El Español
Cultura
|
Conoce O Salnés

De los "folios" de los barcos de Porto Meloxo a una tipografía digital 'made in' O Grove

Lino Prieto y Rubén Prol son los artífices de esta tipografía digital inspirada en las tradicionales "matrículas" de los barcos de la zona, cuyo origen se encuentra en un marinero jubilado y rotulista autodidacta vecino de Porto Meloxo
Los "folios" en los barcos equivaldrían a las matrículas de los vehículos en tierra
Cedida
Los "folios" en los barcos equivaldrían a las matrículas de los vehículos en tierra

En la cara norte de la península de O Grove, entre las puntas de Meloxo y Moreiras, se localiza el característico barrio marinero de Porto Meloxo. Allí, en la pequeña ensenada que conforman sus salientes, fondean los cientos de barcos que desde hace décadas dedican su labor a la pesca y el cultivo del mejillón. 

A medio camino entre el paisaje terrestre y marítimo, los variopintos colores de las embarcaciones mecas no son lo único que llama la atención en este lugar lleno de contrastes, pues en los laterales de muchos de estos navíos se puede distinguir con facilidad unas letras de gran singularidad, germen de un proyecto local que ha llevado a estos caracteres de surcar mares a navegar ahora en el vasto océano de Internet gracias a Lino Prieto, informático y diseñador gráfico; y Rubén Prol, maquetador y diseñador gráfico y de tipografía. 

Rubén Prol (izq.) y Lino Prieto (dcha.). Foto: Cedida

Del arte de observar nació Fontoira, una tipografía que "recolle o estilo tradicional de afoliar os barcos grovenses", tal y como explican sus creadores. La idea de "materializar esta tipografía" rondaba en la cabeza de estos vecinos mecos desde hacía ya algunos años, cuando al detenerse a analizar las fotografías antiguas de los buques de la zona se percataron de unos "folios" ―en las embarcaciones equivaldrían a las matrículas de los vehículos en tierra―muy atípicos. "Deducimos que estes folios non eran pintados con plantillas xa que os remates e rebiricoques sempre eran distintos", recuerdan. 

Fontoira, tanto en su versión tradicional como en la moderna, tiene una serie de características que la hacen única y diferenciable: como un extremo cuidado de las formas, sus detalles en los remates de las letras y los desarrollos de las particulares ligaduras. Con el gran salto al universo digital, los autores de la impresión pretenden "contribuír á conservación deste sinal de indentidade, da cultura e do patrimonio marítimo do Grove". Para ellos, Fontoira no es otra cosa que "o ADN, a esencia, deses folios que levabamos vendo desde pequenos". 

Fontoira: el marinero de oficio y rotulista de vocación

Folio de barco antiguo / Casa de Fontoira. Foto: Cedida

Aterrizar la idea no fue tarea fácil. Prieto y Prol empezaron a tirar del hilo hasta que el laborioso trabajo de campo les llevó hasta las puertas de la casa de un marinero jubilado de Porto Meloxo, Raúl Fontoira. Aficionado desde pequeño a la rotulación, sus manos fueron las responsables de marcar durante años las amuras de cientos de embarcaciones en O Grove; creando ―casi sin quererlo― "un estilo moi particular e ben fermoso", admiten ambos. 

Esta es una de esas historias de artistas escondidos entre las paredes de sus casas, y que de no ser por Lino y Rubén, hubiera seguido siendo así. Fontoira fue bautizada con el apellido de su creador en tinta como "recoñecemento á súa arte" y como una forma de perpetuar este bonito legado. En algún momento del pasado, el trabajo manual de afoliar barcos fue dejando paso a rotulaciones mecanizadas y carentes de singularidad. Sin embargo, ya nadie podrá borrar la caligrafía de Raúl Fontoira, que seguirá viva en todas y cada una de las embarcaciones que llegó a grabar, y ahora también, en Internet. 

Raúl Fontoira mostrando uno de sus cuadernos. Foto: Cedida

La historia de Ricardo Fontoira (conocido por todos como Raúl) comienza en 1938, en O Grove. Sus habilidades para el dibujo y la rotulación le acompañaron desde joven, y aunque su camino le llevó por otros derroteros, su afición autodidacta nunca dejó de crecer. En 1970, estando embarcado en una plataforma estadounidense, el capitán preguntó "si alguén se comprometía a rotular varias balizas e áncoras durante a travesía entre Rotterdam e Trinidad e Tobago". El arte de Fontoira ya era conocido por parte de la tripulación, así que la labor de "titular" recayó sobre él. Al terminar la faena, el oficial de aquel barco le dijo que "si foran para os Estados Unidos o desembarcaría, xa que coas mans que tiña podería gañar moito carto como rotulista", relatan en la web de la tipografía.  

De un oceáno a otro (digital) sin limites

Folios tradicionales en los barcos de O Grove. Foto: Cedida

Para facilitar la difusión de la tipografía Fontoira, Lino Prieto y Rubén Prol han creado la página web fontoira.gal, en la que además se puede acceder a más información y anécdotas sobre el grueso del proceso creativo, detalles técnicos sobre las matrículas marítimas y otras curiosidades. La tipografía puede descargarse directamente desde la página web, y los autores del proyecto nos aclaran que la licencia para su utilización "é gratuíta para uso personal ou fins non lucrativos"; y en cuanto a su uso comercial, "pódese aportar unha cantidade que se considere xusta". 

¡Síguenos en Facebook!
Cultura