José, el primero a la izquierda, junto al dueño de los boletos.

José, el primero a la izquierda, junto al dueño de los boletos.

Sucesos

José, el empresario gitano que devolvió 352 décimos de Lotería de Navidad perdidos en Tenerife

El hombre entregó los boletos extraviados -valorados en 7.040 euros- en la calle a la Policía Local. Los agentes localizaron finalmente a su dueño. 

Noticias relacionadas

José Heredia, un hombre de Santa Cruz de Tenerife, se encontró la semana pasada con 352 décimos de Lotería de Navidad del sorteo que se celebrará este año. Los boletos se encontraban dentro de una carpeta que estaba tirada en el suelo y que estaban valorados en 7.040 euros. La Policía Local ya han dado con el paradero del propietario, quien ya tiene los décimos perdidos en su poder tras acreditar su procedencia. Además, gracias a su investigación han podido juntar a José con el dueño de los boletos.  

La imagen fue inmortalizada y compartida por la Policía Local de la localidad a través de su perfil de Twitter. "Hace un momento han posado para la posteridad el dueño (vestido de azul) el hallador (chaqueta negra) y la responsable del servicio, la subinspectora. Porque los décimos de la lotería de Navidad es además de una ilusión también son una oportunidad para tan buen gesto", explicaban a través de la red social.

Además, la historia también ha estado acompañada de una graciosa anécdota. En un primer momento, la Policía -en su Twitter- identificó mal quién era quién. Por ello, tuvieron que rectificar. "Lo segundo corregir nuestro error de ayer al asignar los papeles cambiados a los actores de la noticia. Nuestras disculpas al Sr. Heredia, que fue quien encontró los décimos de lotería", explicaron poco después de publicarse el primer tuit. 

"Porque los décimos de la Lotería de Navidad además de una ilusión también son una oportunidad para tan buen gesto", añaden desde la Policía. Gracias al buen acto de José, el dueño de los boletos pudo tener de vuelta los mismos -valorados en más de 7.000 euros-. Además, el hombre -empresario de profesión y orgulloso de sus raíces gitanas- también fue felicitado en persona en las dependencias.