El Español
Economía
|
Empresas

Imatia: de spin-off de la UVigo a líder en desarrollo de software para empresas en Galicia

Con dieciséis años de vida, esta firma tecnológica ha logrado proveer a gigantes como Inditex o Bimba y Lola y ha conseguido hacerse un hueco en países de todo el mundo
Instalaciones de Imatia
Cedida
Instalaciones de Imatia
Ofrecido por:
Publicidad

En el año 2005, en el seno de la Universidad de Vigo, nace una empresa que pretende revolucionar la fabricación de software de gestión empresarial. Imatia, fundada por Fernando Vázquez, quiere cambiar la "manera artesanal" en que se diseñaban las aplicaciones informáticas para apostar por una tecnología pionera en España.

"Nos dimos cuenta de que muchas empresas sufrieron el conocido como Efecto 2000 y el cambio al euro porque no estaban preparadas para un sistema que demandaba aplicaciones informáticas complejas y mucho más completas", cuenta Vázquez. Por ello, con esta spin-off de la UVigo, quiso ofrecer al tejido empresarial gallego una alternativa eficaz para afrontar los cambios que estaba viviendo el planeta.

Vázquez y su equipo ya colaboraban con varias compañías antes de la creación de Imatia, por lo que no fue difícil consolidarse como pyme. "Trabajábamos ya con el sector de la moda, la industria maderera y las administraciones públicas, por lo que enseguida comenzamos a crecer".

Hoy, contando con algo más de 200 empleados en plantilla, han trabajado con gigantes de la moda como Inditex o Bimba y Lola, y actualmente desarrollan aplicaciones para el Concello de A Coruña y el de Vigo o la Diputación de Pontevedra.

Historia de un despegue

"Nuestra actividad está ligada a sectores dominados por pymes, esa es la clave de nuestro crecimiento". Fernando Vázquez, fundador y actual director general de Imatia, reconoce que su estrategia es tan sencilla como "focalizarse en las pequeñas y apostar por su crecimiento".

El objetivo cambió cuando llegaron las crisis de 2008 y 2012. "Nos tocó reinventarnos y empezar a trabajar con grandes empresas, que eran las que tenían capacidad para seguir innovando", reconoce Vázquez. Sin dejar de lado a las pequeñas compañías, a las que siguieron proveyendo de un producto "listo para usar y fácil de implantar", emprendieron varios proyectos de innovación con grandes organizaciones.

Asegura que "no abandonamos a las pymes", pero tener contratos con R Telecomunicaciones o Inditex "hizo que empezásemos a crecer mucho". "Para las grandes se hacen proyectos de I+D, soluciones que no hay en el mercado y que nosotros desarrollamos a medida", dice Vázquez. Así lograron situarse a la vanguardia del sector, "además de que tenemos una plataforma de desarrollo rápido de software que nos permite responder de forma más inmediata".

De hecho, la especialización en el sector de la moda ha sido tal que actualmente Imatia colabora con el Clúster Textil Moda de Galicia (Cointega) para llevar las buenas prácticas en materia de software a sus asociados. "Simss es nuestro ERP especializado, que tiene ventajas tanto para las empresas como para sus colaboradores: de nada sirve que la compañía tenga automatizados todos sus procesos internos si se relaciona de forma analógica con proveedores, fabricantes, clientes o incluso las empresas de logística que se encargan de finalizar el proceso".

Por esta razón se ha desarrollado un sistema que permite integrar a toda la cadena de valor en una única aplicación, simplificando los procesos y facilitando el funcionamiento de las empresas. "Ofrecemos una plataforma que ofrece gestión a nivel interno, pero también gestiona las relaciones con todos los actores".

Pandemia: teletrabajo e internacionalización

A diferencia de las crisis anteriores, Vázquez reconoce que la pandemia ha afectado a todas las empresas por igual y notaron un importante parón, aunque creció la demanda de internacionalización en muchos sectores. "Lo más difícil de este momento está siendo captar clientes porque seguimos teniendo esa cultura de 'tener que visitar en persona', aunque por suerte también esto está cambiando y ahora se llega a muchas personas a distancia".

Lo mejor que ha traído la pandemia, tanto para la empresa como para la economía mundial en general, asegura, "es que ahora se puede contratar talento en cualquier sitio: se abren muchísimas posibilidades de desarrollo de negocio gracias a la implantación del teletrabajo y del trabajo distribuido". El director general de Imatia reconoce que las barreras geográficas siguen suponiendo un problema, pero cada vez "se diluyen más".

A pesar de todos estos cambios, la compañía ha sabido adaptarse y seguir creciendo en un momento en el que muchas empresas han visto peligrar su estabilidad. "Ahora estamos centrados en el desarrollo del producto, no solo atendiendo a la gestión interna de las factorías sino a la automatización de la cadena de valor", dice Vázquez.

Han comenzado a focalizar sus esfuerzos, por ejemplo, en la implantación de inteligencia artificial. "También estamos buscando la forma de promover iniciativas en la implantación de soluciones en la nube, pero la inteligencia artificial y la robótica son campos muy importantes y muy demandados actualmente".

Siguen, no obstante, con la vista puesta en la internacionalización de sus proyectos y enfocados al perfeccionamiento de todos sus sistemas para ofrecer soluciones integrales a empresas de toda clase. Fernando Vázquez, positivo y confiando en su equipo humano, afirma que "aunque la pandemia está siendo complicada, tenemos claro que en 2022 seguiremos creciendo y llegando a todo el mundo".

¡Síguenos en Facebook!
Economía