Sanción 'FIFA'

Un castigo que no duele tanto

La prohibición de fichar jugadores pilla prevenidos al Real Madrid y al Atlético, que han reforzado ya sus plantillas y copiarán la estrategia del Barcelona para suavizar el impacto de la medida.

Imagen de un derbi en octubre de 2015.

Imagen de un derbi en octubre de 2015. Getty Images

  1. Real Madrid
  2. Atlético de Madrid
  3. Deportes
  4. FIFA

Robert Lewandowski vale probablemente 10 millones de euros más que ayer, pero la experiencia reciente del Barcelona enseña que Real Madrid y Atlético no necesitan angustiarse ante la prohibición de fichar jugadores  en las dos próximas 'ventanas' del mercado de fichajes. Es la experiencia del otro 'grande' de la Liga, el Barça, la que sirve de guía y analgésico a los clubes madrileños sancionados: la temporada pasada, bajo el mismo castigo, fue campeón de España, Europa y el mundo. Por si fuese poco, ambos clubes han engrosado sus plantillas hasta el punto de que les sobran futbolistas.

Los tres máximos exponentes del fútbol español han sido ya penalizados por una institución corrupta y en plena remodelación, cuya autoridad moral para decretar castigos es cada vez menor. Su inhabilitado presidente, Joseph Blatter, ya dijo en diciembre que “si el Barça fue sancionado por contravenir los reglamentos de la FIFA y los dos clubes de Madrid han cometido idénticas faltas, lo normal es que se les sancione de la misma forma”. El despido definitivo de su lugarteniente, el francés Jerome Valcke, parece estar relacionado con la publicación de la sanción.

Los hijos de Zidane

Los clubes de Madrid van a replicar la reacción culé ante la sanción que les fue impuesta en abril de 2014. Ambos respondieron rotundamente el jueves al anuncio y prometieron presentar recursos en los 90 días de plazo legal disponible. “La sanción de la FIFA es tan absurda que nos acusan por casos como el de los hijos de nuestro entrenador, Zidane”, afirmó José Ángel Sánchez, director general del Real Madrid, que emitió un comunicado calificando de “absolutamente inciertas” las acusaciones de fichar a jugadores menores de edad sin respetar el reglamento y hacerlos jugar sin inscripción.El Atlético, por su parte, afirmó en nota oficial que “no está de acuerdo con la resolución sancionadora y estudiará toda la documentación recibida para presentar un recurso contra dicha sanción”. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) salió en defensa de ambos equipos: calificó la sanción de “desproporcionada, fuera de lugar y desmesurada”.

Zidane posa con su familia durante la presentación como entrenador

Zidane posa con su familia durante la presentación como entrenador Getty Images

¿Qué gravedad tiene la sanción?

Todo depende de que se acepten las medidas cautelares mientras se resuelven los recursos previstos. Ambos clubes confían, como le pasó al Barcelona, en que las apelaciones obtengan una suspensión cautelar por parte de la FIFA, que les habilitaría poder fichar el próximo verano. Es exactamente lo que permitió al Barcelona contratar a Luis Suárez, Rakitic, Mathieu o Ter Stegen en el verano de 2014, al inicio de la temporada del triplete, sabedores de que el mercado se iba a cerrar ineluctablemente para ellos durante un año.

Si se cumplen sus planes, Atlético y Real Madrid podrían reforzar adecuadamente el vestuario en verano, después de la Eurocopa, antes de entrar en los 18 meses de penalidad (si el Comité de Apelación de la FIFA o después el Tribunal de Arbitraje Deportivo no hicieran caso a sus reclamaciones). La sanción se haría efectiva en el mercado de invierno próximo (enero de 2017) y el verano de ese año: por tanto, una sanción rebajada y suavizada, como ya demostró el Barça.

¿Galácticos en enero o medidas cautelares?

Los clubes madrileños tienen, sin embargo, recursos de sobra. En su última rueda de prensa Zinedine Zidane aseguró que no necesitaba ningún futbolista para mejorar su plantilla. Por supuesto que la no aceptación de medidas cautelares cambiaría esa percepción y obligaría a fortalecer su plantilla en la ventana de mercado que concluye a finales de este mes (algo que la FIFA no les ha prohibido). El equipo blanco está convencido, sin embargo, de que podrán fichar este próximo verano: “No contemplamos otra posibilidad”, dijo José Ángel Sánchez en su comparecencia. Zidane tendría su oportunidad para diseñar una plantilla a su medida en una operación mixta de ventas y compras no decantada por la prisa.

En el Bernabéu parece haber fondo de armario más que de sobra para afrontar incluso una sanción inmediata, a pesar de que nunca se descarta el fichaje de un lateral izquierdo para refrescar a Marcelo y un delantero centro suplente de calidad. La primera medida sería repescar a un porcentaje considerable de jugadores cedidos: Asensio, Lucas Silva, Mascarell, Medrán, Burgui, Vallejo e incluso Fabio Coentrao podrían volver a Chamartín. Existe asimismo una opción de recompra de Álvaro Morata (hoy en la Juventus) superior a los 30 millones de euros, aunque el ariete canterano no podría participar esta temporada en la Champions League, lo que desluce la operación.

El Madrid cuenta, además, con numerosos suplentes de calidad (Isco, Jesé, Lucas Vázquez, Cherysev) y espera el momento oportuno para subir al primer equipo a tres jóvenes futbolistas del Castilla: el lateral Abner, hoy lesionado, el delantero Mariano y el Odegaard, la 'perla' noruega del filial. La situación, pese al enfado con la FIFA, parece estar bajo control.

Problema a medias en el Calderón

El Atlético de Madrid tendrá que hacer frente también a la sanción impuesta por la FIFA. Sin embargo, el problema en lo deportivo podría resolverse con cierto éxito. ¿Por qué? El Cholo Simeone tiene hoy suficientes piezas para hacer frente a esta temporada y a la próxima. ¿Para competir al más alto nivel? Eso ya se verá, pero lo cierto es que tiene jugadores de sobra a su disposición. No sólo por los que militan actualmente en la primera plantilla, sino también por todos los que están cedidos: Borja Bastón (Eibar), Cerci (Milan), Manquillo (Olympique de Marsella), Baptistao (Villarreal), Guilavogui (Wolfsburg), Silvio (Benfica), André Moreira (Madeira), Santos Borré (Cali), Emiliano Velázquez (Getafe), Héctor Hernández (Elche), Mensah (Getafe) y Bounou (Zaragoza).

Analizando por partes la situación que le toca vivir al Cholo Simeone –en el caso de que siga durante el próximo año y medio en el Calderón–, toca empezar por la portería, donde el problema es inexistente: Oblak, por edad y nivel, puede aguantar perfectamente. En la defensa, más de lo mismo: Giménez y Savic podrían cubrir a los más veteranos. Y en el centro del campo, a su vez, hay piezas suficientes con la irrupción de Thomas y los fichajes de Augusto y Kranevitter. Tan solo se echa en falta alguien más creativo tipo Óliver Torres, sobre todo, si se confirma su cesión en el actual periodo invernal.

En la delantera, por su parte, todo dependerá del buen hacer de Jackson y de la definitiva adaptación de Vietto, que poco a poco ha ido sumando minutos. El Cholo cuenta con suficientes delanteros, sobre todo, si se tiene en cuenta que pueden regresar Leo Baptistao (cinco tantos entre todas las competiciones) y Borja Bastón, que está cuajando una gran temporada en el Eibar (11 goles entre Copa y Liga).

El problema sólo sería mayor en el caso de que algunos jugadores decidan marcharse. En este aspecto, todas las miradas están puestas en Griezmann, autor de 16 goles durante este curso. Si el francés decidiera irse este verano, entonces el Atlético estaría huérfano de estrella, con lo que eso supone a la vista de su rendimiento y de los réditos que está dando a su equipo esta temporada, con el liderato de por medio.