El Español
Vivir
|
Con niños

Nueve planes diferentes para hacer con niños este otoño-invierno en la comarca do Salnés

La comarca ofrece multitud de alternativas para disfrutar en familia: desde instalaciones para deportes urbanos, museos, rutas arqueológicas, paseos a caballo, spa infantil o parques de trampolines, entre otros
Parque de camas elásticas en Vilanova de Arousa.
Diverland Jump Park
Parque de camas elásticas en Vilanova de Arousa.

La llegada del otoño e invierno limita en muchas ocasiones nuestros planes, sobre todo cuando el principal objetivo es entretener a los más pequeños de la casa. Pese a lo que pueda parecer, en toda la comarca do Salnés existen multitud de alternativas culturales y de ocio ―también a techo cubierto―dirigidas a familias. A continuación os acercamos una pequeña lista con algunos de esos planes diferentes con los que disfrutaréis de una completa jornada en familia; ideas para cuando el buen tiempo acompañe y también para aquellos días en los que la lluvia no nos da tregua. 

Un paseo entre naturaleza

Parque eólico de Monte Xiabre. Foto: Thalia García.

No hay mejor plan para realizar con niños ―siempre que el tiempo lo permita― que salir a la calle y disfrutar con ellos en plena naturaleza. La comarca do Salnés tiene el privilegio de contar con un gran número de rincones mágicos, entre paisajes de mar y montaña, repartidos entre sus nueve municipios. Playas, pazos, miradores… En definitiva, un patrimonio natural, cultural y paisajístico que merece la pena descubrir con una caminata a pie o en bicicleta.

Cerca del municipio de Sanxenxo se reparten una decena de rutas de senderismo que recorren puntos tan emblemáticos como Punta Faxilda en la localidad sanxenxina, el Adro Vello o Pedras Negras en O Grove, zonas de molienda y ríos desde Meis a Ribadumia, o las antiguas fábricas de telleiras en un recorrido litoral a orillas de la ría de Arousa. En la otra cara de la comarca, en el entorno de Arousa, Cambados y Ribadumia, también existen innumerables senderos que recorren zonas de costa e interior, con itinerarios que se extienden entre las antiguas vías del tren, históricos faros o espectaculares miradores como los de Monte Xiabre.

Molinos en la zona de Meaño. Foto: Mancomunidade do Salnés.

Otra manera diferente de conectar con la naturaleza es vivir una auténtica aventura a lomos de un caballo. En toda la zona de O Salnés existen varios centros que ofrecen rutas y paseos a caballo aptos para todos los miembros de la familia y también para principiantes. Los recorridos son totalmente seguros y se realizan siempre acompañados de un guía local.

Visita al Acuario

Acuario de O Grove. Foto: Paxinas Galegas.

Sea cual sea la época del año, una visita al Acuario de O Grove será ―muy probablemente― uno de los planes que más disfruten los pequeños, y no tan pequeños, de la casa. Situado en la cara norte de la península, en un entorno natural conocido como Punta Moreiras, el espacio se ha posicionado como un lugar abierto a la divulgación y la enseñanza de los diferentes ecosistemas marinos, con especial énfasis en las costas de Galicia.

Para ello, el aquarium cuentan con hasta 22 tanques y más de 100 especies distintas que habitan los fondos marinos de todo el mundo, además de ofrecer diferentes actividades y talleres que van desde el bautismo con tiburones (disponible a partir de los 8 años), a celebraciones de cumpleaños o la propuesta de convertirse en «acuaristas por un día», entre otras. Además, la zona en la que se ubica el Acuario de O Grove resulta un entorno inmejorable para recorrer en familia: con senderos litorales, un singular conjunto escultórico e incluso varias fábricas de salazón reconvertidas en espacios museísticos. El mejor broche de oro a una jornada cultural en este museo del mar.

Aldea de los Grobits

Aldea de los Grobits. Foto: Turismo Rías Baixas.

Sin llegar a salir del municipio de O Grove, será necesario desplazarse hasta la Illa da Toxa para descubrir un parque de fantasía conocido como Aldea de los Grobits. En el año 2015 se instaló este singular espacio en el Parque Forestal de A Toxa, inspirado en los personajes de los «Hobbits» de la famosa saga de El Señor de los Anillos, de J.R.R. Tolkien. En el caso de este poblado meco, son los «Grobits» las criaturas mágicas que habitan la isla y sus manantiales.

La aldea de los Grobits se compone de un par de casas semienterradas, un pozo mágico, columpios y balancines, y una pequeña arboleda pintada en diferentes colores para que los más pequeños puedan dejar volar su imaginación. Además, muy cerca del entorno se encuentra el recinto de los burros fariñeiros, con varios ejemplares de estos animales y otras especies de asnos que pueden observarse con total seguridad desde el otro lado de la valla. 

De museo en museo

Museo de la Pesca y Salazón, O Grove. Foto: Visit O Salnés. 

Más allá de la imagen de destino turístico de sol y playa, la comarca do Salnés se presenta como un lugar abierto a la cultura, la historia y el conocimiento. De hecho, en todo el territorio se reparten un gran número de espacios museísticos dedicados a las materias más diversas: desde los oficios tradicionales, a la naturaleza, figuras literarias e incluso la revolución industrial y vitivinícola de la zona.

Una jornada en alguna de estas exposiciones y salas es la mejor opción para acercar la cultura local a los niños y aprender en familia de una forma totalmente didáctica. El patrimonio paisajístico de la comarca se refleja en museos como el Centro de Interpretación de la Naturaleza en el Monte Siradella o el Centro de Interpretación del Umia en Ribadumia. 

Casa-Museo de Valle-Inclán. Foto: Museos de Galicia. 

También los oficios típicos de la zona tienen su lugar de culto en las diferentes localidades: Sanxenxo, por ejemplo, alberga el Centro de Interpretación de As Telleiras; en O Grove está el Museo Etnográfico de la Pesca y la Salazón, y Meaño cuenta con un edificio que muestra la figura de la «Muller Labrega». Si bien la comarca dispone de muchos más espacios, desde las casas-museo de Ramón Cabanillas, Valle-Inclán y los hermanos Camba, al Museo Etnográfico del Vino en Cambados o el espacio museístico del ferrocarril en Carril, entre otros.

Diverland: saltos sin límites

Zona infantil. Foto: Diverland Jump Park.

En Vilanova de Arousa se encuentra una de las mejores opciones a techo cubierto para pasar una jornada diferente con los más pequeños: el Diverland Jump Park. Se trata de un espacio de más de 2.000 metros cuadrados dedicados a un ocio totalmente distinto: camas elásticas interconectadas, varias áreas de juegos y parkour, e incluso una zona infantil para que tanto los adultos como los niños puedan disfrutar dando saltos y haciendo piruetas.  

El Diverland Jump Park de Vilanova se compone de espacios tan singulares y divertidos como el tobogán de donuts, el Magic Wall y zona Ninja Course, o el Slam Basket y el Battle Team para poner a prueba la fuerza y equilibrio. Los niños más pequeños podrán disfrutar en un área diseñada exclusivamente para ellos, con toboganes, pasadizos, colchonetas e incluso un gran parque de bolas. Además, los adultos que acompañen a menores de 5 años a este espacio no tendrán que pagar entrada. La cadena también ofrece la posibilidad de celebrar cumpleaños y otros eventos especiales en las instalaciones.

De ruta arqueológica

Vista aérea yacimiento de A Lanzada. Turismo Rías Baixas.

Si de algo puede alardear la comarca do Salnés es de poseer una enorme riqueza arqueológica y patrimonial repartida a lo largo y ancho de su territorio. En los últimos años, el turismo arqueológico ha ganado adeptos y se ha posicionado como una alternativa de ocio seguro perfecta para disfrutar en familia. En O Salnés,  algunos de los puntos más relevantes «para viajar al pasado» los encontramos en excavaciones como la de A Lanzada, en Sanxenxo o en el Castro de Alobre en Vilagarcía de Arousa. 

En Ribadumia, por su parte, se localiza uno de los yacimientos de mayor importancia y envergadura de toda la comarca: los castros de Leiro y Besomaño en el Monte do Castro. Después, en la vecina Vilanova de Arousa, la Torre de Cálago se presenta como el único vestigio del antiguo Monasterio de San Cipriano de Cálago, datado del siglo VIII. Y ya en los límites de O Grove, la Necrópolis de Adro Vello es un excelente ―pero olvidado― conjunto histórico que permite a sus visitantes entrever los restos de una antigua villa romana. 

Una tarde de cine o teatro

Un clásico que nunca falla: una jornada cultural a través de las pantallas del cine o de una obra en directo. En la comarca do Salnés, la mejor opción para este tipo de alternativas la encontramos en Vilagarcía de Arousa. Allí se ubica el Galicine Vilagarcía-Gran Arousa, que a pesar de contar con un número limitado de salas, en cartelera siempre podréis encontrar alguna película infantil o de animación para disfrutar con niños y adolescentes. En lo que respecta al teatro, las posibilidades se multiplican, pues los diferentes auditorios y salas municipales o privadas de la comarca suelen ofrecer de manera regular todo tipo de obras, monólogos y actuaciones dirigidas a un público familiar. 

Skatepark o Pump Track

Skatepark de Sanxenxo. Foto: Concello de Sanxenxo.

Los deportes urbanos están de moda, no hay más que echar un vistazo a los recientes proyectos locales que se han estado inaugurando por toda Galicia en los últimos meses, sobre todo en cuanto a instalaciones de Skatepark, Pump Tracks e incluso escuelas de los mismos se refiere.  

En toda la comarca do Salnés también existen varios puntos para la práctica de estos deportes en los diferentes municipios. Sin ir más lejos, Portonovo alberga una de las pistas más grandes de la comarca, de casi 2.000 metros cuadrados, que incluye zona de street, rampa, bowl e incluso áreas de parkour y escalada. Por otro lado, los municipios de O Grove y Vilanova de Arousa tienen sendos Pump Tracks, unos circuitos de asfalto con curvas peraltadas, montículos y saltos para aprender a bombear y recorrer con el skate o la bicicleta. 

Spa y relajación también con niños

Spa infantil en Sanxenxo. Foto: Augusta Eco Wellness Resort.

Sea cual sea la época del año, si hay algo que de verdad les encanta a los niños es sumergirse en el agua, chapotear y jugar en cualquier piscina con sus amigos o familia. Quizás por esta misma razón, cada vez son más los centros termales que ofrecen espacios diseñados exclusivamente para los menores, para que puedan disfrutar los beneficios de la hidroterapia en un entorno de lo más seguro y divertido para ellos. La comarca do Salnés dispone de una larga lista de complejos dedicados al bienestar y la relajación, y la mayoría de ellos incluyen ofertas y espacios para niños que suelen indicar en sus tarifas.

El Augusta Eco Wellness Resort de Sanxenxo es el más puntero de la comarca en cuanto a instalaciones y actividades para niños se refiere, ya que dispone de un Spa Infantil (con algunas áreas cubiertas) dotado de su propio Aquapark, jacuzzi, una zona de natación y otra de juegos. Otros ejemplos de la zona serían el Eurostars Gran Hotel A Toxa o el Hotel & Talaso Louxo, ambos en O Grove, que cuentan con piscinas e instalaciones aptas también para visitar con niños.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir