Legionela

El brote de legionela de Manzanares, en dos minutos

Una guía breve y concisa para entender las claves del brote de la enfermedad del legionario en este pueblo de Ciudad Real.

Vecinos protestan en Manzanares ante la falta de información.

Vecinos protestan en Manzanares ante la falta de información. EFE

Un brote de legionela ha acabado, hasta el momento, con la vida de dos personas en Manzanares, Ciudad Real. Otras 141 han sido afectadas, con 32 de ellas hospitalizadas. Esto es lo que necesitas saber sobre esta enfermedad.

Qué 

La legionela o enfermedad del legionario es un tipo de neumonía causada por bacterias como la Legionella pneumophila, Legionella longbeachae o Legionella erythra. En los últimos diez años, se han declarado en España unos 1.263 casos anuales de media según la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (PDF).

Dónde

Estas bacterias suelen acumularse en el agua estancada y la enfermedad se adquiere al respirar vapor que contiene estas bacterias. En Ciudad Real, de hecho, se sospecha de una fuente ornamental y de una torre de refrigeración.

Polígono Industrial en Manzanares, uno de los brotes sospechosos.

Polígono Industrial en Manzanares, uno de los brotes sospechosos. EFE

Quién

Como ha ocurrido en Manzanares, la mayor parte de la gente en contacto con estas bacterias no suelen enfermar. Tan sólo personas mayores, con enfermedades pulmonares o inmunodeprimidas acaban contrayendo la enfermedad del legionario. Las dos víctimas de la epidemia manchega tienen, de hecho, 73 y 84 años. Otros dos pacientes, un hombre y una mujer de 55 y 65 años están en la UCI, estables.

Cómo

La legionela suele manifestarse con los mismos síntomas de una neumonía, es decir, fiebres, escalofríos, tos y en ocasiones, dolores musculares o de cabeza. Son necesarios análisis para identificar la bacteria específica.

Hospital de Ciudad Real, donde los afectados permanecen ingresados.

Hospital de Ciudad Real, donde los afectados permanecen ingresados. EFE

Cuándo

La aparición de los primeros síntomas de enfermedad desde que alguien se infecta suele tardar entre 2 y 10 días, aunque lo más común suele estar entre 5 y 6 días. En algunos casos, se han visto periodos de incubación de hasta 19 días.