Una imagen de la inmunización

Una imagen de la inmunización AFFiRis lab

Salud Cardiología

Adiós al colesterol: la vacuna para poder comer grasa sin límites

El compuesto se ha probado con éxito en ratones, pero ya se está llevando a cabo un ensayo clínico para evaluar su seguridad en humanos, que tendrá resultados antes de final de año. 

Ainhoa Iriberri

Las estatinas han sido una gran contribución a la medicina moderna. A pesar de su juventud -acaban de cumplirse 30 años desde que la primera se puso a la venta al público en EEUU- estos fármacos han ayudado enormemente a rebajar uno de los factores de riesgo cardiovascular, la acumulación de colesterol que estrecha las arterias y aumenta así las posibilidades de sufrir un infarto o cualquier otro evento cardiovascular

Aunque estos medicamentos son eficaces en su cometido, su uso no está exento de polémica. Aunque suelen ser bien tolerados, en ocasiones generan efectos adversos y, sobre todo, se han de tomar de forma crónica, lo que implica unos gastos importantes para las arcas públicas en países con una buena sanidad pública como España. Hay quien dice también que se prescriben más de la cuenta y que se recurre a ellos antes de que los afectados por colesterol alto cambien su estilo de vida -haciendo más ejercicio y modificando la dieta-, la primera medida indicada para rebajar esta sustancia. 

Los últimos compuestos aprobados para este factor de riesgo son anticuerpos monoclonales que inhiben la proteína PCSK9 y sólo se administran por vía subcutánea una o dos veces al mes -en España sólo están autorizados para la hipercolesterolemia familiar- pero, aunque acaban con el problema de la toma diaria, son muy costosos

¿Una vacuna en el horizonte?

En este contexto, es interesante el estudio que se publica este martes en la revista European Heart Journal y que demuestra en ratones la eficacia de una vacuna que acabaría con el colesterol alto de una vez por todas.

Si los hallazgos descritos en el modelo animal se trasladaran a humanos, la empresa que ha desarrollado la inmunización -llamada de momento AT04A- se haría de oro; el fármaco no sólo ha conseguido reducir la cantidad total de colesterol en un 53%, sino que ha disminuido también el daño que hace esta sustancia a los vasos sanguíneos en un 64% y ha bajado también los marcadores de inflamación de estas tuberías en entre un 21 y un 28%. 

Todas esas disminuciones se han mantenido a lo largo de la duración del estudio, lo que haría del potencial fármaco uno de administración única

Dados los buenos resultados en ratones, la empresa que ha ideado la inmunización puso en marcha un ensayo clínico en humanos. Se trata de una investigación en fase I en la que han participado 72 voluntarios sanos y los resultados podrían conocerse antes de fin de año. En ella se ha probado no sólo este compuesto, sino también uno similar desarrollado por la misma empresa. 

El mecanismo de acción es similar al de los últimos fármacos aprobados contra el colesterol, ya que también se dirige a la enzima PCSK9, pero mejorándolo. 

Sin embargo, no todo son buenas noticias. Como destacan en un editorial que acompaña al estudio los investigadores de la Saarland University y de la Bristol University, la seguridad del compuesto tiene que ser estrechamente vigilada ya que algunos estudios han ligado la bajada a largo plazo de colesterol con este mecanismo a un mayor riesgo de aparición de diabetes