Videojuegos OCIO DIGITAL

Pokémon GO introduce cambios ocultos que avanzan el futuro del juego

Nuevos Pokémon descubiertos en su código, diferenciación de géneros y objetos evolutivos son las próximas apuestas con las que Pokémon GO descubrirá su futuro.

Pokémon GO fue el gran fenómeno de 2016 en el mundo de los videojuegos. La aplicación de Niantic consiguió colapsar literalmente el mundo con su lanzamiento, lo que provocó que un aluvión de gente se lanzara a las calles para hacerse con todos los monstruos de bolsillo a la máxima celeridad posible. No obstante, el fenómeno se diluyó del mismo modo que vino, provocando un profundo sopor entre los usuarios, que veían cómo el juego se quedaba estacando sin ofrecer grandes novedades. Ahora, Pokémon GO pertenece al olvido de muchos aficionados que en sus primeras semanas no podían parar de lanzarse a la aventura junto a su móvil, algo que la compañía desea cambiar.

Y esto se conoce gracias a que varios aficionados han escudriñado en el código del juego y han encontrado futuros añadidos de lo más interesantes para el futuro más inmediato. De hecho, a la propia Niantic se le ha escapado alguna que otra prueba que certifica que se avecinan grandes cambios. Si hace un mes escaso se incluían las crías Pokémon, lo que suponía la aparición de siete nuevos monstruos de bolsillo, Niantic comenzó a introducir la distinción de género masculino y femenino para las criaturas. Esto advierte que la crianza será una realidad en el futuro próximo. Pikachu y Raichu fueron los primeros en experimentar esta particularidad, aunque Niantic eliminó la opción a los pocos días de ser implementada. Algo que parece significar que se trataba de una simple prueba para comprobar que todo funciona correctamente.

Lo más interesante llega en los datos que se han obtenido del código del juego, que apuntan a la inclusión de siete nuevos Pokémon. Estos son los denominados Unown, que cuentan con más de una veintena de formas diferentes y, al parecer, comenzarían sus andanzas en Pokémon GO con siete de las mismas: desde las letras A a la C, añadiendo la Z y los signos de interrogación y exclamación, ya que este tipo de monstruos de bolsillo conforman las letras del abecedario en sus distintas formas. Dichas criaturas pertenecen a la segunda generación, lo que implica que Niantic sigue allanando este camino de cara a la inclusión de la totalidad de los Pokémon que pertenecen a la misma durante el próximo verano.

Algo que se afianza teniendo en cuenta que se han encontrado nuevos movimientos correspondientes a esta segunda tanda de Pokémon, así como objetos evolutivos indispensables para que ciertas criaturas puedan adquirir nuevas formas. Estos objetos son la Roca del Rey (con las que Slowpoke puede evolucionar a Slowking y Poliwhirl a Politoed), el Revestimiento metálico (para evolucionar a Onix a Steelix y a Scyther a Scizor), la Mejora (que evoluciona a Porygon a Porygon 2), la Piedra Solar (evoluciona a Gloom a Bellosom) y la Escamadragón (con la que Seadra evoluciona a Kingdra).

Por lo tanto, las tripas de Pokémon GO comienza a mostrar su futuro que parece estar definido para cuando vuelva a llegar el buen tiempo en la mayor parte del mundo y de este modo volver a conseguir que las calles estén repletas de entrenadores deseando hacerse con los nuevos Pokémon que se liberarán en las calles. No obstante, parece un marco lejano para conseguir atraer de nuevo a toda la masa de seguidores, por lo que deberán hacer movimientos inmediatos para crear la expectación necesaria.