Televisión

Lujan Argüelles, harta de la política basura

A la presentadora le gusta Mariano Rajoy y su sentido del humor. La serie favorita del presidente en funciones es la de Luján.

La presentadora de televisión Lujan Argüelles.

La presentadora de televisión Lujan Argüelles. Gtres

  1. Televisión
  2. Luján Argüelles
  3. Mariano Rajoy Brey

A Mariano Rajoy le gusta Luján Argüelles. Y a Luján Argüelles le gusta Mariano Rajoy. “Es un presidente del Gobierno con un gran sentido del humor y el humor es indispensable para tomar decisiones y llevar una vida con cierta coherencia”, confiesa a JALEOS al ser preguntada en la presentación de Un príncipe para tres princesas por el hecho de que el presidente en funciones confesara que su ¿serie? favorita es la de Luján Argüelles.

“Uno tiene que reivindicarse a sí mismo y sus gustos y no pasa nada. Me gusta Gran Hermano y lo veo, me gustan los informativos de La 1 y los veo, me gusta Mariano Rajoy y lo veo…”, explica. Y tras un milisegundo dubitativa continúa. “O me gusta Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y lo veo”.

Argüelles, la nueva asesora de imagen de Rajoy. La nueva Saénz de Santamaría. La nueva Normal Duval. El nuevo azote de Podemos. “Estamos viviendo un momento distinto, tenso y difícil para España y debemos de ejercer la política con responsabilidad”.

“Hablamos constantemente de televisión basura y no hablamos de la política basura. La política hay que ejercerla con responsabilidad. Lo que ellos hacen sí repercute a los españoles y a su realidad. Que hagan cosas que tengan sentido, que ayude a España y a los españoles, y los espectáculos ni por un lado ni por otro ni por el de la moto. Ya me cansa”.

Espectáculos como el de Carolina Bescansa con su bebé en el Congreso. “Ellos argumentan y han aclarado que se trata de un signo para demostrar que están a favor de la integración de la familia. Los símbolos ni ayudan ni quitan, no significan nada. A mí me gustaría que ellos lleven un programa y ejerzan una política en la cual, igual que en el Congreso de los Diputados hay una guardería, todas las mujeres de España tengan opción en sus trabajos a una guardería”.

Carolina Bescansa sujeta en brazos a su bebé, con Iñijo Errejón y Pablo Iglesias a su lado.

Carolina Bescansa sujeta en brazos a su bebé, con Iñijo Errejón y Pablo Iglesias a su lado. Gtres

“No es necesario llevar a un niño al escaño de un Congreso igual que no es necesario que una mujer médico o cirujana va a coger a su niño, se lo va a colgar y se va a poner a operar. Nadie lo va a hacer y nadie entendería que lo hiciese ni como símbolo ni como nada. No se pueden hacer esas cosas, aparte de que yo soy una mujer, madre, trabajadora y que defiendo que en este país no se apoya a la familia”, continúa tras coger carrerilla.

“No se trata de apoyar a la mujer, porque ahí también están confundidos. Se trata de apoyar a la familia. A mí no me tienes que apoyar, tendrás que apoyar a los hombres para que puedan formar una familia. Si todas las mujeres decidimos que no queremos tener hijos porque eso implica un pago o peaje que pasar, no vamos a querer tener hijos. Por lo tanto, tienen que ayudarnos a nosotras y a vosotros, es decir, a la unidad familiar. E insisto en que es un espectáculo que no es necesario. Como símbolo lo meter en tu programa electoral y fenomenal. Defiéndelo y haz política sobre ello. Los circos no se hacen en el Congreso”, zanja la presentadora.

Las supernenas

Locutora de radio en programas como Protagonistas, La rosa de los vientos o Herrera en la Onda, Argüelles guarda grandes amistades políticas de aquella época. Una de ellas, por ejemplo, es la secretaria de Estado y Comunicación Carmen Martínez Castro. De hecho hace ahora un año pasaba la Nochevieja junto a ella, las hermanas Sonia y Marta González o Edurne Uriarte, columnista de ABC y exnovia de José Ignacio Wert. Todas ellas son sus ‘supernenas’.

Luján Argüelles, de fiesta con sus

Luján Argüelles, de fiesta con sus Instagram

Amistades que en momentos dados le han rescatado de las garras de la prensa del corazón. Según publicó Vanitatis, representantes del Gobierno llamaron a los fotógrafos que hicieron unas fotos a Argüelles peleándose con su exsuegro para evitar que vendiesen las instantáneas a las revistas del corazón.