Tecnología

Investigan el primer accidente mortal de un coche Tesla con el piloto automático activado

Ni el vehículo, un Tesla Modelo S, ni su conductor fueron capaces de frenar ante un camión blanco que cruzaba la autopista. El coche circulaba a gran velocidad y quedó empotrado en los bajos del remolque de dicho camión.

Imagen del radar frontal de un Tesla Modelo S, que ayuda al piloto automático. ¿Pudo haber fallado?

Imagen del radar frontal de un Tesla Modelo S, que ayuda al piloto automático. ¿Pudo haber fallado? Reuters

  1. Tesla Motors
  2. Vehículo eléctrico
  3. Vehículos
  4. Accidentes
  5. Accidentes de tráfico
  6. Coche autónomo
  7. Piloto automático

Joshua Brown, un estadounidense de 45 años, tiene el dudoso honor de convertirse en la primera víctima mortal de un accidente a bordo de un vehículo eléctrico Tesla que circulaba con el piloto automático (Autopilot) activado. Las autoridades estadounidenses han abierto una investigación para aclarar las responsabilidades, porque ¿quién paga si un coche autónomo tiene un accidente?

El choche, un Tesla Modelo S -producido por la conocida compañía de coches eléctricos fundada por Elon Musk- protagonizó el pasado día 7 de mayo un violento siniestro en Williston, Florida (EEUU) al no ser capaz de detectar un camión cruzado en la autopista mientras  se acercaba a gran velocidad. Así, el Tesla Modelo S no frenó y terminó chocando contra los bajos del remolque del camión, lo que mató a Brown.

Según el informe del accidente, el conductor del camión, Frank Baressi, de 62 años y originario de Tampa, resultó ileso.

Ahora, una investigación federal trata de determinar si el sistema de conducción semi-autónoma del vehículo, cuyo precio asciende a 80.000 dólares, es o no "culpable" de la muerte del conductor.

El propio conductor, ahora fallecido, era fan de la función de piloto automático del vehículo, hasta el punto de que había publicado con anterioridad vídeos en internet para demostrar su eficacia. De hecho, evitó un accidente similar en abril, como muestra este clip:

"Lo que sabemos es que el vehículo circulaba por una autopista con el piloto automático en marcha cuando un camión con remolque se desvió y se lanzó en perpendicular contra el Modelo S," afirma la propia compañía fabricante en un comunicado, en el que revela que el siniestro tuvo lugar hace casi dos meses.

Según un informe de la patrulla estatal de tráfico de Florida, después de pasar por debajo del camión y con el conductor ya fallecido, el coche siguió su camino, se salió de la autopista, golpeó una valla, cruzó un campo, pasó a través de otra cerca y, finalmente, golpeó un poste de electricidad a unos 30 metros al sur de la carretera, informa Reuters.

El propio Elon Musk, fundador de Tesla, quiso trasladar sus condolencias en público mediante un tuit en el que enlazó el comunicado de su compañía con las primeras explicaciones sobre lo sucedido.

"Ni el piloto automático ni el conductor detectaron el costado del camión, blanco contra un cielo claro, por lo que no se activó el freno del coche. La gran altura del remolque y su posición con respecto a la carretera, así como las circunstancias extremadamente excepcionales del impacto, hizo que el Tesla Modelo S atravesara el camión por debajo, y la parte inferior de este último impacto contra el parabrisas" del coche, lo que mató al infortunado conductor.

¿Tuvo lugar un fallo del radar frontal del coche, que no detectó el camión cruzado? Elon Musk también comentó públicamente que ese radar se "desactiva" cuando detecta algo que interpreta como una señal sobre la calzada, para evitar frenazos en falso. 

Brown, natural de Canton, Ohio (EEUU), era un enamorado de su coche eléctrico, hasta el punto que la propia compañía de Musk le consideraba "amigo de Tesla".

Imagen de un Tesla Modelo S, similar al siniestrado.

Imagen de un Tesla Modelo S, similar al siniestrado. Reuters

En cualquier caso, la agencia nacional estadounidense que se encarga de velar por la seguridad del tráfico en autopistas (National Highway Traffic Safety Administration o NHTSA) ha abierto una "investigación preliminar" sobre la función del piloto automático ("Autopilot") que se incluye como característica en los modelos de Tesla.

El modo "piloto automático"

Existen actualmente más de 25.000 vehículos Tesla Modelo S con esta función Autopilot -que puede activar o desactivar el propio conductor- instalada circulando por las carreteras estadounidenses.

A los conductores de coches Tesla con esta función se les recomienda mantener sus manos en el volante incluso cuando el sistema está activado; éste utiliza un gran numero de sensores de ultrasonido, radares, conexión GPS vía satélite para localizar su situación en cada momento y una cámara frontal detectar todos los parámetros relacionados con la carretera por la que circula el coche y su posición respecto de otros vehículos y así poder "tomar decisiones", como acelerar o frenar por sí solo.

Interior de un Tesla Modelo S con el piloto automático activado.

Interior de un Tesla Modelo S con el piloto automático activado. Reuters

La compañía ha querido hacer hincapié en la naturaleza "inusual" del accidente, y recuerda que Brown es la primera víctima mortal en más de 209 millones de kilómetros en los que el modo Autopilot ha sido activado.

Cuando Autopilot puso en marcha en octubre del año pasado, el propio Musk advirtió de que esta función, muy esperada, se lanzaba en fase de pruebas de desarrollo -o beta-, por lo que no se recomendaba circular en "manos libres", o sea, sin las manos en el volante.

En enero, Tesla actualizó los sistemas de conducción del piloto automático en el Modelo S con una serie de límites en su funcionamiento en modo "manos libres": esta función se restringió en carreteras o caminos residenciales sin un divisor central, en donde el coche no puede circular en esta función a más velocidad que el límite marcado más 8 km. por hora.