La joven de 13 años agredió a sus padres cuando estaban durmiendo.

La joven de 13 años agredió a sus padres cuando estaban durmiendo.

Sucesos

Una niña de 13 años apuñala a sus padres mientras dormían porque le habían quitado el móvil

Los hechos ocurrieron en Coupiac, en Francia, cuando la joven sufrió un ataque de cólera después de que sus progenitores le quitaran el móvil. 

Noticias relacionadas

Una niña de 13 años ha apuñalado a sus padres con un arma blanca mientras dormían. Los hechos ocurrieron en Coupiac, una ciudad francesa, de apenas 400 habitantes y perteneciente al departamento de Averyon. Según los primeros indicios de la investigación, que recoge la televisión francesa BFM TV, la adolescente sufrió un ataque de cólera después de que sus progenitores le quitaran su teléfono móvil como castigo. Por ese motivo, en un momento de la noche, decidió coger un cuchillo y atacarles. 

La pareja sufrió diversas puñaladas y fue trasladada al hospital; se encuentran fuera de peligro. Tras la agresión, el padre contó a los investigadores que horas antes le habían retirado el móvil a la menor. Por ello, la hipótesis que barajan los agentes para el ataque de la menor. 

El pasado 15 de diciembre, la Policía Nacional detuvo a una chica de 14 años en Madrid después de que apuñalara a otra joven de 13. Según las primeras hipótesis, apuntan a que el motivo podría haber sido un asunto de celos. El suceso ocurrió el pasado sábado a las 21.00 horas en una plaza del distrito de La Latina, donde la detenida presuntamente apuñaló a la otra menor en varias ocasiones y en diferentes partes del cuerpo. La víctima presentaba dos puñaladas en el hemitórax dereccho, que en principio no parecían penetrantes, una en el cuello y otra en el entrecejo de carácter menor, según han señalado a Efe fuentes del Samur-Protección Civil, que la atendió.

La menor, con pronóstico reservado, fue trasladada al Hospital Doce de Octubre para ser sometida a una valoración más exhaustiva. Tras el apuñalamiento, la presunta agresora huyó del lugar de los hechos y se refugió en un domicilio cercano, según relataron varios testigos a los agentes de policía, que al acudir al mismo encontraron a la joven y el cuchillo que supuestamente había utilizado.

Al parecer, tanto la detenida como la agresora se conocen y ambas son españolas de padres de origen dominicano, según las fuentes policiales.