IMAGEN DE WOMEN'S SECRET

Así conquistó Elsa Pataky a Chris Hemsworth

La actriz ha confesado el truco con el que consiguió que 'Thor' cayera rendido a sus pies.

Elsa Pataky atendiendo a los medios.

Elsa Pataky atendiendo a los medios.

  1. Elsa Pataky
  2. Chris Hemsworth
  3. Relaciones de pareja

La pasada temporada la actriz madrileña nos sorprendió con sus dotes - reguleras - de canto para la marca de lencería Women's Secret, en la que lucía de manera espectacular el producto en su cuerpo, pero no de manera tan efectiva su banda sonora - aunque ayudó mucho la edición de su voz. Quizá por ese motivo, hayan optado esta vez por ponerla solo a bailar en el musical creado para su nueva campaña.

Elsa Pataky (40 años) aparecía sonriente ante los medios que se reunían delante del photocall de la marca, vestida de negro y mucho brillo y con una melena de onda surfera - deporte al que es aficionada y más aún desde que reside en Australia - que completaba con una espalda morena consecuencia de los rayos de sol tomados en Formentera estos días junto a su familia.

"Una sonrisa para Sidney" bromea uno de los fotógrafos para que mirase a su cámara, y es que desde que se afincó en Australia parece más de allí que de aquí, "ha sido buena esa" confirma a carcajadas la actriz en respuesta al humor del periodista. Una vez terminada la sesión de fotos la actriz contestó a la ronda de preguntas que fueron de lo más variopintas. Desde sus trucos de belleza, hasta si se ve ampliando la familia, pasando también por cómo logró conquistar a Chris Hemsworth (33), su marido.

Elsa muy sonriente con el posado que lleva su nombre

Elsa muy sonriente con el posado que lleva su nombre

Respecto a esta última cuestión la madrileña no dudó en decir que "conquisté a mi chico con mucha picardía, por supuesto". "En la vida hay que ser pícara" ha afirmado claramente la intérprete. Pero no quiso contar más detalles de sus asuntos más 'traviesos'. En lo que sí se ha sincerado es en que no cree que vaya a ser madre de nuevo, "no, con tres hijos tenemos suficiente", aunque matiza que "nunca se sabe lo que te depara el destino". También ha explicado que precisamente el ritmo de vida frenético que lleva con sus tres pequeños es uno de sus trucos para permanecer delgada, "con tanto niño y el trabajo, no tengo tiempo ni para comer".

Otro de los temas que está preocupando mucho en las redes sociales es el de su figura. Elsa luce un cuerpo muy delgado, podríamos decir que es la vez que más delgada está: "no ha sido buscado, el ajetreo diario, el bailar todos los días preparando El Musical de Women's Secret y que no bajo el ritmo en el gimnasio, son la causa de verme así, pero estoy bien". Tampoco hemos perdido ocasión para conocer cómo se consigue ese cuerpo después de dar a luz tres veces y ya en plena cuarentena: "Es esfuerzo. No se saca con una dieta de quince días. Me lo he currado muchísimo. Voy al gym de media tres veces a la semana, y si no, aunque sea cuando estoy con los niños corremos o hago algunas sentadillas con una mesa del parque o donde esté". Aunque también hace especial hincapié en que "lo importante es sentirse a gusto con una misma, ser sexy es una personalidad".

Después de años viviendo en las antípodas, siempre que vuelve a España expresa su interés de trabajar en su patria, pero espera la mejor propuesta: "Llegan proyectos para trabajar aquí pero hay que saber elegir y pensar en mis hijos. He rechazado bastantes, pero fuera. Prefiero estar aquí que en EE.UU.". Pero dice vivir muy a gusto en la tierra de su marido y que sus hijos crezcan entre la naturaleza desechando la contaminación y la industrialización de las grandes ciudades: "De momento les he traído para disfrutar de España y que se lancen a hablarlo. Estamos aislados donde nos gusta. Prefiero estar en mi pueblo perdido". Tanto es así que sus hijos no saben ni siquiera cómo usar unas escaleras mecánicas ni están acostumbrados a ver tanto tráfico por las calles "mira mamá, una carrera de coches", dicen cuando ven tantos vehículos circulando. Y es que en los parajes australianos conviven con "canguros, serpientes, todo tipo de animales son sus amigos" cuenta su madre. Aunque afirma echar de menos "la picaresca de los españoles, fuera son todos más serios".

Tristán, Sasha e India Rose ven en sus padres todo un ejemplo a seguir. El pequeño de los tres acude al gimnasio con su padre por las mañanas y mientras Chris se prepara para su nueva película de Thor, el niño le imita cogiendo pesas y bebiendo el batido proteico, que en su caso no es más que un vaso de leche con Nesquik. E India Rose es la más lanzada a la hora de hablar en español, ya le dice a Elsa "mamá, soy hambre" cuando quiere pedirle comida.

Elsa Pataky junto a su marido, el actor Chris Hemswoth.

Elsa Pataky junto a su marido, el actor Chris Hemswoth.

El matrimonio se casó en 2010, y quien se casa el próximo año es una de las ex parejas de Pataky, Fonsi Nieto (37). La actriz afirma tener muy buena relación con el DJ y aunque duda de que pudiera estar en España en esa temporada, "si estuviera, iría a la boda".

En cuanto al proyecto de la marca que presenta, tendremos que esperar al próximo 10 de noviembre para el estreno del musical en el que Elsa se convierte en la bailarina principal del show en la que es acompañada por otras 10 chicas con diferentes cuerpos y curvas. La marca ha vuelto a apostar por una campaña arriesgada y fuera de lo convencional como ya hizo para su pasada colección en la que ponían a la actriz como estrella del pop-rock ante el micrófono, y esta vez han querido ir más allá con la creación de un musical propio de la marca lencera. El espectáculo, afirman, "no dejará indiferente a nadie" y es que Pataky se moverá con sensualidad y elegancia ante la cámara para captar al comprador más exigente, siempre bajo los límites de lo estético y la insinuación.

We are sexy women El Musical será un cabaret con lencería, plumas y contoneos sexys. La canción y la puesta en escena es aún un misterio. Pero la elección de Elsa Pataky para este nuevo reto de la marca se debe a que cumple los requisitos para ser la chica referente: una mujer fuerte, trabajadora, madre y que le sienta como un guante la lencería.