La médica fallecida, Isabel Muñoz.

La médica fallecida, Isabel Muñoz. E.E.

Sociedad

Isabel, la médica rural con 1.300 pacientes a su cargo que murió sola y aislada por Covid-19 en Salamanca

La doctora de La Fuente de San Esteban es la segunda sanitaria que fallece en España por coronavirus. La primera fue una enfermera del País Vasco.

25 marzo, 2020 16:50

Noticias relacionadas

El coronavirus Sars CoV-2 sigue dejando muchas víctimas mortales en su paso por España. Y una de estas 3.434 personas fallecidas -según los datos conocidos este miércoles- es Isabel Muñoz Martín, médica de familia desde hace siete años del centro de salud del municipio de La Fuente de San Esteban (Salamanca). Esta profesional de "matrícula de honor y muy reivindicativa", como la califica un amigo suyo, tenía 59 años. Y, este martes por la noche, las campanas de la iglesia del pueblo repicaron en su memoria. Los 1.300 pacientes que tenía esta profesional sanitaria a su cargo lloran ahora su pérdida.

Isabel, al parecer se había aislado por decisión propia en su domicilio, situado en la ciudad de Salamanca, a unos 60 kilómetros del centro sanitario en el que trabajaba. La doctora llevaba en su casa desde el pasado 15 de marzo, ya que tenía los síntomas propios del coronavirus -fiebre, tos y sensación de falta de aire (disnea)-.

Y, este martes por la noche, la médica que trataba a todos sus pacientes con "paciencia, cariño y delicadeza", murió en su domicilio, donde se encontraba confinada. La Junta de Castilla y León ha confirmado este miércoles que la muerte de Isabel fue consecuencia del Covid-19.

Las urgencias del Centro de Salud del municipio La Fuente de San Esteban, donde trabajaba Isabel.

Las urgencias del Centro de Salud del municipio La Fuente de San Esteban, donde trabajaba Isabel. E.E.

Una de las personas que más ha sentido su pérdida fue su amigo Baltasar Rodríguez Moro, portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de ese municipio salmantino. Rodríguez cuenta a EL ESPAÑOL que Isabel era una persona "amable, bondadosa y muy risueña". Pero también tenía su carácter. No tenía pelos en la lengua a la hora de "reivindicar mejoras sanitarias". 

1.300 pacientes a su cargo

Isabel tenía a su cargo la ingente cantidad de 1.300 pacientes entre los habitantes de la localidad y dos residencias de ancianos próximas. Concretamente, había aproximadamente 1.100 tarjetas sanitarias adscritas al centro de salud de La Fuente de San Esteban, en el que Isabel era la única médica que estaba a su cargo. Le ayudaban en la labor sanitaria, según fuentes conocedoras del funcionamiento de este centro, una enfermera y una administrativa. Y, cada uno de los centros de mayores, rondaba los 100 residentes. "Pero este número aumentaba en verano porque vienen muchos visitantes al pueblo", puntualiza el amigo de Isabel, Baltasar Rodríguez

Un hecho que se tradujo en la demanda no satisfecha de los procuradores socialistas de Salamanca a las Cortes de Castilla y León. Los cinco parlamentarios solicitaban un segundo facultativo para atender a "La demarcación número 5" -equivalente al municipio de La Fuente de San Esteban- para aliviar a Isabel de la gran cantidad de trabajo que tenía. Pese a ello, la médica de familia "siempre atendía a todo el mundo como merecía", asegura Rodríguez, quien también ha destacado el "espíritu reivindicativo" de esta doctora.

El Centro de Salud donde trabaja Isabel, en La Fuente de San Esteban.

El Centro de Salud donde trabaja Isabel, en La Fuente de San Esteban.

"Nos pedía insistentemente elevar la calidad del centro de salud y me decía 'no te lo digo egoístamente para beneficio de los profesionales, sino por el bienestar de los pacientes'", cuenta Rodríguez, también líder de la oposición en La Fuente de San Esteban. Una demanda que en estos días de estado de alarma, la hace todo el personal sanitario de España, que pide más medios materiales y personales para poder hacer frente a la crisis provocada por la expansión del Covid-19.

Pero la calidad profesional de Isabel no terminaba con sus reivindicaciones. Su labor como médica trascendía el centro de salud de La Fuente de San Esteban, donde tenía su consultorio. "Era una mujer muy dedicada en su trabajo y buenísima persona. De hecho, si un paciente no podía acudir al centro de salud porque tenía dificultades de movilidad o algún otro problema, era ella quien acudía a la casa del paciente a atenderlo", explica la panadera del pueblo a este periódico. 

Su muerte, por coronavirus

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha confirmado el positivo por Covid-19 de Isabel. Y, según ha apuntado el diario La Gaceta de Salamanca, otros trabajadores del centro de salud de La Fuente de San Esteban están contagiados por coronavirus.

El fallecimiento de la médico de familia Isabel Muñoz se trata de la primera muerte por Covid-19 de un miembro del cuerpo sanitario en la comunidad de Castilla y León y la segunda de España, tras el fallecimiento de una enfermera de 52 años en el País Vasco.

El Gobierno de Castilla y León ha lamentado en un comunicado el fallecimiento de la profesional sanitaria y ha expresado su "más sentido pésame" a la familia, amigos y compañeros de la mujer.

Información sobre el coronavirus: