de los traficantes de personas a quienes se enfrentan (dedican un apartado específico a “parar a los criminales que hacen dinero con la vulnerabilidad de los migrantes”).

5. Devolución rápida de migrantes

Es algo que ya está establecido por la legislación internacional, pero el PPE lamenta que no se aplique de forma efectiva. "Tenemos una obligación de ayudar a aquellos que tienen necesidad de protección, pero también tenemos que retornar rápidamente a aquellos que no cumplen los requisitos para la protección internacional”, recalca al inicio del documento. Los centros habilitados para tramitar las peticiones de asilo en los países de tránsito o de origen “deberían jugar un papel clave” en esto.

La resolución propone un programa europeo para “devoluciones conjuntas bajo la coordinación de Frontex”, que debería ser reforzado.

Para todo ello el Partido Popular cree hay que cooperar con los países de origen y tránsito. En otro apartado, reconoce que es necesario mejorar las relaciones con el continente africano. ¿Cómo? Entre otros aspectos, con una solución a largo plazo de la seguridad exterior de la UE, con programas de cooperación y la promoción de los derechos humanos.

6. Seguridad antiterrorista

"La seguridad de los ciudadanos de la UE y la lucha contra el terrorismo es nuestra máxima prioridad", resalta el documento popular en el apartado relativo a la protección de fronteras.

Más adelante, al abordar la integración de quienes "encuentran un hogar en Europa", vuelve a destacar en primer lugar la lucha "contra ideologías que inspiran terrorismo yihadista o lideran sociedades paralelas". Asegura que es necesario abordar las problemáticas de guettos urbanos. Pero las soluciones que incluye en un esbozo de esta idea, ya existen: cursos de integración y lenguaje, respeto por los valores y el rol del Estado y las autoridades.

El Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha convocado una reunión urgente para este domingo de los jefes de Estado y de Gobierno de los países más afectados por la acrecentada crisis de refugiados y migrantes en los Balcanes Occidentales, lo que incluye a Alemania, Austria y Hungría, entre otros. Diversas organizaciones humanitarias denuncian desde hace días el abandono de miles de personas que siguen llegando a Europa, con dificultades añadidas debido a la llegada del otoño.