El Español
Cultura
|
Conoce O Salnés

Cambados a través de sus monumentos y esculturas

Este 2021 se cumplen 20 años desde que el municipio fuese declarado Bien de Interés Cultural. Asorey, Manolo Paz o Francisco Leiro son algunos de los reconocidos escultores locales que han dejado su huella en el conjunto histórico
Escultura del Rañeiro de Alfonso Vilar.
Pueblos Mágicos de España
Escultura del Rañeiro de Alfonso Vilar.

Hay lugares que atesoran tanta cultura e historia entre sus jardines, plazas y callejuelas que es inevitable que se acaben convirtiendo en auténticos museos al aire libre. Este es el caso de Cambados, que este 2021 cumple 20 años como Bien de Interés Cultural (BIC) por el gran valor patrimonial de su casco histórico.

Las ruinas de Santa Mariña de Dozo, el Pazo de Fefiñáns o la Torre de San Sadurniño son elementos de sobra conocidos y que dejan patente el carácter histórico y cultural de la villa. En esta ocasión, os proponemos un recorrido por Cambados a lo largo de algunos de sus monumentos y esculturas más importantes, e indirectamente también a través de sus escultores.

Plaza Alfredo Brañas y Biblioteca Municipal Luis Rei

Plaza Alfredo Brañas y Biblioteca Municipal.

El punto de partida de este paseo está en la Plaza de Alfredo Brañas, anteriormente conocida como Plaza de la Constitución, ya que fue el lugar que albergó al ayuntamiento hasta el siglo XIX. Es aquí donde se ubica "La Fuente" obra de 1925 del cambadés Narcisco Pérez (1904-1930). Se trata de uno de los primeros trabajos del escultor, con un estilo ecléctico y todavía por definir, y que deja constancia de su vasto conocimiento sobre cantería popular. Su futuro como parte del movimiento renovador del arte y escultura gallega se vieron truncados por su muerte prematura en un accidente de tráfico.

A unos 200 metros de la plaza se encuentra la Casa dos Fraga, una edificación de finales del siglo XIX rehabilitada y reconvertida hoy en día en la Biblioteca Municipal Luis Rei. En sus jardineras se pueden ver varias esculturas dispersas, como un busto de Cervantes o un libro con unos versos del "Poeta da Raza", Ramón Cabanillas.

El "Baco" de la Plaza Ramón Cabanillas

El Baco de Francisco Leiro. Foto: Thalia García

Siendo Cambados la capital del vino albariño por antonomasia, no podía faltar una referencia escultórica a este hecho. En el año 2000, con motivo del 50 aniversario de la Fiesta del Albariño, se colocó en la Plaza de Ramón Cabanillas una estatua de bronce, obra del escultor Francisco Leiro, dedicada a la figura del Baco, Dios del vino de la mitología romana. En su representación, Baco porta en su mano derecha un racimo de uvas y agarra con la izquierda un pequeño barril.

La estatua del poeta Ramón Cabanillas

Escultura de Cabanillas frente al ayuntamiento. Foto: Wikimedia

Muy cerca del "Baco", en la plaza del ayuntamiento, se localiza la figura de Ramón Cabanillas que Lucas Míguez realizó por el 50 aniversario del fallecimiento del literato en el año 2009. Se trata de una estatua de bronce a tamaño real y de estilo realista. Sentado en un banco de la plaza, Cabanillas sostiene en su mano un bolígrafo, en sus piernas una libreta abierta y su mirada se pierde en el horizonte.

Aunque la escultura había sido concebida para formar parte del jardín de la Casa dos Fraga (todavía en proceso de rehabilitación), el éxito popular que obtuvo hizo que la figura de Cabanillas se mantuviese hasta el día de hoy frente a la casa consistorial, convirtiéndose en uno de los iconos más fotografiados de la villa. 

El "Rañeiro" del Paseo Marítimo

Escultura del Rañeiro de Alfonso Vilar. Foto: Thalia García

En uno de los tramos del Paseo Marítimo de Cambados se ubica una detallada escultura de temática marinera: el "Raiñeiro" de Alfonso Vilar (Vilalonga, 1927-2011). En mitad del jardín de A Calzada aparece representada una instantánea en homenaje al trabajo diario de los mariscadores de la ría de Arousa.

La pieza original (1969) se componía de unas piedras a modo de barco y en la popa de hormigón, un marinero con el rastro. Debido a su deterioro, la obra fue sustituida por la dorna y el marinero actual. Hecho que no estuvo exento de polémica, ya que tradicionalmente en la villa se trabajaba en gamelas y por sus costados o en la popa, todo lo contrario que refleja la nueva estatua.

Monumento a Ramón Cabanillas

Monumento a Cabanillas en el Paseo da Calzada. Foto: Turismo Rías Baixas

Al otro lado de la calle, en mitad del Paseo da Calzada se encuentra otras de las obras homenaje a Ramón Cabanillas. Diseñada por Asorey, entre 1958 y 1959, está realizada con piedra de cons del Monte da Pastora y el bosque de pinos de Tragove, espacios de inspiración del poeta. Fue ejecutada por Antonio Pérez, hermano del ya mencionado Narciso Pérez, mientras que la efigie de bronce se le atribuye a Asorey, para quien habría posado el hijo del escritor ya que este se encontraba muy enfermo.

El Paseo da Calzada representa la unión natural entre los antiguos pueblos de Fefiñáns y Cambados. En esta zona, frente al monumento, tiene lugar cada año la ofrenda floral del Día das Letras Galegas. La escultura además tiene tallada unos versos, "A ti, meu cambados", de la dedicatoria del famoso poemario de Cabanillas,  Vento mareiro (1915).

Estatua de Francisco Asorey

Estatua de bronce de Asorey, de Lucas Míguez. Foto: José Luis Porto

También en esta zona, muy próxima a la entrada del Parador de Turismo, se sitúa otra estatua de bronce, esta vez dedicada al escultor cambadés Francisco Asorey en el 50 aniversario de su muerte. La pieza fue realizada en el año 2011 a manos de Lucas Míguez y representa a Asorey trabajando en su taller.

La réplica de "A Naiciña" de Asorey

Monumento homenaje a Francisco Asorey. Foto: Wikiwand

La ruta escultórica continúa hacia la Plaza Fracisco Asorey, donde se ubicó en 1965 una réplica en piedra de "A Naiciña", una de las obras más representativas del artista cambadés. Al monumento le dieron forma dos de sus discípulos, José Cao Lata y Joaquín Gil Armada. En la pieza se ven representados a una madre con su hijo en brazos, ambos con una vestimenta tradicional.

Asorey ejecutó la pieza original en el año 1921, en madera policromada. Su paradero fue un misterio durante años, se sabía que estaba en Argentina, pero no dónde. En el año 2014, la familia del escultor logró localizar la obra en el Museo Estévez de Rosario de Santa Fe.

Las dos obras de Manolo Paz

Hacia el final de la Ribeira de Fefiñáns se emplaza una de las obras del escultor local Manolo Paz, "Ponte da Seca" (2006). La escultura, compuesta únicamente por tres piedras, simboliza el vínculo entre mar y tierra, así como la unión de las tres villas históricas que en la actualidad conforman Cambados.

Esta no es la única pieza de Paz que corona el conjunto histórico. Hay que regresar a mitad del recorrido, en la zona del paseo de las palmeras, para encontrar "As Tres Carabelas": una representación de tres vieiras esculpidas en piedra con las que el autor exalta a uno de los moluscos más tradicionales del puerto de Cambados.

En el año 2010 el propio escultor creó la Fundación Manolo Paz Arte Contemporáneo, ubicada en la parroquia de Castrelo (Cambados). La Fundación acoge en su seno el taller del artista y es en sí mismo un espacio dedicado a la exposición de las obras en un entorno natural.

¡Síguenos en Facebook!
Cultura