El Español
Economía
|
Comercio local

Bink and Plue: moda infantil sin género que busca romper con los estereotipos desde Baiona

Tras ser padre, a Pablo Ojea se le ocurrió la idea de crear una marca de ropa que se centrase en el aspecto funcional de la moda. Así nació toda una línea de camisetas unisex con frases transgresoras y colores que van más allá del azul y rosa
Bink and Plue.
Cedida
Bink and Plue.

Ser padre no sólo cambió la vida de Pablo Ojea, sino la manera que tenía de ver la misma. Empezó a fijarse y a cuestionar esos pequeños detalles del día a día que hasta entonces habían pasado totalmente desapercibidos para él, como el hecho de que la moda infantil fuese un foco de segregación ―entre etiquetas, estereotipos y roles de géneros― desde el minuto cero, o incluso antes, del nacimiento de un bebé. De ese pensamiento nació Bink and Plue, una marca de moda infantil sin género para vivir sin etiquetas, capaz de romper con los moldes impuestos por la sociedad de la manera más sencilla y directa: camisetas unisex, para pequeños y mayores, con frases divertidas, transgresoras y un pantone de colores más allá del azul y rosa.  

"Cuando fui papá de mi hijo, me surgió la idea de crear un lugar donde la ropa no estuviese asociada a un género", relata Pablo. Al principio, la búsqueda de Ojea se centró en encontrar otras firmas ya consolidadas que ofreciesen este tipo de alternativas y así vender sus productos a través de su propia página web. Tras la primera toma de contacto con el mundo de la moda, y más o menos un año después de arrancar con el proyecto, Bink and Plue empezaría a volar en solitario, convirtiéndose en toda una declaración social en sí misma a través de sus particulares y divertidas prendas. "Pensé que lo más chulo sería crear mi propia marca, y fue ahí cuando nacieron las camisetas. Camisetas hechas por mi, con diseños propios y frases que buscan romper con los estereotipos", aclara el emprendedor.

Para vestir y vivir sin etiquetas

Camisetas en gallego, euskera y catalán. Foto: Cedida.

La moda siempre ha sido una poderosa forma de expresión, un elemento capaz de reflejar pensamientos, clases sociales e incluso estilos de vida. Pero ese factor comunicativo tan ligado a las prendas y complementos pone sobre las personas en demasiadas ocasiones y de manera inevitableunos clichés y estereotipos basados en expectativas sociales asociadas a un sólo género. Pablo Ojea quería romper con todo ese universo de diferencias que atrapan a los niños desde edades demasiado tempranas. Así surgió la actual colección de camisetas unisex, para niños y adultos, con mensajes que consiguen hacer reír y repensar la identidad a un mismo tiempo: "con Bink and Plue quería hacer toda una declaración de intenciones, dejar pensando a la gente con cuatro palabras que además no son violentas", explica. "Son frases cortas y divertidas, en un lugar de la camiseta que ni siquiera es protagonista (...) y que dejan claro los valores de la persona que la lleva", agrega.

Antes de embarcarse con el proyecto de Bink and Plue, Pablo dedicaba todo su tiempo a su trabajo como copywriter (redacción en el mundo de la publicidad y el marketing). Esa habilidad creativa innata le sirvió a este emprendedor a la hora de diseñar sus propias prendas y crear frases divertidas con mensajes muy  potentes. "Me gusta mucho crear este tipo de mensajes y jugar mucho con las palabras", admite. "Quise llevar esa capacidad a mi terreno, que ahora era Bink and Plue, y darle un poco ese enfoque para llegar a impactar a la gente". El resultado final de todo ese proceso creativo se materializa en frases como "No me gustan los clichés. Se te quedan pegados a la tripa", "En la peli de la Cenicienta el malo es el guionista" o "Los niños lloran y las niñas se tiran pedos", rellenando los huecos de estas camisetas sin género, con tallas disponibles a partir de los 3 años.  

Ideas, desde luego, no les faltan. De hecho, el propio Pablo reconoce que tiene en mente un montón de planes para que Bink and Plue continúe creciendo y que su mensaje llegue cada vez a más personas. Aunque, "de momento vamos a seguir con esta línea este año y para 2022 y 2023, si todo sigue así de bien, van a aparecer cosas nuevas", adelanta. "Lo más próximo seguramente sea hacer sudaderas, camisetas de manga larga y camisetas con otros mensajes". De cualquier manera, y al menos por ahora, la vía más sencilla para hacerse con estas prendas es a través de la página web de la marca. "A nivel propio sólo trabajamos a través de la web, pero después tenemos tiendas en diferentes puntos de la geografía de España donde se venden nuestras camisetas", aclara.

Una marca 100% verde

La labor de concienciación social de Bink and Plue comienza con los roles de género, pero no termina ahí. Las prendas de la marca baionesa son además, en palabras de su propio impulsor, "100% verdes". Para Ojea "es una parte imprescindible" de la cadena de producción y asegura que no van a "crear nunca algo que no sea sostenible y ético". Por esa misma razón, las prendas de Bink and Plue aseguran su máxima calidad a través del certificado GOTS (Global Organic Textile Standard) presente en todos sus textiles. "Esa certificación implica que esa prenda es 100% de algodón orgánico y que además ha sido fabricada por personas en calidades dignas de trabajo", asegura. La etiqueta GOTS es uno de los sellos más importantes a nivel global, una garantía de un comercio justo con las personas y el planeta, y con el que Pablo tenía claro que quería trabajar desde un primer momento.

Cuentos clásicos… Al Revés

Suele decirse que nunca se deja de aprender, pero quizás sería más preciso hablar de desaprender. El mismo proceso deconstructivo que vivió Pablo Ojea con la moda infantil lo repitió una vez más a través de la narrativa. De repente, los clásicos cuentos infantiles de toda la vida, empezaron a "chirriar" en su mente al volver a hojearlos con su visión de adulto. "Al releer estos cuentos pensé lo mismo: yo no quiero que mi hijo lea esto y crezca con estos valores, pensando que hay príncipes con derechos y princesas con deberes", relata. 

Audiolibros de Bink and Plue.

Ese primer razonamiento le llevó a hacerse la siguiente pregunta: ¿qué pasaría si los cuentos infantiles de toda la vida estuvieran escritos desde una perspectiva de género diferente? La respuesta llegaría en forma de audiolibros que el creador de Bink and Plue regala a los suscriptores de la newsletter de la marca. Como narran en la web: "el cuento ha cambiado" y ahora, clásicos como El sirenito, Las 3 cerditas, Ceniciento, Blanconieves o Petra Pan, están listos para desterrar los roles de género, gracias al ingenio de Pablo, también desde la literatura.

¡Síguenos en Facebook!
Economía