Maria Sharapova

Sharapova podrá volver a las pistas en abril de 2017

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) anunció este martes que reduce nueve meses la sanción a la rusa (de dos años a 15 meses) tras haber dado positivo por meldonium.

Sharapova

Sharapova

  1. Maria Sharapova
  2. Dopaje
  3. AMA Agencia Mundial Antidopaje
  4. Tenistas

Maria Sharapova podrá volver a jugar el próximo 26 de abril de 2017. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) anunció este martes que reduce nueve meses la sanción a la rusa (de dos años a 15 meses) tras haber dado positivo por meldonium en un control realizado después de caer contra Serena Williams en los cuartos de final del pasado Abierto de Australia.

La exnúmero uno mundial, que llevaba 10 años tomando la sustancia, siguió haciéndolo en 2016, pese a que pasó a estar prohibida. La rusa siempre argumentó que no leyó los correos electrónicos de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) donde se avisaba a los deportistas del cambio y por eso continuó tomando el meldonium. En consecuencia, y tras triunfar en el intento de recortar la suspensión, Sharapova volverá a finales de abril del próximo año, mucho antes de lo previsto (la semana donde se disputan los torneos de Rabat y Praga), e incluso podría estar en Roland Garros.

“Pasé uno de los días más duros de mi carrera cuando me enteré de mi suspensión en marzo y ahora es uno de los días más felices porque puedo volver a jugar en abril. Estoy contando los días para regresar”, celebró Sharapova a través de un comunicado publicado en su página de Facebook. “He aprendido de esto y espero que la ITF también. He asumido mi responsabilidad desde el principio al no saber que la sustancia que había estado tomando durante 10 años ya no estaba permitida”, prosiguió. “También aprendí mucho sobre cómo otras Federaciones avisan de los cambios en las sustancias prohibidas, en especial en el este de Europa donde millones de personas consumen Mildronate. Espero que la ITF lo estudie para que no haya otro jugador de tenis que viva lo que yo he vivido".

El meldonium (comercializado como Mildronate) es un medicamento para el corazón inventado en Letonia durante la década de los 70, y usado con frecuencia en Europa del Este, que regula el metabolismo y aumenta la energía. Habitualmente se ha empleado para tratar accidentes cerebrovasculares, diabetes o Alzheimer. Sin embargo, el uso del meldonium en humanos está prohibido en Europa y Estados Unidos.

Tras conocer el pasado 8 de junio la decisión de la Federación Internacional de Tenis (ITF), Sharapova presentó un recurso al TAS buscando rebajar el castigo. “El tribunal, cuyos miembros fueron seleccionados por la ITF, convinieron que yo no había hecho nada mal intencionadamente, pero aun así buscaron la manera de apartarme del tenis durante dos años”, dijo entonces Sharapova. “Voy a apelar. Lucharé para estar de vuelta en las pistas tan pronto como sea posible”.

Así, la jugadora apeló y la decisión del TAS se retrasó dos veces (18 de julio y 19 de septiembre), dando tiempo para que ambas partes terminasen de aportar los elementos necesarios para establecer un veredicto definitivo. Sharapova volvió a fabricar su defensa por la misma vía que tomó el primer día: insistiendo en que no leyó los correos electrónicos de la WADA, que el uso del meldonium fue accidental, y no premeditado, y que las autoridades deportivas deberían haber empleado más recursos para que los atletas conociesen el cambio de la sustancia.

Además, Sharapova reconoció estar tomando meldonium desde 2006 y aseguró que lo hizo porque su médico se lo recomendó para combatir distintos problemas de salud, como ataques frecuentes de gripe, deficiencia de magnesio, electrocardiogramas irregulares o la aparición de la diabetes.

"Es bueno que la sanción se haya reducido", dijo Shamil Tarpishchev, presidente de la Federación Rusa de Tenis. “Han decidido tener en cuenta nuestro recurso porque Sharapova es una atleta limpia”, aseguró. “Apoyamos la decisión”, le siguió Steve Simon, presidente de la WTA. “Estamos encantados de que el proceso haya terminado y esperando para ver de nuevo a Maria en las pistas en 2017”.

Finalmente, y tras tener en cuenta todas las circunstancias, el TAS remarcó la violación de las reglas antidopaje de la exnúmero uno, pero rebajó la sanción y puso en duda los argumentos que esgrimió la ITF el pasado mes de junio. Sharapova es culpable de haber tomado una sustancia prohibida, pero no de haberlo hecho de forma intencionada y eso fue clave para dejar el castigo en 15 meses: el TAS lo entendió como una falta no significativa (la ITF había dicho exactamente lo contrario) y allanó el camino para que la rusa pueda regresar en abril.