Motociclismo

Un padre y un mecenas para María Herrera

Gracias a un crédito pedido por Antonio Herrera y la ayuda de un amigo, la piloto española ha conseguido reunir los más de 300.000 euros que necesitaba para poder continuar en el Mundial de Moto3.

María Herrera, junto a su padre en el box de Losail.

María Herrera, junto a su padre en el box de Losail.

  1. Motociclismo
  2. Mundial de Motociclismo
  3. Mujeres
  4. Patrocinios
  5. Moto3

Su calvario comenzó poco después de concluir la pasada temporada cuando Repsol le comunicó que no iba a seguir patrocinándola. Luego el equipo LaGlisse, con el que debutó en 2015 en el campeonato del mundo de Moto3, tampoco encontró apoyo económico por ninguna parte y se vio obligado a tomar la decisión de no seguir en la competición. Sin equipo y sin dinero, María Herrera (26 de agosto de 1996, Oropesa, Toledo) afrontó un duro invierno en el que, para colmo, también se rompió el omóplato.

“Me he pasado todo el invierno entrenando a tope para evadirme de lo que pasaba a mi alrededor, porque me afectaba. Mi padre me iba contando todo lo que pasaba, pero yo me quería mantener al margen. Ha sido todo muy complicado, pero lo importante es que estamos aquí gracias a la ayuda de mi padre y de un amigo suyo”, explica la única mujer que compite en el campeonato del mundo gracias a la financiación de su progenitor, al que espera regalarle una buena clasificación en la parrilla de Moto3 por el Día del Padre.

Al final la solución la encontraron en casa porque Antonio, su padre, decidió pedir un crédito para que María pudiera correr y con la ayuda de Demetrio Santamaría, un empresario de Trujillo amigo de la familia Herrera que también aportó parte de los más de 300.000 euros que necesitaban, la piloto ha podido seguir compitiendo en un Mundial en el que la pasada temporada sumó nueve puntos gracias a la decimoquinta posición de Montmeló, la decimotercera de MotorLand y la undécima de Phillip Island.

“El sueño de María no podía quedarse incompleto. Consideramos que era un proyecto inacabado porque siempre ha demostrado ser una piloto competitiva y ha luchado con los mejores pilotos que hay en Moto3, a los que incluso ha conseguido ganarlos. Hemos creado su propia empresa [MH6] porque creemos en el futuro y toda ayuda que venga la vamos a recibir con los brazos abiertos. María es una gran deportista y la única mujer que ha ganado carreras. Tenemos que luchar para que su imagen se proyecte de forma internacional”, explica Antonio Herrera que, a través de la recién creada compañía MH6, ha contratado los servicios técnicos del equipo LaGlisse para poder completar la temporada 2016. El próximo paso va a ser crear su propia línea de merchandising para poder comercializarla a través de su empresa.