Mercadona, ya saben, en su Horno, incluye todo tipo de productos de panadería, repostería y bollería -y para todos los gustos (integrales, sin gluten...). Y, desde esta semana, ha sumado otro que, de momento –y según apuntan desde la compañía en su página web–, es todo un éxito: las magdalenas y bizcochos de su proveedor Pastisart. En total, vende 26.000 unidades diarias. Una barbaridad.

Noticias relacionadas

En concreto, los nuevos productos que se pueden ver, comer, probar y comprar en sus lineales son bizcochos de cacao, azúcar moreno y nueces (entre 1,79 y 2,40 euros), y magdalenas de yogur, de chocolate e integrales sin azúcar añadido (entre 2,50 y 1,15 euros, dependiendo de la variedad). Seis variedades de dos productos clásicos que han tenido una gran acogida entre los ‘jefes’ –como le gusta llamar a sus clientes Juan Roig, presidente de la cadena valenciana de supermercados–.

Estas variedades, según explican desde la compañía, cuentan con cacao con pepitas de chocolate en su masa y, concretamente, para hacer las magdalenas se emplea yogur natural así como para el bizcocho de cacao. “Todos estos productos son ahora más jugosos y tiernos, y tienen en común que están elaborados sin conservantes ni colorantes”, reconoce la cadena valenciana de supermercados.

Magdalenas de Mercadona.

Fabricante

La empresa Patisart es el proveedor totaler de esta bollería incluida en El Horno de Mercadona. La compañía catalana cuenta con más de 200 trabajadores en España y unas instalaciones de 17.000 m² en Roda de Berà (Tarragona). Allí produce 30.000 toneladas de este tipo de productos al año. Además, tiene tres delegaciones propias y “una red potenciada de distribuidores –además de 3.000 clientes–”, señalan.

Los productos que la marca catalana distribuye para Mercadona los fabrica en su centro en El Espinar (Segovia). Fue fundada en 1990 y, desde entonces, ha crecido en todo lo relacionado con la pastelería y bollería.