El Español
Economía
|
Empresas

Una planta de Mos para almacenar y congelar pescado recibe las alabanzas de la Xunta

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, ha destacado la importancia de instalaciones como la que la empresa Hermanos Fernández Ibáñez tiene en Mos y que fue vital durante la pandemia para permitir el almacenamiento de capturas
La conselleira do Mar visita la planta de ultracongelado de Mos.
EP
La conselleira do Mar visita la planta de ultracongelado de Mos.

PONTEVEDRA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, ha destacado este viernes la importancia de contar con instalaciones innovadoras adaptadas a la realidad de los profesionales del mar para facilitar su actividad y hacerla más competitiva. En esta línea, ha puesto en valor el papel que desempeñó la planta de frío y elaboración de productos del mar que tiene en Mos la empresa Hermanos Fernández Ibáñez Consignatarios de Pesca, que durante varios meses de pandemia permitió el almacenamiento de capturas.

Así lo ha indicado en la visita a estas instalaciones, donde ha estado acompañada por la directora xeral de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnolóxica, Mercedes Rodríguez.

Allí, la titular de Mar ha explicado que, gracias a esta infraestructura, la flota de palangre de superficie pudo almacenar sus capturas durante muchos meses de pandemia, pues en el inicio de la alerta sanitaria y ante las dificultades de comercialización, la empresa incluso amplió la capacidad de frío de la que disponía la planta.

Quintana ha destacado que esta instalación cuenta con cámaras de -50ºC, que permiten mantener el producto ultracongelado, en particular atún procedente del océano Índico, con todas sus propiedades organolépticas desde su recepción hasta su distribución.

De este modo, esta planta, diseñada con características de eficiencia energética, se dedica a la preparación, clasificación y almacenamiento de pescado para su elaboración y venta, una parte para el consumidor final en grandes superficies.

Apoyos al sector

Rosa Quintana ha destacado la importancia de brindar apoyos al sector para dotar la actividad de instalaciones que faciliten su labor. Más aún, ha incidido, en un contexto marcado por las dificultades derivadas de la covid-19, en el que el sector marítimo-pesquero fue declarado esencial.

La conselleira ha destacado que esta planta recibió una ayuda de la Xunta de más de 5,3 millones de euros en la convocatoria de aportaciones de 2019 a pymes de transformación de productos del mar. En la convocatoria de este año, el Ejecutivo gallego destina a estos apoyos un total de 16 millones de euros cofinanciados con el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

Con ellos, el Gobierno autonómico apoya hasta el 50% de las inversiones que hagan las pymes que fomenten la sostenibilidad ambiental y son subvencionables, entre otros proyectos, aquellos que contribuyan a ahorrar energía o reducir el impacto en el medio ambiente, que mejoren la seguridad, la higiene, la salud y las condiciones de trabajo y que ayuden a la transformación de capturas de pescado comercial que no se puedan destinar al consumo humano.

También son subvencionables aquellas actuaciones relacionadas con la transformación de productos de acuicultura ecológica, así como las que den lugar a nuevos y mejores productos, procesos y sistemas de gestión y organización.

Quintana ha subrayado que en la convocatoria del año pasado se beneficiaron de estas aportaciones más de 40 proyectos, por un importe de cerca de 15 millones de euros y que, desde 2016, se concedieron este tipo de ayudas a alrededor de 230 iniciativas de transformación de productos del mar por valor de más de 57 millones de euros.

¡Síguenos en Facebook!
Economía