Màxim Huerta, en una manifestación en contra del Toro de la Vega.

Màxim Huerta, en una manifestación en contra del Toro de la Vega.

Toros

Màxim Huerta, antitaurino y ministro de Cultura: calma e "incertidumbre" en el mundo del toro

  • Desde Moncloa tranquilizan y piden tiempo para el nuevo responsable de la cartera.
  • La Fundación del Toro de Lidia espera que gobierne pensando "en el interés general".
  • Carmen Calvo, aficionada, y Ábalos, hijo de torero, actuarán como contrapeso.

La plaza de Las Ventas este miércoles miraba al rey emérito, que presidía la tradicional Corrida de la Beneficencia, cuando las notificaciones en los móviles avisaron de la sorpresa: el ministro de Cultura elegido por Pedro Sánchez era el reconocido antitaurino Màxim Huerta.

Nunca ha escondido sus gustos. "No me gusta mucho ver sufrimiento mezclado con aplausos", comentaba el nuevo ministro en Twitter en 2010, respondiendo a un tuitero que le pidió su opinión sobre la tauromaquia. "Hay cosas que toca prohibir".

Máxim Huerta, ministro de Cultura y Deporte

Según ha recogido El Independiente, en su blog personal se refería como "brutos y estúpidos" a los lanceros del Toro de la Vega. Màxim Huerta escribía que no entendía "la mezcla entre la Diversión y la Muerte fusionadas en una conctelera que agita el embrujo de la fiesta popular", refieriéndose al toreo en general.  

“Los políticos echando balones fuera, sin actuar contra el maltrato porque andan aún debatiéndose entre la tradición y los votos”, analizaba el autor de best-sellers y máximo responsable de la cartera de Cultura.

La Fundación: "Su nombramiento no preocupa"

Desde Moncloa creen que representa a una parte de la sociedad que nunca había estado representada en política y piden que se le de "tiempo".

La Fundación Toro de Lidia, a través de su portavoz Chapu Apaolaza, pide paciencia. "Su nombramiento no preocupa. Esperamos que sus gustos estén subordinados al interés general", ha comentado a este diario a la salida de los toros.

Sin embargo, su nombramiento ha causado inquietud en el sector taurino. Uno de los primeros en pronunciarse ha sido el periodista y patrono de la Fundación Toro de Lidia, Juanma Lamet. "¿Os imagináis un ministro de Cultura antiliteratura, anticine, antimúsica, antidanza o antitaurino?", preguntaba en Twitter.

Dentro del palco de prensa los periodistas se miraban incrédulos. Entre lo más comentado, la preocupación por la posible "revocación" de la Ley que regula la Tauromaquia como Patrimonio Cultural. El Pentauro, el plan nacional por la tauromaquia, está también en fase de desarrollo.

"Nos ha costado mucho llegar hasta aquí", comentaba una de las personas involucradas en el desarrollo legislativo de la ILP tras la prohibición catalana, que dio lugar a la ley 18/2013 con la que se protegió la fiesta. "Lo logramos en el último momento presionando para que el PSOE se abstuviera". Fuentes cercanas a los ganaderos han mostrado su "incertidumbre" por la nueva situación.

"Una golondrina no hace un verano"

Felipe Negretel empresario que devolvió los toros a Bogotá gracias a su activismo jurídico en defensa de la fiesta, pide "estar encima de él, ir a visitarlo". "Una golondrina no hace un verano", ha explicado optimista.

Zabala de la Serna, cronista de El Mundo y voz autorizada, cree que "un tío con una mentalidad tan abierta y plural debería ejercer su cargo respetando los toros aunque no sean de su agrado, protegerlos y fomentarlos como patrimonio cultural de España, que es su deber". El resto de profesionales no se fía. A Andrés Amorós le ha cambiado la cara tras conocer la noticia.

Junto a Màxim Huerta, en el Consejo de Ministros habrá también aficionados a los toros. Carmen Calvo y José Luis Ábalos harán de contrapeso a las decisiones que tome Huerta. "A ver si ahora que está en el poder sigue acudiendo a los sitios", ha dicho una periodista que prefiere no dar su nombre respecto a la multitud de actos taurinos a los que ha ido la nueva vicepresidenta en los últimos tiempos.

Carmen Calvo: "Los toreros formáis parte de la explicación de la vida"

Carmen Calvo fue una de las protagonistas de la velada organizada por Miguel Ángel Perera en Sevilla en diciembre. El matador convocó a un grupo de intelectuales entre los que estaba ella para conmemorar el 90 aniversario de la cena del matador Ignacio Sánchez Mejías junto a los poetas de la Generación del 27.

La política defendió en el Ateneo a los toreros. "Los toreros sois también poetas, tenéis que haceos más presentes en la cultura. Sois artistas aunque lo vuestro sean palabras mayores. Os jugáis la vida y la vida es libertad", dijo. "Formáis parte de la explicación de la vida", señaló a Perera.

La nueva vicepresidenta dio luz verde antes de la moción de censura a su participación en un debate sobre política y toros, que se ha visto obligada a cancelar a última hora.

El padre de Ábalos fue un torero llamado Heliodoro Ábalos, 'Carbonerito', originario de Carboneras de Guadazón, una localidad de Cuenca. No está seguro si llegó a tomar la alternativa "y dejó de torear por la guerra". En casa, Ábalos, tiene un cartel de Carbonerito.

El pasado 18 de mayo, el nuevo ministro de Fomento acudió a los toros invitado por la Fundación Toro de Lidia. "Roca Rey es un torero al que admiro", dijo.

Su chófer es muy taurino y aunque reconoce que no es muy aficionado, todos los años intenta ir a alguna corrida en Valencia y en Madrid. En Las Ventas departió con el empresario Nacho Lloret y se interesó por los corrales, donde se fotografió.

La afición lo ve oscuro. Una voz desde el sol gritó a Ferrera, que se perfilaba antes de entrar a matar al primero, "¡piensa que es Pedro Sánchez!".