El Clásico

Diez recaditos entre Madrid y Barça en las celebraciones

Figo, Raúl, Piqué, Mendoza... diez momentos en los que los blancos y los azulgranas se acordaron del máximo rival.

Neymar se señala el escudo durante un partido contra el Villarreal.

Neymar se señala el escudo durante un partido contra el Villarreal. Reuters

Los partidos entre el Real Madrid y Barcelona son el Clásico del fútbol español por la rivalidad que a lo largo de la historia ha ido creciendo entre ellos. Cuando se enfrentan entre ellos, los jugadores de ambos conjuntos sienten más que nunca los colores y cuando celebran al marcar llegan a buscar provocar al contrario. Y no sólo eso; al celebrar los títulos también piensan en el máximo rival y se han dedicado entre ellos algún cántico más propio de los aficionados.

EL ESPAÑOL recopila 10 de estos momentos que a lo largo de la historia entre blancos y azulgranas ha ido aumentando ese antagonismo y competencia entre los dos grandes del fútbol español.

1. Raúl mete "mierda" al himno del Barcelona

El Real Madrid se había proclamado campeón de la Liga 96/97 y un joven Raúl, para el que era su primer título, todavía no había adquirido la responsabilidad que más tarde tendría. Con una cámara grabándole se unió a los cánticos del resto de la cena de celebración en los que se emulaba el himno azulgrana con un toque diferente, añadiéndole un "mierda" al final.

2. La 'butifarra' de Giovanni

El jugador brasileño tuvo un feo gesto con la afición rival cuando marcó el tanto de la victoria (2-3) para su equipo en un clásico de la temporada 97/98. Tres cortes de manga. Dos partidos de sanción, que más tarde se redujeron a uno por arrepentimiento, fue el castigo para el jugador del Barça.

3. Pepe, el heredero de Giovanni

El central portugués recordó mucho a la celebración de Giovanni cuando Cristiano Ronaldo marcó el gol que daba la Copa del Rey al Real Madrid en 2011. El delantero decidió celebrarlo en la zona de aficionados del Barça y Pepe no supo comportarse. "Espero que la afición me disculpe, me dejé llevar por la euforia", fueron sus palabras poco después.

4. Eto'o escupe en el plato que le dio de comer

El futbolista camerunés dedicó en 2005 un cántico al equipo en el que debutó en Liga y en el que no tuvo oportunidades para triunfar. El delantero se animó con el micrófono y ante 100.000 personas que se habían congregado en el Camp Nou, empezó a gritar: "Madrid, cabrón, saluda al campeón". Algo que querría arreglar más tarde en rueda de prensa agradeciendo al Real Madrid el haberle traído a España y declarando que había "escupido en el plato que le dio de comer.

5. Y Figo escupió hacia arriba

No tuvo la mejor idea de su vida el portugués insultando al equipo en el que jugaría años después. Antes de despedirse del público que había acudido a celebrar la Liga 98/99 empezó con la copla: "Blancos, llorones, felicitad a los campeones".

6. Raúl calló al Camp Nou

Otra de las imágenes en las que Raúl no estuvo a la altura de lo que representa. Más que su gol al Barça en ese partido del Camp Nou en la temporada 99/00, se recuerda su celebración llevándose el dedo a la boca para imponer el silencio a la grada tras anotar un gol. El partido acabaría con el empate y una imagen para la historia.

7. Y Cristiano lo calmó

La memoria de los aficionados acudió inevitablemente a la imagen de Raúl cuando el futbolista portugués marcaba el tanto del 1-2 que prácticamente sentenciaba la Liga para el Real Madrid en 2012. Se acercó a la grada y con la mano pidió calma a la afición rival. Luego se señaló, como indicando que ahí estaba él. No sería la úrica vez que hiciese ese gesto, repetido meses después tras otro gol.

8. Piqué y sus botes

El central del Barça es ya un habitual al hablar del Real Madrid. Volvió al Barcelona en 2009 y en el momento en el que conquistó el doblete tuvo tiempo de pensar en el equipo blanco, algo que más tarde Xavi le reprocharía en rueda de prensa. El cántico, todo un clásico: "Boti, boti, boti, madridista el que no boti".

9. Con Mendoza empezó todo

El Real Madrid había ganado la Supercopa de España en 1993 y a la llegada del partido de vuelta en Barcelona, el presidente del Real Madrid, al que se le suponen mejores formas que a los jugadores, se encontró con aficionados en el aeropuerto de Barajas. Allí, además de lo que se muestra en el vídeo, también botó al grito de "es polaco el que no bote". 

10.  Y Con Piqué terminó

La última vez que un equipo se acordó del otro es también una de las más sonadas. Piqué, en la celebración del triplete, agradeció a Kevin Roldán el haber desencadenado las polémicas en el Real Madrid que bajarían el rendimiento de los blancos. El cantante había estado en la fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo tras perder el equipo merengue contra el Atlético de Madrid por 4-0. Se difundieron fotos de la fiesta. Aunque al central del Barça se le criticó por ello, el jugador sigue considerando que "fue muy divertido".